¿Cómo contratar a un escritor fantasma?

por Tregolam en Artículos Literarios
escritores por encargo escritores por encargo

¿Cuál es el proceso para contactar con un ghostwriter?

Los escritores fantasma, por encargo, ghostwriters o, hablando coloquialmente, negros siempre han permanecido en la sombra, recluidos en algún bar clandestino de la ciudad editorial. Sin embargo, en los últimos años, el auge de los contenidos digitales y el aumento progresivo de plataformas en las que cualquiera puede convertirse en escritor han abierto a esta peculiar labor una ventana con vistas a un patio luminoso. Al fin y al cabo, los ghostwriters no dejan de ser meros escritores, personas que simplemente atienden a la demanda y las necesidades del mercado. Desde particulares hasta empresas, famosos y no famosos… Cualquiera que lo desee puede contratar a un escritor fantasma con relativa facilidad para publicar un libro.

¿Por qué hablamos de facilidad relativa? En primer lugar, porque el debate entre si el trabajo de un escritor fantasma es ético o no sigue dando coletazos, a pesar de que, como decimos, estos escritores (nunca autores) gozan de una mayor visibilidad en la actualidad. Y en segundo lugar, porque todo contrato conlleva cierto riesgo, más aún en casos delicados como este, en los que el contratante está “usurpando” una idea, es decir, la novela, el relato o el artículo x que ha realizado otra persona.

Definición de escritor fantasma

En el artículo “El escritor fantasma: el lado oculto de la literatura”, ya hablamos sobre quiénes son estos profesionales y cuándo es habitual contratar sus servicios:

Se considera escritor fantasma –ghostwriter en inglés– a todo aquel profesional de la escritura contratado por un autor o una empresa para elaborar un texto de cualquier temática y estructura sin recibir reconocimiento público por ello. Entre sus trabajos más populares se encuentran las novelas y las autobiografías, pero también realizan cuentos o artículos. Por regla general, permanecen en el anonimato absoluto. A lo sumo, pueden aparecer en calidad de colaborador.

Por lo tanto, a ojos de terceros serán totalmente invisibles, mientras que tú gozarás del reconocimiento y beneficio económico que su trabajo pueda aportarte. La picaresca siempre es interesante, ¿verdad? Bromas aparte, una vez decidas ponerte en contacto con un escritor fantasma, no deberías preocuparte por más aspectos que el estrictamente profesional. Cada cual tiene un motivo para contratar este servicio, así que continuemos libres de prejuicios. De hecho, puede que te sorprenda, pero es habitual que las agencias de comunicación paguen a personas externas por la redacción de artículos. De otra forma, resultaría imposible mantener su ritmo y calidad de publicaciones.

 

Las fases para contratar a un escritor fantasma o ghostwriter

Si estás demasiado ocupado, no estás muy seguro con tu proyecto o andas escaso de ideas, acudir a un ghostwiter es uno de los caminos que puedes tomar. A continuación, vamos a explicarte los pasos que debes seguir.

 

1. ¿Freelance, autónomo u entidad privada?

Lo primero que debes hacer es dirigirte a Google (gran amigo) y apuntar aquellos fantasmitas que capten tu atención. Fíjate en cómo están posicionados, en las tasas y en el nivel de profesionalidad que te transmitan. Los escritores fantasma freelance o autónomos resultan más baratos, pero llevan asociado un grado de riesgo mayor en lo que a fiabilidad y calidad se refiere. Si tu bolsillo impera y te da miedo equivocarte, como es normal, tienes una alternativa: anuncia que necesitas el servicio de un profesional. Igual que si se tratase de una oferta de trabajo en la que tú eres la empresa, los escritores autónomos y freelance se pondrán en contacto contigo. Así, el proceso de selección de te resultará más cómodo y sencillo. Echa un ojo a páginas como UpWork o Freelancer.

Otra opción para ahorrar costes sería acudir a escritores de empresas extranjeras, pero deberías meditarlo e informarte bien antes de dar el paso. Dicen que “lo barato, sale caro”.

Los colectivos o entidades, en cambio, proporcionan más seguridad. Son como pequeñas agencias con tasas fijas que trabajan de manera organizada y con resultados profesionales. Es decir, no solo te escribirán el proyecto, sino que también lo editarán.

Sobre los costes, para que te hagas una idea, escribir en la sombra una novela de 200 páginas costaría entre 2000 y 5000 euros. Depende de si hay que hacer todo el libro, solo una parte, una corrección de estilo, etc.

 

2. Pide una muestra de su trabajo y habla con el ghostwriter.

No hay mejor forma para comprobar la profesionalidad de un escritor que ver de primera mano su trabajo. No tengas vergüenza ni miedo a que se pueda ofender. Solo estás asegurándote de que tu nombre no va a ensuciarse y que tu dinero no va a tirarse por el WC.

Aquel que contrates debe transmitirte seguridad y confianza. Si surgiera cualquier tipo de problema a posteriori, ¿quién será el responsable? El nombre que figura es el tuyo y tendrás que dar la cara. No es un juego de niños en el que puedas cargar el error a otro. Él tendrá parte de la culpa, pero el responsable final eres tú.

No encargues el trabajo y luego te limpies las manos. De la misma forma que te interesas, por ejemplo, en cada paso de la publicación de tu libro, sé parte activa del proyecto. Aunque contrates al mismísimo Premio Nobel, lo ideal es organizar reuniones para guiarle y esbozar el contenido con él. Coméntale cuál es el estilo que te gustaría seguir, las ideas que tienes, el mensaje que quieres transmitir… En resumen, dale unas pautas en las que basarse. Si no lo haces, no solo no estarás contento con el resultado, sino que podrías caminar sobre arenas movedizas. ¿Qué pasaría si el escritor fantasma entra en temas que tú no controlas y, además, son un tanto escabrosos? ¿Y si se desvía por caminos que no has planeado? Repetimos: es tu prestigio el que está en juego, no el suyo.

Además, es importante que concretéis una fecha límite, un plazo máximo de entrega del trabajo. Más o menos, siguiendo con el ejemplo de la novela de 200 páginas, estaríamos hablando entre 3 a 6 meses.

 

3. Hora del acuerdo legal.

Estás contratando a una persona, haciendo tuyo su talento, invirtiendo dinero, exponiendo tu prestigio… Todo ello de forma oculta, sin más garantías que la confianza en su profesionalidad. Ha llegado el momento de formalizar el acuerdo mediante un contrato, ¿no crees? Revisa bien las condiciones y no firmes nada que te despierte inquietud. Asegúrate de que las cláusulas sean claras y no queda ningún hilo suelto. Algunos de los requisitos indispensables son:

  • Cláusula de confidencialidad.
  • Cesión de derechos.
  • Compromiso del escritor por encargo a escribir el libro siguiendo las indicaciones del cliente.
  • Garantía de que el contenido es creación original.

Si los términos del acuerdo son insuficientes o confusos, podrías estar expuesto a una acusación por plagio o por atentar contra la dignidad, por ejemplo. Se supone que estás contratando a un verdadero profesional, pero siempre queda un porcentaje de inseguridad. Aunque sí son sonados muchos casos en los que se ha descubierto que un famoso ha contratado a un negro, no es habitual que trascienda al ámbito judicial. No obstante, esto no significa que no suceda. Recuerda que, al final, la responsabilidad recae en ti y a tu nombre irán dirigidos los posibles cargos en primera instancia.

 

4. No realices el pago de una sola vez.

Cuando contrates un servicio, bien a un desconocido o bien a alguien de confianza, no pagues todo el importe de una sola vez y, mucho menos, al inicio. Resulta hasta ilógico pagar por un trabajo que aún no se ha realizado, ¿no crees? Lo más aconsejable es hacer un primer pago como garantía para que el escritor fantasma comience su labor. El importe de las tasas restante puedes pagarlo a plazos o al final, a proyecto acabado, según acordéis. También puedes hacerlo vía escrow o fideicomiso.

 

5. Lee su propuesta y cambia lo que consideres oportuno.

Cuando el escritor fantasma te entregue el texto acabado, tu deber es hacer una lectura en profundidad del mismo. Revísalo sin prisa, comprueba que no haya errores y dile sin tapujos aquello que pienses que puede mejorar. Este plazo de cambios también es un momento perfecto para añadir algunas pinceladas y detalles tuyos, y que de verdad parezca que lo has escrito. Después, reenvíale el texto para que introduzca los cambios o reestructure las partes que sean necesarias.

Y ya sabes: no dejes que incluya cosas que nada tienen que ver contigo ni con tus intenciones. ¿Te gustaría quedar como un escritor homófobo, misógino o transmitir una ideología contraria? Seguro que no.

 

6. Completa el pago.

Ahora que el trabajo se ha completado y has quedado satisfecho, ya puedes pagar al escritor fantasma el último plazo o emitir el dinero que has dejado en escrow si fuera el caso.

 

Algunos consejos si vas a contratar a un escritor fantasma

Como ya hemos mencionado anteriormente, contratar a un escritor fantasma o ghostwriter no se diferencia de otros servicios editoriales. Eso sí, tienes que extremar la precaución para evitar polémicas o problemas futuros. Recuerda, lo más importante es:

  • Establecer una cláusula antiplagio en el contrato como garantía de que el contenido es 100% suyo/tuyo, original.
  • No olvidar por nada del mundo el contrato de confidencialidad.
  • Realizar reuniones, aunque sea por mail, en las que quede claro tu estilo, lo que te gustaría comunicar y cómo, detalles de las tramas y de los personajes, tus matices…
  • Supervisar el trabajo del escritor fantasma, confíes ciegamente o no en él.
  • Pagar a plazos o, por lo menos, no todo al principio. El primer pago tiene que ser por adelantado.
  • Concretar una fecha límite de entrega y un plazo para hacer cambios.

 

Hasta aquí los principales pasos para contratar a un escritor fantasma. Recuerda que un trabajo saldrá bien si das con los profesionales adecuados. Por ello, no debe importarte invertir más o menos tiempo en realizar la búsqueda, sino sentir que de verdad puedes confiar en ese escritor. Él te ayudará a crear o completar tu obra al tiempo que tú le das pautas sobre cómo hacerlo. Deja los prejuicios a un lado y trabajad mano a mano. El nombre que figurará y que saldrá a la luz será el tuyo, así que involúcrate en el proyecto para sentir que ese libro o ese texto realmente tiene algo de ti.

Tags

Compartir

Tregolam
Sobre
Tregolam

Agregador de #Concursos Literarios y Becas, #ServiciosEditoriales, #Noticias, #Entrevistas, #Literatura

Comentarios (4)

  • Javier says:

    Está muy bien el artículo…. aunque (dada la dificultad para llegar a algún sitio en este mundillo de la literatura, donde muy pocos apuestan por autores desconocidos) a continuación no vendría mal otro artículo que explicara los pasos sobre “Cómo convertirse en un escritor fantasma”… jajaja.

    • Tregolam says:

      jajajajaja! Buen punto ese, Javier. ¡Gracias por tu comentario!

      • Anabel says:

        Comparto con Javier la utilidad del artìculo. Por cierto son pocos los espacios para quién escribe y por lo que acabo de vivir con una convocatoria, no todo se maneja de manera limpia y con el debido respeto por la obra.
        Sugiero que se revisen aùn màs los concursos que se publicitan. Repito, tuve una experiencia espantosa con los responsables de la publicaciòn de Literatos Universales de Colombia.. Què no le pase a nadie que legitimen el destrozo de un escrito con argumentaciones livianas como adaptarla para su estètica. ( ese fue el argumento dado).
        Muchas gracias!

        • Tregolam says:

          Hola Anabel
          Gracias por tus palabras y por las sugerencias. Ya hemos filtrado mucho más los concursos que, por ejemplo, los años anteriores a partir del nuevo diseño de la web, pero evidentemente nos queda mucho trabajo por delante para garantizar la máxima calidad de los concursos literarios que se publican en Tregolam.
          Saludos

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies