El escritor fantasma: la cara oculta de la literatura

por Tregolam en Artículos Literarios
Los escritores fantasmas o ‘negros’ literarios Los escritores fantasmas o ‘negros’ literarios

El escritor fantasma o ghostwriting

Cada dos por tres, vemos en la televisión que tal o cual personalidad está posando alegremente en un photocall con su nuevo libro publicado. Además de presumir de publicar un libro, nos dicen que ese manuscrito es una autobiografía interesantísima o una novela debut que va a superar cualquier expectativa. Parece como si escribir un libro fuese una labor tan simple que hasta la vecina del quinto nos presentará algún día la biografía de su gato. Pero miremos más cerca: detrás de esa celebridad, de esa marca, seguramente haya un escritor fantasma.

 

¿Qué es un escritor fantasma o ghostwriting?

Se considera escritor fantasmaghostwriter en inglés– a todo aquel profesional de la escritura contratado por un autor o una empresa para elaborar un texto de cualquier temática y estructura sin recibir reconocimiento público por ello. También son conocidos como negros literarios, término coloquial usado con mayor frecuencia. Entre sus trabajos más populares se encuentran las novelas y las autobiografías, pero también realizan cuentos o artículos. Existen casos en los que un escritor fantasma finalmente ha conseguido salir de la sombra, como el Premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa. Aunque, por regla general, permanecen en el anonimato absoluto. A lo sumo, pueden aparecer en calidad de colaborador.

 

¿Cuándo se contrata a un escritor fantasma?

No siempre sus niveles de participación son iguales. Si bien los autores pueden encargarles la completa realización de una obra, en otras ocasiones, su tarea se limita a reescribir partes o a continuar con la historia original por razones diversas –por ejemplo, que una novela esté inacabada–. En España, algunos de los casos más llamativos de escritores fantasma los encontramos en torno a Sánchez Dragó y Ana Rosa Quintana. El novelista confesó abiertamente en el previo a una entrevista con Ana Botella que le habían escrito su libro Libertad, fraternidad, desigualdad. Derechazos. Por su parte, la periodista se vio obligada a reconocer la “aportación de un colaborador” en su obra Sabor a hiel, pues esta incluía también partes de novelas de otros autores.

Y aún más: si viajamos en la historia, Alejandro Dumas contó con decenas de negros que le ayudaban a mantener el ritmo de sus publicaciones. Incluso el director Roman Polanski se ha encargado de transportarla al séptimo arte con su película The Ghost Writer (2010). En ella, un escritor por encargo debe elaborar las memorias del ex Primer Ministro británico Adam Lang. Mientras realiza dicha labor, se verá envuelto en una compleja trama de conspiraciones y traiciones políticas.

La lista de personalidades y empresas que contratan a estos profesionales clandestinos es interminable. Escritores, periodistas, políticos, famosos y famosillos, deportistas… Todos buscan compensar su falta de habilidad literaria o de tiempo contratando a alguien que embellezca sus memorias o sus historias. Esto siempre –o casi siempre– en los límites de la legalidad mediante un contrato claro en el que, por supuesto, se garantiza la confidencialidad.

 

¿Cómo encargar un libro a un escritor profesional?

A pesar de lo que pueda parecer dado el tabú en torno a este tipo de escritores, el procedimiento para solicitar su servicio es sencillo:

  • Lo primero que debes hacer es ponerte en contacto con un escritor profesional. Ten en cuenta que la elección de un profesional de confianza será la clave para evitar problemas en el futuro.
  • Lo siguiente será manterner una serie de reuniones con el fin de organizar la idea de tu proyecto. Cabe destacar aquí la capacidad camaleónica de los escritores fantasma. Son hábiles interpretando lo que quiere el autor, se adaptan a su estilo y conocen los géneros.
  • Después, se firmará un contrato específico.
  • El siguiente paso será entregar los apuntes o el guion con la idea general, los capítulos, los personajes, etc. Lo ideal es no dejar todo en manos del escritor, sino establecer previamente la forma y el contenido, los temas y elementos relevantes.
  • Finalmente, se realizarán controles por capítulo o fragmentos para controlar que la historia va bien encaminada. Así el autor puede incluir aportaciones y revisar el texto. Es importante conocer qué se va a publicar en nuestro nombre.

 

Hasta aquí la definición y los aspectos más relevantes de un escritor fantasma. Si su contratación por parte de los autores puede interpretarse como una estafa o algo completamente inmoral… Todo depende del prisma a través del que se mire.

Tags

Compartir

Tregolam
Sobre
Tregolam

Empresa de Servicios Editoriales. Agregador de #Concursos Literarios y Becas, #ServiciosEditoriales, #Noticias, #Entrevistas, #Literatura

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies