Decálogo para escritores noveles

por Tregolam en Artículos Literarios
decalogo para escritores noveles decalogo para escritores noveles

Escribir un libro y digo más: publicar un libro es una tarea compuesta de muchas pequeñas fases. El secreto, si cabe, es que se respete el tiempo y la función de cada fases. Apurar la tarta en el horno solo trae como resultado una masa fallida que nadie querrá comer.

En ese sentido, la idea central de este decálogo para escritores noveles es la de construir una guía para que cada escritor pueda seguir como quiera (o pueda) pero que sea capaz de construir un marco donde movernos. Ya sabes: escribir es un acto creativo y por tanto caótico, sin embargo nuestros lectores debe poder percibir ese caos creativo como un todo ordenado y coherente.

Dicho esto, aquí está el decálogo para escritores noveles:

 

1. Personajes de una novela

Tu novela debe tener unos personajes bien definidos y con entidad, un argumento sólido, lenguaje apropiado, coherencia, y un ritmo constante. Si no cumple con estas cinco premisas, deberás mejorarlo puesto que el lector ya no tolera personajes planos. La falta de «dimensión» en tus personajes es una de las primeras razones por las cuales un lector abandona una novela. Ten en cuenta lo siguiente: además de la historia, el lector debe (y suele hacerlo) sentirse atraído o identificado por los personajes que habitan en una historia.

 

2. Crítica y autocrítica a la hora de escribir

Es importante la autocrítica para detectar errores o incoherencias y poder reescribir o corregir tú mismo tu manuscrito. Es bueno tener como mínimo conocimientos de creación literaria o de teoría de la literatura y haber leído lo suficiente para desarrollar un buen criterio. Por ello, parte de a base de participar en cursos de escritura creativa, foros o club de lectura, es impresionante lo que se aprende y la autopercepción que lograremos de nosotros mismos. Te recomiendo que leas este artículo donde habla un poco del tema: Cinco consejos para convertirte en escritor.

Por otro lado, está el tema de cómo encajar las críticas que te hagan. En este caso, lo más importante es que seas criteriosa/o a la hora de entregar tu manuscrito a un amigo o familiar. Lo peor que puede pasar es que te elogie gente sin criterios estéticos o literarios. Por ello lo mejor es buscar la persona indicada o contratar un servicio de informe literario profesional.

Por otro lado, puedes leer este excelente artículo de qué hacer cuando las críticas, por el contrario, no son buenas: ¿Cómo encajar las críticas hacia tu libro?

 

3. Corrección ortográfica

Es aconsejable que tu manuscrito tenga una corrección ortotipográfica, por un profesional antes de que lo envíes a una editorial; es fundamental que se ajuste a un formato y que haya las menores erratas posibles para no distraer al lector editorial de lo principal: la calidad de la narración.

Hay algunos falsos mitos al respecto del tema de la corrección ortográfica y las faltas ortográficas y es la de creer que si el contenido es bueno, todo lo demás no importa: ¡PRIMER ERROR!. El contenido, es decir: la historia es tan importante como las formas, van de la mano. Una novela con errores de ortografía será muy difícil de evaluar o analizar porque los errores suelen gobernar pos sobre cualquier cosa. Funcionan como una suerte de manchas rojas o negras sobre el texto que no te permiten ver bien lo que está escrito. Si la cabeza del lector se dispara pensando en el error de ortografía que acaba de ver, será difícil que recupere la atención.

Otro mito es el de pensar que tú, como escritor, no cometes errores de ortografía: ¡SEGUNDO ERROR! Cometerás miles de errores porque así funciona la creación literaria- Aunque lo leas, un autor es incapaz de encontrar todos los errores de un texto.

 

4. Informe literario

Puedes comprobar la calidad de tu manuscrito si contratas a un lector editorial independiente (para que valore la calidad literaria del mismo) para que realice un informe de lectura, así podrás tener un punto de vista imparcial de tu obra y sabrás si es publicable. Esta es una de las labores fundamentales junto con la corrección profesional. La clave es encontrar un buen profesional o editor a quien encargar el Informe Literario, puestoq ue suele haber muy malos.

Por otro lado, hay que distinguir entre Informes de Lectura y Análisis literarios profesionales, el primero suele ser un simple repaso de tu obra para entregar a editoriales o agentes literarios y el segundo un análisis profundo y completo con el fin de entregarle al autor herramientas para mejorar su obra. ese es el que te interesa a ti.

 

5. Formarte en el mundo literario

Sería interesante que conocieras en qué consiste la edición de un libro, qué hace un lector editorial, un corrector o un editor. Asesórate.

Hay mucho mitos y fantasías sobre la publicación de un libro. Hay autores que por el solo hecho de haber escrito un libro se sienten con derecho de ser publicado. Nada más lejos. El mundo editorial es una industria, y como tal tiene sus clarososcuros y funciona por intereses comerciales claros. Como en cualquier sector, te costará mucho dar con un editor tradicional y la opción de autopublicar debe ser contemplada siempre y cuando lo hagas a través de una editorial de coedición profesional y responsable. Eso se subir un «papel» a las plataformas de autopublicación ya no sirve para nada.

Al respecto, hemos encontrado algunos buenos artículos en internet que te recomendamos leer para formarte un poco más sobre el mundo editorial:

 

6. Preséntate a premios literarios

Una vez superadas las anteriores etapas, la idea de presentarte a concursos literarios de España o América Latina es una buena idea para medir un poco el nivel en que te encuentras.

Sin embargo, como todo, debes ser cuidadoso y entender que los premios literarios muchas veces se rigen por azar o conveniencia, no ganar un premio literario no significa nada en realidad. Aquí te dejamos algunos consejos para participar en concursos literario:

 

7. Acepta los consejos de los profesionales con respecto a tu obra

Más claro agua: no discutas a los profesionales. Si recibes un informe de lectura negativo es posible que tu manuscrito no tenga la calidad suficiente. Para solucionar eso deberías buscar asesoramiento y formarte para adquirir la destreza suficiente y realizar una obra de mayor calidad.

 

8. A la hora de publicar tu novela

Una vez que sabes que tu manuscrito es susceptible de ser publicado, haz una relación de editoriales en las que crees que podría encajar. Los grandes sellos rara vez publican un libro de autores desconocidos, pero hay editoriales más pequeñas que cuentan con colecciones de mucha calidad y aceptan manuscritos de autores noveles. Aquí te dejamos un listado de editoriales que, al día de hoy, están recibiendo manuscritos:

 

9. Persevera y triunfarás

Insiste. Si tu obra es de calidad (te has cerciorado de ello porque tienes un informe que así lo demuestra) sigue enviándola a editoriales. Si has obtenido respuestas negativas puedes buscar un asesor editorial, un agente literario o esperar un tiempo y volverlo a intentar.

 

10. Escribir no significa publicar

A pesar de todo, es posible que no consigas publicar un libro. En ese caso vuelve a empezar: lee mucho y escribe mucho.

 

Tags

Compartir

Tregolam
Sobre
Tregolam

Tregolam, el país de los escritores. Agregador de #ConcursosLiterarios, #Becas, #Información, #Noticias, #Entrevistas, #Literatura

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies