Bases de los concursos literarios ¿A qué debemos prestar atención?

por Tregolam en Artículos Literarios
Qué implica la aceptación de las bases de un concurso Qué implica la aceptación de las bases de un concurso

¿Qué implica la aceptación de las bases de un concurso?

Al presentar nuestro manuscrito en un concurso literario, rebosamos esperanza e ilusión. Y si encima resultamos ganadores o finalistas, nos sentimos tremendamente satisfechos, pues es un reconocimiento a nuestro esfuerzo y nuestro talento. Sin embargo, participar en estos concursos va más allá, mucho más, de enviar el PDF y esperar el fallo del jurado. Antes de pulsar “Enviar”, hay que tener muy claro qué implica dicha participación, qué derechos estás cediendo y qué consecuencias podría haber en el futuro. Sí, lo sabemos: leer las bases de los concursos es una verdadera lata. Pero no dedicarle un tiempo está considerado pecado capital. Por ello, en este artículo, te vamos a explicar los puntos esenciales de las bases de concursos literarios a los que debes prestar especial atención.

Antes de empezar a analizar las bases, hay que dejar claro que no todos los concursos literarios son iguales. Existen aquellos organizados por pequeñas editoriales, otros convocados por asociaciones o ayuntamientos, o los creados por grandes sellos editoriales. Dependiendo de cada uno, las condiciones de participación pueden variar.

Ahora bien, al margen de que se hagan por tal o cual causa social o cultural, todas las entidades tienen los mismos objetivos. Entre ellos: promocionar su marca, encontrar nuevos nombres para ampliar catálogo o conseguir clientes. Puede darse el caso de que, a pesar de no resultar ganadora una obra, su autor contrate los servicios de la editorial para que publiquen su obra. Estos casos se dan especialmente en las editoriales de coedición de las que os hablábamos hace unos días.

 

¿En qué fijarnos cuando leemos las bases de los concursos?

Lo más importante: participar en un concurso es como firmar un contrato. Ambas partes se comprometen y deben cumplir con sus derechos y obligaciones. Es decir, cuando te apuntas a un concurso literario, te apuntas con todas las de la ley. En el mismo momento en el que mandas tu obra, estás aceptando las bases. Ya no podrás reclamar, salvo excepciones (por ejemplo, ambigüedad en alguna cláusula).

1) Tema de la obra

Los concursos literarios pueden tener o no un tema prefijado. A cada escritor puede resultarle más interesante una opción u otra: contar con unos límites y acotar la tarea, o tener la total libertad para elegir lo que quiere contar. En el primer caso, deberás ceñirte al tema establecido sin dudar.

2) Fecha de entrega

Tómate las fechas de entrega como el cumpleaños de tu madre, hermano, pareja… Ese día es sagrado. Aunque sea verdad que se ha ido la luz justo cuando ibas a enviar el documento o que no se guardaron los cambios y tuviste que reescribir casi todo, no valen disculpas. Evita que por unos minutos o cualquier tontería tu obra quede fuera. Sé precavido, no esperes a última hora. Ponte tú mismo una fecha límite, por ejemplo, dos o tres días antes de la marcada por el organizador.

3) Premio

Nadie se hace rico con los premios de los concursos, es la cruda realidad. Están bien como ayuda y reconocimiento, quizá hasta te sirvan para organizar algún tipo de promoción por tu parte. Pero debes saber que muchas veces el dinero del premio sirve –en parte o en su totalidad– para comprarte los derechos de autor. Las bases deberían especificar esto siempre, bien en el apartado de “Premio” o en otro. Ejemplo: «el importe del premio es de 8.000 € en concepto de anticipo del 10 % de derechos de autor».

En este punto, debemos aclarar qué son los derechos de autor y qué estás cediendo exactamente.

3.1. Los derechos de autor son inherentes a cualquier artista solo por el hecho de haber creado una obra. Se dividen en derechos morales (irrenunciables, solo tuyos) y los patrimoniales o de explotación (se pueden ceder a terceros). Es decir, cuando recibes el premio de un concurso, no estás ganando unos eurillos para tu bolsillo, sino que básicamente te están pagando a cambio de poder usar tu obra para su reproducción, distribución, adaptación, traducción…

3.2. Tiempo de la cesión de derechos. Algunas bases detallan el período durante el cual estás cediendo los derechos para la explotación de tu obra. Pero ¿y si incluyen una frase del tipo “por todo el período de vigencia de los derechos de Propiedad Intelectual“? ¿De cuánto tiempo estamos hablando? De 15 años, ese es el tiempo máximo determinado por la Ley de Propiedad Intelectual.

4) Obra original vs. obra inédita

Una obra original es aquella que nace del imaginario del autor, un escrito único recién salido de su pluma y letra. No se considera original una copia, una reescritura o una obra de dominio público (de autores fallecidos).

Una obra inédita, en cambio, simplemente hace referencia a un texto no publicado. Esto incluye tanto la publicación por una editorial como la autopublicación. Lo mismo sucede si aplicamos el adjetivo “inédito” al autor: significa que este no debe tener ninguna obra publicada en su haber. Este requisito suele aparecer en las bases cuando el organizador tiene intención de representar al autor.

5) Representación y agencia.

Este punto está conectado con lo que acabamos de explicar sobre los autores sin obras publicadas con anterioridad. Si consigues alzarte como ganador del concurso literario, un agente literario o una agencia se encargarán de representarte durante el tiempo estimado.

Los agentes literarios funcionan como un puente entre los escritores y las editoriales. Realizan un filtro de obras, se aseguran de que se ajusten al catálogo y proceden a la divulgación de las mismas. Su principal misión debe ser la defensa de los intereses del escritor, de sus derechos, y la asesoría en cada fase del proyecto.

6) ¿Participación o premiación?

La cláusula sobre participación/premiación en otros concursos puede hacer referencia a dos cosas. Por un lado, puede que se excluya la participación de una obra que ya haya sido premiada en otro concurso. Por otro lado, hay concursos que excluyen manuscritos solo por el hecho de haber participado en otros certámenes, independientemente de que haya resultado ganador o no.

De igual modo, si aparece una frase del tipo “los participantes aceptan…”, recuerda que el requisito debéis cumplirlo todos, no únicamente el ganador.

  • Si piensas que, una vez finalizado el concurso, se hace borrón y cuenta nueva… sentimos decirte que quizá no puedas volver a usar tu manuscrito en otro concurso.
  • A veces, inconscientemente se piensa que las bases solo afectarán a la obra ganadora, pero cada participante queda atado a ellas.

7) Formatos y soportes.

Si cedes los derechos de edición sobre tu obra “en cualquier formato o soporte y canal conocido”, esto quiere decir que será editada en la forma que la organización o editorial crean oportuna.

  • Papel: tapa dura, paperback (de bolsillo), para venta en quiosco, alguna edición especial…
  • Digital: eBook, libros interactivos, audiolibros, aplicaciones…
  • Audiovisual: radio, televisión, cine.

Esta cláusula está profundamente unida a la cesión de los derechos derivados, es decir, aceptar que tu obra sea transformada, traducida o adaptada.

8) Ámbito geográfico y lingüístico.

Fíjate bien en las especificaciones por país y residencia. Muchos concursos no ponen ningún tipo de cerco y cualquier persona puede participar, aunque esté en el punto geográfico contrario a la ubicación del organizador. En cambio, otros concursos permiten solo la participación de los residentes en el país o de los autores que posean la nacionalidad en cuestión.

Y lo mismo sucede con el idioma. Un concurso organizado en España para todo el mundo seguramente solicite las obras en un único idioma, en castellano.

9) Marketing y promoción.

Como una estrella de cine, si las bases dictan “el autor se comprometerá activa y personalmente en la promoción de la obra ganadora que la Editorial estime necesaria”, prepara tus mejores galas para estar a la hora y lugar solicitados por la editorial. Deberás participar en las acciones de marketing que haya organizadas.

10) Explotación de obras no premiadas.

Puede que la editorial especifique en las bases que se reserva “el derecho de obtener la cesión para la explotación en cualquier modalidad de las obras que, presentadas al Premio y no habiendo sido galardonadas, pudieran interesarle”. En este caso, si contactan contigo mostrando interés en tu obra, tendrás que cumplir con tu obligación –pues has aceptado las bases– y ceder los derechos de explotación.

Entonces, ¿debería presentar mi obra?

Tanto para saber a qué quedas expuesto como a lo que puedes esperar, ten muy en cuenta el tipo de concurso al que te presentas y su magnitud. No dejes que te ciegue tal o cual sello. Cuanto más alto se apunta, más complicaciones surgen y la caída puede ser más dura. Tú debes dominar el concurso y no dejar que el concurso te domine a ti. Busca aquel en el que realmente te apetezca participar y, en cualquier caso, que no te echen para atrás las bases. Ahora ya tienes en tu mano toda la información que necesitabas, así que lee con atención y ¡lánzate! Los concursos son una excelente vía para comenzar en este mundillo y darte visibilidad, que es de lo que se trata.

Y, por si aún no tienes mucha experiencia en concursos literarios y quieres una ayuda extra, te dejamos otro artículo que puede resultarte interesante. Pincha aquí y conoce los secretos que esconden los concursos literarios y algunos consejos para presentar tu obra.

 

 

También puedes leer: Concursos literarios: 8 secretos que deberías conocer

 

Tags

Compartir

Tregolam
Sobre
Tregolam

Empresa de Servicios Editoriales. Agregador de #Concursos Literarios y Becas, #ServiciosEditoriales, #Noticias, #Entrevistas, #Literatura

Comentario

  • ROBERTO DUNCAN V-R says:

    Juzgo muy interesante el conocer los alcances de las bases incluidas en los concursos e imprescindible conocerlas, para estar preparado ante esas atingencias.

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies