Cómo enviar una carta de presentación a una editorial

por Tregolam en Artículos Literarios, Tregolam
Carta de presnetación editorial Carta de presnetación editorial

Has terminado tu libro y ahora es cuando te planteas de verdad qué hacer con él. Lo que te gustaría es poder llegar a los lectores y que se distribuyera, así que piensas en una editorial que te ayude a conseguirlo. Una buena carta de presentación a una editorial será clave en este proceso.

Antes de enviar tu obra acabada, necesitas preparar previamente dos herramientas importantísimas: la carta de presentación (será la primera información que llegará a un profesional del sector) y la propuesta editorial.

En este sentido, en muchas ocasiones sucede que pensamos solo en la segunda y nos olvidamos de la primera. Esto ocurre porque te ha costado tanto poner fin a tu inmenso trabajo que lo único que deseas es compartirlo. Deseas dar a conocer el fruto de todo el esfuerzo que has dedicado a escribir y es totalmente entendible.

Aún así, no puedes permitir que las prisas impidan lograr lo que te habías propuesto. Piensa, por ejemplo, en cuando te has presentado a puesto de trabajo: lo primero que has preparado es el currículum. Aunque lo primordial eres tú, la presentación que haces de ti es imprescindible.

Recuerda el trabajo previo, los días sin dormir, las motivaciones que te llevaron a escribir, las revisiones, los bloqueos, el cansancio acumulado… Verás que merece la pena seguir los pasos oportunos y dedicarle el tiempo necesario a tu carta de presentación.

 

¿Qué es una carta de presentación?

Como ya puedes inferir, la carta de presentación es el breve documento que va a permitirte un primer contacto con un editor. Es decir, el contenido principal que va a figurar de forma visible en el correo electrónico que envíes.

En consecuencia, en ella debe constar: un resumen de lo que eres como escritor, como autor; tus datos de contacto y los detalles principales que definan tu obra. Los datos podrían ser:

  • Nombre y apellidos
  • E-mail y teléfono
  • Si las tienes, redes sociales: hoy en día tienen mucho peso en la futura difusión de tu libro.
  • Nuestra presentación
  • Adjunto de propuesta editorial. Es acertado que la introduzcas mencionando aspectos que ayuden a filtrarla. Por ejemplo: a qué público crees que está dirigida, a qué genero literario se adscribe o por qué puede tener un hueco en el mercado editorial, entre otros.

Aunque elaborar una carta de presentación a una editorial no parece demasiado complicado, realmente sí que lo es. ¿Por qué? Porque tenemos que buscar la extensión idónea y las palabras precisas para que lo que decimos resulte atractivo y destaque. En un pequeño espacio tienes que ser capaz de concentrar los detalles esenciales que propones y que te diferencian de los demás.

Dicho esto, aproximadamente media cara de folio, unas 300 palabras, sería la medida correcta. Si la escribes y te pasas, quizá tengas que volver a escribirla. Al mismo tiempo, es imprescindible que cuides tu ortografía y que mantegas un registro de lenguaje adecuado. Recuerda que, profesionalmente, no se destaca siendo gracioso.

 

1. La carta de presentación más la propuesta editorial

Ahora que hemos llegado hasta aquí, entenderás que una propuesta editorial no es una carta de presentación. Es más, seguramente veas más claro la relación tan estrecha que existe entre ambas.

Para dejar clara la diferencia, diremos que la propuesta editorial se centra por encima de todo en nuestra obra. Literariamente, tienes un producto y este producto es una propuesta de publicación. Detrás de ella estás tú como escritor.

De esta manera, solemos creer que es suficiente con escribir el título, alguna comparación con un escritor conocido y una sinopsis breve. No obstante, te hará falta algo más.

Estaría bien que junto la sinopsis, que no tendría que pasar de una página o página y media, añadieras un índice o una muestra de la obra. A veces, si un capítulo no tiene mucha longitud es una buena elección. Igualmente, sería oportuno destacar algunos detalles que ayudara al editor a situar la obra rápidamente y apoyen tu carta de presentación, como cualquier cuestión de marketing y mercado que consideres valioso.

Últimamente, por ejemplo, los editores ven en el informe de lectura una herramienta útil para valorar una posible publicación. Si ya tienes uno, te aconsejamos incluirlo.

 

En caso contrario, quizá te vendría bien acudir a profesionales que ofrezcan estos servicios para que te ayuden a prepararlo.

 

2. Qué no debe llevar tu carta de presentación

Hemos tratado qué pautas deben seguirse para escribir una carta de presentación editorial y por qué esta es importante. También qué diferencias existen con la propuesta editorial. Ahora bien, por si quedan algunas dudas, vamos a comentar qué tendremos que evitar.

 Si quieres conseguir el éxito, has de dejar de lado algunos aspectos. Esto es: si quieres tener opciones de publicar tu obra, no puedes caer en algunos tópicos. A veces, estos hacen que el e-mail acabe en la carpeta de “eliminados”.

La primera gran premisa es tener presente que lo que importa es el producto, la obra. Para publicar, da igual el proceso de escritura o las experiencias personales que hayas tenido y que te hayan conducido a crear. En la misma línea, dar lastima o transmitir pena tampoco es una buena opción.

Ficción o no ficción, nuestra obra es un producto de mercado e interesa su valor en sí misma. Así que, las motivaciones personales no pueden incluirse en la carta de presentación, pues solo condicionarán la lectura de aquella.

 

Otro error en el que solemos caer es pensar que el editor nos va a robar la idea de nuestro libro o se va a apropiar de su autoría para comercializar con ella.

 

Es entendible, una vez más, que te sientas así porque la obra ha salido de tu interior y la sientes parte de ti mismo.

 

3. A quién te diriges cuando mandas una carta de presentación editorial

El editor es un profesional, no alguien que busca quedarse con un trabajo ajeno. Cuando contactamos con él, queremos su confianza, pero esta tiene que ser recíproca. La relación bilateral y profesional es el camino para un buen resultado. Además, en algunos momentos buscamos que confíen en nuestra obra, pero no creemos de antemano en las intenciones de quien la está recibiendo. Un buen editor necesita tener a su disposición toda la información técnica de tu libro para poder valorar cómo trabajar: corrección, maquetación, planificación, etc.

Y, por supuesto, lo primero que tenemos que hacer antes de dirigirnos, bien a una editorial o bien a un agente literario, es acabar la obra. Estaremos perdiendo el tiempo si no cumplimos con este paso esencial desde el inicio.

Si, con todo, no recibes respuesta a tu carta de presentación ni a tu propuesta editorial, no desesperes. Suele haber mucha carga de trabajo y es complicado acceder a proceso de publicación tradicional. En cualquier caso, siempre podrás intentarlo en una editorial de coedición o autopublicar tu libro, ambas opciones también muy interesantes.

Tags

Compartir

Tregolam
Sobre
Tregolam

Empresa de Servicios Editoriales. Agregador de #Concursos Literarios y Becas, #ServiciosEditoriales, #Noticias, #Entrevistas, #Literatura

Comentarios (3)

  • sol velasquez says:

    puede ser escrito a mano o tiene que ser escrito en el computador, y finalizando el libro cual seria el proximo paso? gracias por su respuesta

  • Jaime Fuster says:

    Me parece magnifico y de gran importancia lo que apuntáis. Acabo de terminar un libro y necesitaba información

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies