¿Cómo hacer una sinopsis?

por Tregolam en Artículos Literarios
La sinopsis La sinopsis

Cuando nos disponemos a publicar un libro o a enviarlo a una editorial, uno de los mayores retos a los que nos enfrentamos es cómo escribir una sinopsis. Solemos tener una idea  equivocada sobre qué información debe llevar. En este artículo vamos a repasar y conocer cómo hacer una sinopsis de un libro.

 

¿Qué es la sinopsis?

La sinopsis es un resumen de una obra. Se centra, sobre todo, en el argumento y el tema que trata nuestro libro.

Este pequeño resumen define nuestra novela o libro y es importante porque en base a eso nos juzgará el lector. Si no conseguimos enganchar desde el primer contacto, lo tendremos crudo.

Para ayudarte, aquí te dejamos una guía sobre cómo escribir una sinopsis atractiva y los errores más frecuentes que se cometen.

 

1. ¿Cómo hacer una sinopsis de una novela?

Vamos a ponernos un poco tiquismiquis. La sinopsis no es exactamente un resumen del libro, sino una visión global del mismo. ¿Por qué diferenciar resumen de visión global?

Para dejar claro que no te debes tomar la palabra resumen de forma literal. Es decir, los lectores no quieren que les aburras con palabras que no le comunican nada. Ya lo hemos mencionado en otros artículos, pero recordemos: se trata de vender, no de condensar la historia en unas pocas líneas de manera insulsa.

 

2. Objetivos de la sinopsis argumental

Con una sinopsis, el destinatario debe ser capaz de identificar los aspectos más relevantes de la historia. Así, podrá formarse una imagen compacta de lo que va a encontrar en las páginas a través de un pequeño número de datos.

Para ello, presenta tu premisa, un gancho que capte la atención y provoque el deseo de seguir leyendo. Incluye información indispensable del tipo: ¿quién es el protagonista y cuál es su conflicto? ¿Qué trabas van a frenar y qué pasará si no las supera? Cuéntale al público el problema principal y añade detalles sobre el espacio-tiempo en el que sucede todo..

 

3. ¿Cómo escribir una sinopsis que atraiga al lector?

Una vez hayas contestado a esas cuestiones, redacta el texto con las llamadas power words. Estas palabras son las que van a dar vida a la sinopsis, las que van a mover por dentro al lector y le van a camelar. Tienes que llegar al fondo de su mente y conectar con sus emociones para llevarles justo donde quieres.

No hay una lista de power words concreta, pues estas dependen de la temática y el género de tu libro.

Por ejemplo, en el caso de una novela histórica, puedes usar “guerra”, “fuerza”, “victoria”, “tiranía”, “supervivencia”, etc. Si se trata de una historia de suspense: “frenético”, “trampa”, “juego”, “engaño”.

 

a. Extensión de una sinopsis

Seguro que has encontrado todo tipo de sinopsis. Desde un párrafo de cinco líneas hasta uno de veinte. Pero ¿cuál es la extensión más adecuada? Nuestra recomendación es que tu sinopsis esté alrededor de las 250 palabras.

Se trata de generar un pequeño texto que deje prendado al lector, como si fuera un flechazo.

b. Claves para dar con la extensión exacta

Así que sé directo y añade únicamente los datos importantes. ¿Cómo identificar estos? Muy fácil: pregúntate si se pueden omitir, si su ausencia cambia por completo el sentido del relato o si incluso lo anula. Deja tu elocuente prosa para el interior del libro y usa palabras claras y sencillas.

El objetivo es ser preciso y eficaz, no distraer al lector. Asimismo, deja a un lado detalles insignificantes de los personajes y evita incluir personajes secundarios salvo que sea indispensable.

Si por el momento únicamente vas a enviar la sinopsis a una editorial, puedes permitirte un texto más largo, de unas 400-500 palabras. Pero también tendrá que cumplir con los requisitos que estamos tratando.

c. La sinopsis debe hablar de la trama

La sinopsis solo debe incluir la trama principal, así que no te compliques la vida y deja fuera cualquier subtrama o personaje secundario, salvo que sea estrictamente necesario. Primero, consigue que los lectores quieran leer tu libro y, entonces, ellos mismos descubrirán lo demás.

Céntrate en los puntos de interés, aquellos que conforman el sentido de la historia, y descarta los detalles menores. Sabrás que has seleccionado bien cuando, al resumir la trama de tu libro, hayas marcado un orden cronológico.

Ten en cuenta que, entre los elementos de esa trama principal, tendrás que hacer alusión al desarrollo de los personajes principales. ¿Por qué? Porque así el lector o el editor tendrán una prueba de que no son planos y que les van a transmitir un abanico de sensaciones. La trama avanza y cambia de dirección, y los personajes lo hacen con ella.

Así que no debe temblarte el pulso para introducir sentimientos y comunicar cómo se sienten tus personajes.

 

4. Estilo de una sinopsis

Aunque parezca obvio, no te olvides de escribir la sinopsis en el mismo estilo y tono de tu libro. Algunas veces, tratamos la sinopsis como un texto independiente y secundario, sin darnos cuenta del error que estamos cometiendo. Esas líneas-resumen forman parte de tu novela también, la visten y la completan.

¿Qué distingue tu novela de un libro de texto? ¿Y tu novela de las millones de novelas que existen? El estilo. Y además de hacerte diferente, te pone en contacto con tu público potencial.

 

5. ¿Qué debe quedar fuera de la sinopsis?

Si te resulta difícil identificar cuáles son los elementos importantes para escribir una sinopsis, tranquilo. También vamos a dejar aquí un listado de los errores que debes evitar a toda costa. En ocasiones, saber que no hay que hacer ayuda tanto o más cuando tenemos dudas.

    • ❌ Spoilers

Nada de hacer spoilers. Si revelas más de la cuenta, le estarás restando motivación al lector y no va a comprar tu libro. Si quieres dar unas pequeñas pinceladas para generar intriga, utiliza detalles menos importantes.

    • ❌ Poner un fragmento del libro

Esto ya es el sumun de la pereza… Y peor aún: no estás contando algo interesante al lector, no le estás transmitiendo ninguna emoción. Solo le estás presentando una situación aislada y, como tal, va a resultar difícil que empatice o conecte con ella.

    • ❌ Prescindir de las descripciones

Saber el color del pelo del protagonista o lo verde que es el prado donde se encuentra es completamente innecesario. Aparta la información insustancial y superficial, y pasa a la acción. El público necesita emoción, no un remedio para el insomnio.

    • ❌ Tener dálogos

Si estás pensando en introducir diálogos en la sinopsis, debes emplearlos en su justa medida y con un sentido. Es decir, tienen que ser significativos o marcar un giro trascendental.

    • ❌ No usar preguntas retóricas

Cuidado con el formato “¿qué pasará con esta gran historia de amor? No se pierdan el próximo episodio”. No debes dejar interrogantes en el aire ni realizar preguntas retóricas. Quizá pienses que así se genera suspense, pero, en realidad, estás sacando al lector de la historia.

 

6. Consejos finales sobre la sinopsis

Una vez que visualices en tu mente el esquema de qué se debe y qué no se debe hacer al escribir una sinopsis, ten presente estos consejos:

  • La sinopsis debe responder preguntas

Como hemos visto en el primer punto, la sinopsis debe responder a las siguientes cuestiones: ¿quién es el protagonista? ¿Qué quiere o qué tiene que conseguir? ¿Cuál es su conflicto? ¿Hacia dónde le lleva todo eso?

  • Revisar y corregir bien la sinopsis

Al igual que haces con la novela, recuerda que debes revisar lo que has escrito. Puede que hayas cometido algún error o que no estés transmitiendo el sentido que pretendías. Si hace falta, pide ayuda a tu círculo más cercano; su opinión va a decirte si has encontrado el camino correcto o si la sinopsis no es atractiva.

  • Cuida la gramática y la ortografía

Si se encuentran fallos en la sinopsis, nada garantiza que no los haya en la novela. Y no querrás que el público piense que eres un mal escritor o que no te tomas en serio tu trabajo, ¿verdad? Repasa la sinopsis tantas veces como haga falta para evitar los errores ortotipográficos, incluso puedes leerla en voz alta. A veces, los oídos detectan errores que una vista cansada pasa por alto.

  • Emplea el tiempo presente

Siempre conviene este tiempo antes que el pasado para escribir la sinopsis.

  • Usa la tercera persona

En lugar de un narrador protagonista. Tal vez te parezca original recurrir a un personaje para presentar la novela, pero tendrás que aplicar igualmente todo lo que hemos visto en este artículo y puede que la tarea resulte más abrumadora e insidiosa.

Aunque los best seller no son perfectos en cuanto a contenido, existe un gran trabajo editorial detrás para convertirlos en el producto estrella. Por ello, si tienes dudas, mira la sinopsis de los libros que más venden y lleva esas técnicas a tu terreno.


 

Artículos relacionados

Tags

Compartir

Tregolam
Sobre
Tregolam

Empresa de Servicios Editoriales. Agregador de #Concursos Literarios y Becas, #ServiciosEditoriales, #Noticias, #Entrevistas, #Literatura

Comentarios (4)

  • Yamelyt says:

    me ha encatado. me diste ideas para comenzar a realizar mi propia forma de escritura. gracias

  • rodolfo says:

    gracias muy buenos consejos y hoy los aplicare

  • Si tu libro es escrito en primera persona y el verbo que utilizas siempre es en pasado o presente cualquiera de las dos, tu sinopsis debe ser escrita igual?

  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies