Editoriales españolas: cómo mandar tu libro para ser aceptado

por Tregolam en Artículos Literarios
Editoriales españolas Editoriales españolas

7 claves para “vender” un libro a las editoriales españolas

Muchas veces, nos dejamos llevar por los impulsos en vez de pararnos a meditar las cosas. Cuando estamos escribiendo un libro, es inevitable pensar en el futuro: dónde nos gustaría llegar a la hora de publicar un libro, los ejemplares que se venderán, cómo será la presentación de tu novela… Pero la gran ilusión que albergamos en nuestro interior no debe cegar la lógica, sino impulsarla. En otras palabras, tu esfuerzo y tu pasión no servirán de nada al menos que traces una estrategia para que tu libro sea aceptado por alguna editorial española. ¿Cómo conseguirlo? Sigue leyendo y conocerás las claves para mandar tu libro a las editoriales españolas de manera efectiva.

 


Pide un presupuesto para Publicar tu libro en Editorial Tregolam

 


 

1. Buscar editoriales afines, no enviar por enviar

Seleccionar las editoriales españolas es una de las tareas más engañosas. Al hacer una lista de editoriales a las que enviar tu libro, seguramente te vengan infinidad de sellos a la cabeza y completes esa enumeración sin mucha dificultad. Sin embargo, ¿estás seguro de que tienes entre manos un buen elenco? La respuesta más probable es no. Aunque la elección te parezca fácil a priori, esta fase requiere de tiempo, investigación y documentación.

¿Cómo es tu historia y a qué género pertenece? ¿Se trata de novela negra, ciencia ficción, poesía, cómic, autoayuda, ensayo, infantil y juvenil, cuentos…? Si quieres entrar en el mercado editorial para que editar un libro, debes conocerlo. Echa un vistazo por internet o pásate por las librerías para saber qué editoriales publican libros parecidos o afines al tuyo. Infórmate sobre la historia de la editorial, su target o público objetivo, su catálogo, las temáticas… Esto os ahorrará tiempo a ambas partes y aumentará tu porcentaje de éxito. Si estás realizando una novela policíaca, no malgastes tu tiempo mandándola a una editorial de publicación romántica. El rechazo (evitable e innecesario) estará asegurado y, cuando lleves unos cuantos, tus ánimos decaerán.

De igual forma, comprueba si las editoriales españolas aceptan manuscritos o no (mira en la sección de contacto o en información). Asimismo, no apuntes únicamente hacia los grandes sellos editoriales, pues los pequeños estarán más dispuestos a hacerte un hueco y podrían ser el inicio de algo más grande. En estos momentos, eres un total desconocido, así que no te conviene cerrarte ningún camino. Y, como te decíamos al inicio, mantén controladas tus alas y pisa suelo firme. Algunas editoriales solo están interesadas en libros con altísima calidad literaria, mientras que otras se dirigen a un público mayoritario y son menos exigentes.

 

Consejo 1. Cuidado con los engaños y las equivocaciones. Una editorial tradicional deberá pagarte por derechos de autor y hacerse cargo de la corrección, maquetación, diseño, impresión… Si te piden dinero por publicar un libro o algún tipo de fianza, estaríamos hablando de otro tipo de edición.

 

2. ¿Libro no corregido? ¡A la basura!

Enviar tu manuscrito sin ningún tipo de revisión es tirar piedras sobre tu propio tejado. Jamás te saltes la corrección ortotipográfica y de estilo, ya que pondrás en evidencia tus carencias. Si quieres ser escritor profesional, tienes que demostrar que controlas las letras. Tener una gran historia no basta, no te asegurará absolutamente nada si al editor comienzan a sangrarle los ojos ante tu despropósito lingüístico. No peques de incauto. El objetivo es que te elijan, que se queden contigo. ¿Por qué espantarles? Bastantes trabas vas a encontrarte ya… Sonará exagerado, pero imagina que apuntan tu nombre en una lista negra para mandar automáticamente tu libro a la papelera la próxima vez que lo intentes. Aunque hayas aprendido de tus errores, ya no estarán dispuestos a dedicarte ni un segundo.

Contratar un servicio de corrección es tremendamente sencillo, incluso más barato de lo que piensas. Realiza una búsqueda de los mejores profesionales y pídeles ayuda sin dudar. El corrector de Word y los diccionarios en línea están bien como base, pero no solucionan problemas de mayor complejidad; por ejemplo, repetición de palabras, cacofonías, saltos de página, etc.

Aquí te dejamos un artículo sobre cómo presentar tu texto a un corrector que también puede servirte de cara al envío de tu libro a una editorial:

Consejos para una corrección de textos más rápida y eficaz

 

3. Solicita un informe literario

Este punto está relacionado con el anterior. No deberías mandar tu manuscrito a ninguna editorial de publicación sin una valoración externa. Una vez termines de escribir tu historia, revísala una, dos, tres o tantas veces como creas necesario. Después, deja pasar un mes (como mínimo) y vuelve a leerla. Comenzarás a ver errores, a nivel de forma y de contenido, que antes habías pasado por alto.

Cuando hayas hecho todo esto, pide un informe literario a un profesional para que valore tu libro. Seguramente, aún tengas que pulir unos cuantos aspectos de los que, tal vez, ni siquiera eras consciente. Una visión ajena a nosotros y nuestro entorno nos ayuda a crecer, aprender y mejorar; también a ser más humildes. Cada falta que solventas te acerca un poco más a tu sueño.

 

4. Ofrece un contenido de calidad a las editoriales españolas

Ante la creciente oferta de libros, como ya imaginarás, las editoriales necesitan encontrar algo diferente y tremendamente rentable. Para que sus lectores no se cansen, tienen que ampliar su catálogo y dar un extra que sus competidores no posean. Por ello, resulta vital crear un estilo único y construir una historia sorprendente que no se parezca a nada más.

4.1. Lenguaje.

Ya hemos señalado que, para ser escritor, hay que dominar el lenguaje, puesto que es nuestro medio de expresión. Pero no debemos confundirnos. Usar palabras rimbombantes, frases y descripciones barrocas, copiar a otros autores o dárnoslas de poetas no significa escribir bien. Un buen escritor es aquel que sabe construir un discurso coherente y legible del cual es imposible apartar la mirada. Poner una palabra detrás de otra solo para elevar el número de páginas del libro da como resultado:

  • una narración pobre, insustancial y trillada;
  • el aburrimiento y la pérdida total de la atención por parte del editor y los lectores,
  • la evidencia de la falta de habilidad del autor.

Así que piensa: ¿es esto lo que quieres lograr?

4.2. Historia.

Tanto si vas a presentar tu manuscrito a un concurso como a una editorial, te aconsejamos que dejes las descripciones insulsas para otro momento y que dediques las primeras páginas a la información relevante. De otra manera, el lector o editor decidirá no continuar con tu libro. En un vistazo, las editoriales españolas tienen que sentir que les estás contando lo más maravilloso y original del mundo. Para ello, deberás esforzarte en fabricar un gancho que le incite a seguir y le seduzca. Por ejemplo, incluye al inicio un suceso rompedor, un McGuffin o excusa que desate la historia.

Y, ni qué decir tiene, pon el mismo empeño o más en el resto del relato. Los editores de las principales editoriales españolas valorarán si está bien construido desde la página 1 hasta el final, si las tramas son coherentes o si quedan cabos sueltos. También tendrán en cuenta la creatividad, la correcta contextualización, el trasfondo y su relevancia en la actualidad…

4.3. Influencias.

Quien diga que no ha recibido la influencia de otros autores miente descaradamente. Todo escritor es quien es gracias a su bagaje literario, a lo que ha leído y ha absorbido. Y el aprendizaje no acaba nunca. Ahora bien, beber de otros autores es muy distinto a tratar de copiarles e imitarles improductivamente. Querer convertirse en Zafón, Follett o la nueva Allende es una soberana estupidez. Los editores y los lectores deben recordar tu nombre, solo el tuyo.

4.4. Extensión de tu manuscrito.

Al recibir un manuscrito, las editoriales suelen relacionar un excesivo número de páginas con la inexperiencia del autor o, peor aún, con sus aires de grandeza. Su instinto como profesionales les dice que, detrás de ese número, se esconden descripciones infinitas, diálogos vacíos, situaciones absurdas y tramas que no llevan a ninguna parte. La clave, por tanto, es contar una gran historia en las páginas justas.

 

5. Cómo enviar tu novela a las editoriales españolas

como enviar una novela a una editorial

Piensa detenidamente lo que vas a contarles a las editoriales españolas sobre tu libro y sobre ti; es decir, cómo os vais a vender. Debes darles razones convincentes para que publiquen tu manuscrito y lograr que se queden con tu nombre. Junto a tu obra, no olvides adjuntar estos tres documentos que explicamos a continuación.

a) Redacta un email apropiado.

Dirígete al editor de manera educada, pero sin ser excesivamente formal o pedante (no estamos en la Edad Media). Preséntate y cuenta lo que estás buscando sin irte por las ramas. Nada de frases como “siempre he querido ser escritor. Cuando era pequeño, me gustaba imaginar historias sobre…”. Bla bla bla, el editor no es tu colega y no le temblará el pulso al mandar tu mail a la basura. Hazle saber por qué has elegido su editorial, qué es lo que más te seduce y tus razones para publicar con ellos. También puedes mencionar el nombre de algún conocido que trabaje ahí; sin duda, puede ser un punto a favor.

A continuación, explica el motivo de tu mail, dejando en segundo plano la publicación. Es obvio que ese es tu objetivo final (el tuyo y el de todos), pero debes aportarle algo distinto. Coméntale tus necesidades, que estás trabajando en tu novela y te encantaría que le echasen un ojo. Y, por último, incluye tus datos de contacto: nombre completo, correo, teléfono, web y perfiles profesionales en redes.

b) Carta de presentación.

En innumerables ocasiones, se pasa por alto un elemento tan importante como la carta de presentación. Sin embargo, esta recoge información sustancial para que el editor dé un paso más hacia tu libro. Los datos que debe recoger son:

  • El nombre completo de la persona a la que te diriges. Infórmate sobre los encargados de cada departamento para saber con quién debes hablar.
  • Tu presentación, quién eres y cuál es tu trayectoria como escritor (no entres en asuntos personales).
  • Un pequeño resumen del argumento de nuestro libro y el tema que trata.
  • Motivos por los que sería beneficioso publicar tu libro. Apóyate en informes de venta de libros parecidos al tuyo, en estimaciones del sector o también en el apoyo de asociaciones o colectivos que apoyan tu proyecto.
  • Tus datos de contacto. Si gozas de un buen número de seguidores, les encantará; no olvides mencionarlo.

 

Consejo 2. La carta de presentación debe ocupar una única página, no más. Nada de reducir el tamaño de fuente para que entre más información. Redacta, borra y redacta hasta que te quede un texto no superior a las 300 palabras. Y revisa, por favor; siempre hay que releer lo que se escribe.

 

Busca un tono neutro al dirigirte a las editoriales.

Igual que en el email, deja los sarcasmos, chistes y confianzas a un lado. No conoces al editor ni él te conoce a ti, así que no le des motivos para caerle mal y, por tanto, para desechar tu libro. Busca un tono formal y educado, sin fingir humildad; muestra confianza en ti y en tu libro, pero sin llegar a una soberbia insoportable. ¡Ah! Una cosa más: perdón por la expresión, pero… a los editores tampoco les gustan los lameculos.

c) Propuesta editorial.

La propuesta editorial permite desarrollar en profundidad información relevante y complementaria a la carta de presentación, y reúne:

  1. Nombre del autor y título de la obra.
  2. Dos o tres páginas (a lo sumo) con el storyline (argumento en un par de líneas) y la sinopsis. Esta debe detallar el tema del libro, el estilo, de qué va, en qué género se enmarca, las tramas principales y secundarias, los personajes… En resumen, se trata de proporcionar a la editorial una imagen clara que le permita visualizar la obra.
  3. El índice y uno o dos capítulos como toma de contacto. Recuerda lo que dijimos antes sobre dotar a la historia de un buen inicio que enganche.
  4. Breve currículum sobre aquello que te dé prestigio, como otros libros publicados o aparición en los medios.
  5. Datos de mercado. Tienes que hacerle creer al editor que vas a romper con las ventas. Para ello, da razones (si están basadas en datos, mejor) por las que tu libro debería ser publicado: libros similares de gran éxito, público, relevancia en el panorama actual…
  6. Promoción. ¿Tienes multitud de seguidores o contactos? ¿Se han realizado reseñas, entrevistas o notas de prensa sobre tu libro? No olvides este tipo de información.

 

6. ¿Enviar la obra completa a las editoriales?

Aunque pienses que la calidad de una obra se determina en conjunto, a las editoriales les basta unas cuantas páginas para decidir si un libro merece (según su criterio) ser publicado o no. Por lo tanto, salvo que la propia editorial indique lo contrario en su web, te recomendamos enviar un único fragmento de tu libro. Como comentábamos en el punto anterior, un pequeño informe con los primeros capítulos se convertirá en tu mejor aliado. Así también te crearás una imagen más profesional de cara al editor, el cual sentirá que entiendes y conoces su trabajo. Si tu libro le convence, ya habrá tiempo para mandárselo completo.

En algunos mercados (por ejemplo, el americano), los agentes literarios y las editoriales reciben fragmentos antes de que la obra esté acabada. El objetivo es ahorrarle tiempo y esfuerzo al autor en el caso de que su novela no se considere válida. Por el contrario, si el proyecto recibiera luz verde, el escritor completaría el libro.

Sin embargo, en el caso de las editoriales españolas, espera a tener tu historia escrita de principio a fin. Aún más, haz lo mismo si vas a autopublicar. Puede ser que, mientras escribes, ya estés buscando editoriales y localices algunas que solo solicitan un fragmento como muestra. Resiste la tentación de enviar las partes que ya tienes y aguarda a tener todo listo. Si el editor te solicita el libro en su totalidad antes de que lo hayas acabado, echarías a perder tu oportunidad. Aún no tienes un nombre, las editoriales no van a esperar por ti.

 

Consejo 3. Las editoriales españolas no permiten el envío de textos inacabados. No contactes con ninguna hasta asegurarte de que has finalizado y pulido tu libro.

 

¿Edición física o PDF?

Todo depende de la editorial, así que infórmate bien sobre sus preferencias antes de dar el paso. Y si puedes elegir, mira qué te conviene más por comodidad, logística, presupuesto…

 

7. Paciencia

Llevas meses e incluso años trabajando incansablemente por tu sueño, por escribir tu preciado libro. ¿Qué importa esperar un poco más? No te precipites y asegúrate de que envías tu novela a la editorial en las mejores condiciones. De igual forma, no te impacientes si la respuesta del editor tarda en llegar. Las editoriales tradicionales suelen tardar algo más que las de coedición; bueno, bastante más.

No te extrañes si pasa casi un año hasta obtener una respuesta. Aprovecha ese tiempo para explotar nuevas ideas y seguir creando, y no te vengas abajo si te rechazan. J. K. Rowling “paseó” su afamado Harry Potter por infinidad de editoriales antes de conseguir que la publicasen.

Alternativas: editoriales españolas de coedición

Y si no te va bien con las editoriales españolas tradicionales, prueba otras modalidades como la coedición. Los tiempos cambian y hay que aprovechar todas las vías posibles, pues no sabemos cuál de todas nos llevará hasta el éxito. Tal vez un sello destacado se fije en ti después de haber autopublicado…

Si quieres conocer más detalles sobre la coedición, aquí te dejamos un interesante artículo:

Ventajas y desventajas de la autopublicación o coedición

Qué hacer y qué no hacer al enviar tu libro a una editorial

Después de analizar los puntos básicos e indispensables para mandar tu libro a una editorial, te dejamos unas recomendaciones finales a modo de resumen.

¿Qué hacer?

  • Sé eficiente y céntrate en editoriales afines a tu libro y tu público.
  • Limpia tu novela de imperfecciones solicitando una corrección y un informe literario.
  • Tanto la forma como el contenido son vitales. Ofrece una historia original y de calidad.
  • Adjunta en el email una carta de presentación y tu propuesta editorial para que te conozcan. Si quieres que “te compren”, debes convertirte en tu mejor representante.
  • Investiga si la editorial prefiere que le envíes todo el libro o unos capítulos de muestra, y si acepta formato físico o digital (PDF).

¿Qué no hacer?

  • Dirigirte de una manera soberbia, pedante o graciosilla al editor.
  • Enviar tu manuscrito sin tenerlo acabado.
  • No cuidar la presentación.
  • Agotar la paciencia del editor escribiéndole cada dos por tres. Tranquilo, la respuesta llegará.

 

 

Tags

Compartir

Tregolam
Sobre
Tregolam

Empresa de Servicios Editoriales. Agregador de #Concursos Literarios y Becas, #ServiciosEditoriales, #Noticias, #Entrevistas, #Literatura

Comentarios (7)

  • LAfrontera says:

    Muchas gracias por este completo, serio y profesional informe.

  • Christian says:

    Muy interesante el informe y los consejos contenidos en él. Me hicieron reflexionar de todo este proceso.
    Gracias

  • Angeles Valero Lasheras says:

    Muy claros los consejos y recriminaciones . Yo pretendo publicar mi cuarta novela, estoy ilusionada. Hay que perseverar. Gracias. Besos.

  • JJosé Manuel Moreno González. says:

    Importante el orientar al escritor en todos esos aspectos
    Les sugeriría que alerten a los autores respecto al timo de la autoedición, y que invoquen a la Sociedad de Derechos de Autor para que intervenga en este tipo de ofertas, que en el fondo sólo explotan los sentimientos del escritor, para, sin ningún riesgo ni inversión,se escamoteen los derechos si el libro tiene éxito.
    Gracias.
    Un saludo cordial.

  • Rossana Marrero says:

    Gracias aclaro mucho mi mente respecto al tema. Me vi reflejada en lo aconsejado en esta pagina, respeto a la ansiedad, y demás que experimentamos al desear publicar.

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies