¡Instala el Widget de Concursos para ver los concursos directamente desde tu web o blog!

Entrevista a Raúl Sánchez Quintana, autor de «La Estirpe de Jerusalén»

¡Bienvenido, Raúl! Queremos agradecerte por atendernos para conversar sobre la publicación de tu novela, La Estirpe de Jerusalén (Amazon), una trepidante obra en la que Madeleine, una joven de veintidós años, se enfrenta a ocho peligrosas pruebas en un laberinto bajo las calles de París para conseguir entrar en el Prieuré, una organización clandestina que protege desde hace siglos a aquellos que descienden de la estirpe de Jesucristo. Esta novela es emoción y aventura en estado puro. ¿Cómo se te ocurrió la idea para llevarla a cabo? ¿Te inspiraste en algunas otras obras?

Lo primero es agradeceros este hueco en vuestra sección, y poder compartir con vuestros seguidores unas pinceladas sobre mi nueva novela.

Regresando a la pregunta, soy de los que piensan que un escritor siempre debería escribir sobre lo que le gustaría leer. Por norma general, intento imprimir mucha acción desde el principio y procuro mantener la intensidad hasta el último párrafo. Creo que cada capítulo debe ser un gancho que mantenga al lector atrapado en la novela. Al menos, es cómo yo suelo disfrutar de la lectura.

Has conseguido la mezcla perfecta de la historia antigua con la religión cristiana y asentarla en un panorama actual lleno de misterios, traiciones y secretos. La organización a la que quiere entrar la protagonista data de miles de años de antigüedad y sigue el linaje de los templarios. ¿De dónde viene esta fascinación por este tema?

Mi tema favorito es el thriller de intrigas eclesiásticas. Valga como ejemplo que de las siete novelas que llevo escritas, cuatro giran en torno a ese género. Me fascinan las intrigas, los secretos y los contubernios que giran en torno a la organización más antigua, poderosa y hermética que existe. En el Vaticano se han maquinado muchos de los acontecimientos más relevantes de la historia. Algunos han llegado a conocerse y otros permanecerán ocultos para siempre. San Pedro es una gran caja repleta de secretos, conspiraciones y enigmas, y un tema muy interesante sobre el que escribir.

La novela está ambientada principalmente en París, donde, a través de los personajes, podemos recorrer sus calles más remotas y lugares más distinguidos. No obstante, a lo largo de la obra aparecen otros sitios como el Vaticano, Jerusalén, Madrid o Polonia. ¿Qué crees que aporta cada uno de ellos a la trama?

En París se desarrolla la historia porque fue la encomienda principal que tuvieron los templarios, y, aunque la novela no es el típico relato inspirado en esa orden religiosa, sí que la trama principal está muy relacionada con el secreto real que durante siglos protegieron.

Con el Vaticano y Jerusalén sucede que son ciudades fascinantes, a la vez que misteriosas, y entiendo que son imprescindibles si se escribe un thriller de intrigas eclesiásticas. Jerusalén es el centro de las tres religiones más importantes del planeta, y el Vaticano, uno de los lugares más poderosos del planeta.

Como bien dices, una de las escenas más importantes de la novela se desarrolla en un pueblo polaco de nombre impronunciable (Chwarszczany). Me decanté por él porque recientemente, y mediante un GPR (radar de penetración  de tierra), se han descubierto criptas góticas desconocidas hasta la fecha en el subsuelo de una antigua capilla del año 1232. Una noticia así había que aprovecharla y encajaba a la perfección con la trama de la novela.

El ritmo de la novela es tan ágil y dinámico que no decae en ninguno de los capítulos y consigue envolver a los lectores en la acción. ¿Crees que el ritmo es una de las bases más importantes para este tipo de novelas? ¿Cómo consigues mantenerlo sin que cada uno de los giros pueda resultar agobiante para los lectores?

Como te he comentado antes, el ritmo alto en una novela es fundamental para mí, tanto en la lectura como en la escritura. Disfruto cuando un libro me atrapa de tal forma que me cuesta dejar de leer, y deseo que llegue el momento de volver a encontrar un hueco para tenerlo de nuevo entre mis manos. Y precisamente es esa la premisa que intento transmitir a mis libros. Por regla general, suele ser en las relecturas posteriores cuando compruebo si algún capítulo o escena decae, y es entonces cuando opto por sacrificar parte del texto.

Como comentábamos al inicio de la entrevista, la protagonista, Madeleine, se encuentra en un laberinto debajo de las calles de París donde se debe enfrentar a ocho pruebas mortales y, si logra superarlas y salir viva, logrará entrar en la organización. ¿En qué te basaste para crear estas ocho pruebas? ¿Cuál crees que es para ti la más peligrosa de todas ellas?

Quizá sea un guiño al fenómeno escape room que antes de la pandemia estaban tan de moda. Sinceramente, no creo que yo hubiera sido capaz de superar ninguna de ellas, aunque invito a cualquiera que esté leyendo esta entrevista a que lo compruebe en persona leyendo La Estirpe de Jerusalén.

André, Luca y Philippe son tres guardianes del Prieuré, encargados de vigilar y mantener a salvo a los protegidos por la organización. Los tres son huérfanos y son muy distintos entre sí, pero uno de ellos guarda un gran secreto. ¿Podrías contarnos más sobre ellos? ¿Cómo consiguieron establecer un grupo desde pequeños y solventar las pruebas del laberinto?

La historia de estos tres personajes transcurre de forma muy distinta a lo largo de la novela, y dos de ellos tendrán un papel determinante, aunque todos parten del mismo punto: el orfanato que la organización mantiene con sus fondos y que utiliza para seleccionar a los futuros miembros que custodiarán el importante secreto que protegen.

Me he divertido mucho en los capítulos donde se narran las peripecias y travesuras de los tres cuando eran unos adolescentes y cómo traían de cabeza a los frailes que los formaban en el orfanato.

Como resulta obvio, uno de los temas centrales del libro es la religión cristiana. De hecho, la Iglesia se enfrenta a la organización desde tiempos remotos porque no quieren que lo que llama la estirpe maldita de Jerusalén, los descendientes de Jesucristo, continúe su casta, y trata de eliminarla para que esto no ocurra. Hay otras obras que tratan el tema del linaje del predicador. ¿Por qué crees que existe tanta fascinación por este tema y por qué decidiste que fuera el eje central de tu novela?

Para mí, Jesucristo es el personaje más relevante de los últimos dos mil años. Su carisma, su fuerte personalidad y su capacidad de persuasión le hicieron ser uno de los líderes más importantes de su tiempo, llegando a poner en jaque al Gobierno romano de Judea. Fue un revolucionario que intentó liberar a su pueblo del yugo de Roma y que pagó su rebeldía con la vida. Lo describiría como una mezcla entre el Che Guevara e Indira Gandhi. Solo hay que fijarse en el importante negocio que se ha generado en torno a su figura. A todo ello hay que unir las incógnitas que existen sobre lo que sucedió con él tras la crucifixión, y los múltiples enigmas que rodearon su muerte, si es que realmente murió en el monte Calvario. Por dichas razones, entiendo que es normal que su figura genere tanta fascinación.

Otro de los temas de los que se habla en tu novela es de la homosexualidad. De hecho, uno de los personajes es severamente castigado por besar a un hombre y se le acusa de haber dejado entrar a Satanás en su cuerpo para pecar, induciéndole a una peligrosa terapia que solo consigue desequilibrarlo. ¿Cómo crees que es ahora mismo la relación entre la iglesia con la homosexualidad? ¿Opinas que este trato puede resultar controversial para la novela?

En general, la sexualidad, y en particular la homosexualidad, han dejado de ser un tema tabú o censurable. No obstante, opino que no se debe dejar de hablar de ello debido a que aún existen ciertos colectivos reacios a comprender que cada persona puede ser lo que le dé la gana de ser y que los derechos de unos no se convierten en limitaciones para otros. Lamentablemente, durante las últimas semanas hemos sido conocedores de incidentes reprobables en este sentido. Por dicha razón, pienso que es bueno que se escriba sobre el peligro de considerar a la homosexualidad como una enfermedad y tratar de curarla mediante terapias peligrosas. Situaciones que son más comunes de lo que podemos imaginar.

Con respecto a la relación entre la Iglesia y la homosexualidad, considero que se han hecho importantes progresos. La llegada del Papa Francisco ha rejuvenecido la institución y la ha aproximado un poco más a la realidad del siglo XVI. El problema es que, a pesar de los avances conseguidos, aún se encuentran a décadas de distancia de la sociedad actual, y todavía existen ciertas facciones remisas a admitir ciertas cuestiones. A pesar de ello, no hay mal que cien años dure, ni mancha que el tiempo no borre.

Esta obra, además de por todo el misterio y la acción que presenta, encandila a los lectores por su trama, que resulta compleja hasta que todas las piezas se unen y se complementan al final. Resumir la esencia de tu novela es algo complicado, así que te proponemos un reto. ¿Serías capaz de definir tu obra en una sola frase?

Para ello, voy a utilizar una frase de tu primera pregunta. Así no soy yo el que la califico: «Emoción y aventura en estado puro».

El final de la novela nos ha dejado muy intrigados y no podemos evitar preguntártelo: ¿tendremos una segunda parte? De no ser así, ¿estás trabajando en algún otro proyecto?

En principio no he pensado en hacer una segunda parte. Siempre me ha gustado dejar los finales un poco abiertos para que el lector dedique un tiempo a pensar y tramar sobre lo que ha leído, y así hacerle más partícipe de la novela.

Por regla general, suelo manejar tres o cuatro ideas en mi cabeza que poder materializar en un próximo libro. Esas ideas suelen pugnar entre sí durante meses, hasta que una acaba imponiéndose al resto, y es la que me tienta a comenzar una nueva historia.

En breve comenzaré a escribir el siguiente libro con el que pretendo regresar al género negro, a la vez que recupero algún personaje de novelas anteriores.

La Estirpe de Jerusalén no es tu primera incursión al mundo de la literatura, puesto que podríamos decir que ya eres veterano, ya que, además de este libro, cuentas con otras siete obras publicadas: Bajo la Catedral (2016), Expediente Brancati (2016), La Tumba de San Pedro (2018), La Trama Vaticana (2019), Tres Metros Bajo el Suelo (2020) y En Tierra Misteriosa (2020). ¿En qué se distinguen estas obras de tu actual publicación? ¿Te atreverías a explorar algún otro género distinto al thriller, la ficción histórica o el misterio, o consideras que este tipo de géneros son con los que te sientes más cómodo?

Como te he comentado antes, mi género favorito es el thriller de misterio eclesiástico, aunque también he escrito novela negra con Expediente Brancati; misterio con En Tierra Misteriosa, o sobre la guerra civil con Tres Metros Bajo el Suelo, donde novelo las peripecias vividas por varios presos en uno de los penales más inhumanos que existieron durante la guerra y la postguerra, y que fue testigo de la mayor evasión de presos de Europa.

Antes de terminar la entrevista, nos gustaría dejarte un espacio para compartir lo que desees con tus lectores.

Solo quiero decir que me he divertido mucho escribiendo La Estirpe de Jerusalén, y que espero que los lectores disfruten tanto como yo le he hecho.

Cuando un lector me escribe contándome lo mucho que ha disfrutado con uno de mis libros, sus palabras se convierten en energía para seguir escribiendo. Ese debe ser, y no otro, el mayor premio y el objetivo de todo escritor.

¡Muchas gracias por atendernos, Raúl! Esperamos que tengas mucho éxito con tu nueva novela, La Estirpe de Jerusalén, ya disponible en Amazon.


  • Nombre: Raúl Sánchez Quintana
  • Género: thriller de intriga eclesiástica
  • Biografía literaria:
    • 2016 – Bajo la Catedral: ebook número 1 de ventas en Amazon.es durante noviembre de 2018. Más vendido en la categoría thriller de Ficción histórica amazon.es
    • 2016 – Expediente Brancati
    • 2018 – La Tumba de San Pedro: n.º 20 en el Top100 de Amazon durante 2019.
    • 2019 – La Trama Vaticana
    • 2020 – Tres Metros Bajo el Suelo
    • 2020 – En Tierra Misteriosa
    • 2021 – La Estirpe de Jerusalén
  • Redes sociales: Facebook, Instagram, Twitter.
  • Obra: La Estirpe de Jerusalén

 

Disponible en: Amazon

Compartir

Tregolam
Sobre
Tregolam

Empresa de Servicios Editoriales. Agregador de #Concursos Literarios y Becas, #ServiciosEditoriales, #Noticias, #Entrevistas, #Literatura

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies