¡Instala el Widget de Concursos para ver los concursos directamente desde tu web o blog!

Entrevista a Elena García Pérez, autora de «Hablando con las estrellas»

Buenos días, Elena. Acabas de lanzar al mercado tu primer libro Hablando con las estrellas (Editorial Tregolam). En él nos hablas de Pipilet Mandala, un caracol que viaja desde el planeta Galappar hasta la Tierra con la intención de aprender cosas nuevas sobre nuestro mundo.

¿Qué se siente al haber publicado un libro por primera vez? ¿Siempre quisiste ser escritora?

Antes de responderte, me gustaría aclarar que Pipilet Mandala viene a la Tierra no solo con la intención de aprender nuevas cosas sobre nuestro mundo, sino también para transmitir un mensaje de amor universal y ayudarnos a pensar antes de que ocurra el caos en la Tierra. Si recuerdas, Pipilet habla de lo que le pasó en Galappar hace 4000 años, de ahí su interés en venir a traernos su mensaje a la Tierra.

Respondiendo ahora a tu pregunta, la verdad es, que nunca antes había considerado escribir un libro. Hasta hora, solo había escrito unos pocos artículos sobre temas sociales para los periódicos del Norte de Castilla y en Mundo de Valladolid, porque siempre he luchado por las causas sociales.

Hace dos años y medio sentí la urgente necesidad de darle al mundo una parte más profunda de mi ser. Fue entonces cuando concebí a Pipilet Mandala. Un pequeño personaje que sería responsable de transmitir un mensaje al mundo. Poco a poco, las ideas comenzaron a organizarse en mi mente y comencé a desarrollar mi proyecto. Sabía que me llevaría años, pero tenía que hacerlo. No era un desafío, pero era mi misión aquí en la Tierra. Una misión maravillosa, aunque me exigía trabajar duro cada día para hacerla realidad. Lo que intuí desde el principio fue que mi trabajo tenía que empezar con la escritura de este libro. Ahora que se ha publicado, seguirán otros pasos. Lo que realmente siento con la publicación de mi libro es que he cumplido parte de mi misión.

 

En tu libro encontramos distintas enseñanzas muy valiosas. Entre ellas, existe una reflexión muy acertada: «Cuando estamos ante una situación desconcertante es mejor escuchar que hablar, pensar más que actuar y meditar más que correr». ¿Crees que este es el Talón de Aquiles en lo que respecta a las relaciones humanas?

Pienso que el huir y el salir corriendo ante situaciones desconcertantes no es la respuesta de un sabio. El escuchar es un arte en sí mismo, el saber escuchar tanto a nosotros  mismos como a los otros ha de ser en silencio. Escuchar no es solo oír, sino es comprender y saber compartir. Cuando compartimos en silencio llegamos a la unión, al entendimiento y a la comprensión. Algo que aconsejo y que deberíamos hacer es aprender a meditar ya que la meditación nos lleva a un estado en el que el cuerpo está relajado, la mente está tranquila y vivimos las sensaciones del momento.

Pipilet es un caracol mágico. ¿Por qué motivo te decidiste por este animal para protagonizar tu libro? ¿Cuáles crees que son las características principales de este personaje?

Pipilet es un caracol humanoide, es decir, un humano con características físicas similares a las de un caracol. En el libro, explico cómo nació esta nueva especie, pero no lo revelaré todo aquí: dejo que los lectores averigüen quién es Pipilet Mandala.

Desde el primer momento, tuve la idea de un caracol. En primer lugar porque es una pequeña mascota que todos los niños conocen y que no da miedo. Segundo, porque su gran caparazón en espiral representa el infinito y la eternidad. Finalmente, porque simboliza la simplicidad de la vida y cómo progresa sin prisa, pero sin pausa. Lleva su carga sin conflictos y sin preguntar a nadie qué hacer. Sabe que las respuestas están dentro de cada uno de nosotros y que depende de cada uno de nosotros encontrarlas.

 

Una de las cosas que Pipilet considera importantes durante su estancia en la Tierra es aprender idiomas para poder viajar y conocer diferentes culturas. Como profesora de español en Francia, ¿cuánto de imprescindible crees que es aprender un idioma? ¿Qué les dirías a aquellas personas que se sienten incapaces para aprender una lengua nueva? 

Bueno, en parte tienes razón. En nuestro mundo, saber idiomas es útil para comunicarse. Pero por mi parte, veo las cosas de forma un poco diferente. Como leíste en mi libro, en el planeta de Pipilet, hubo un cambio climático que provocó el fin de una edad de hielo causando una gran inundación y millones de muertes, borrando casi por completo la flora y la fauna del planeta. Al mismo tiempo, una nueva especie apareció y con ella nació un nuevo concepto de vida. El lenguaje oral se perdió y se establecieron nuevas formas de comunicación a través de la telepatía, la música y el color.

Como dices, considero esencial aprender y practicar un lenguaje: «el lenguaje de los signos del amor». Expresarse a través de los sentidos, saber comunicarse con los ojos, con un apretón de manos, con un abrazo, con una sonrisa… Un simple gesto puede decir más que mil palabras. Al que se siente incapaz de aprender un nuevo idioma le digo: « Amigo, recuerda que ya sabes un lenguaje: el idioma universal del amor, el cual llevas en ti desde el momento de tu nacimiento. Por favor, no la despilfarres, solo necesitas volver a recordarlo y, sobre todo, practicarlo. Te lo dice una profesora». 

 

Relacionado con esto, ¿has pensado alguna vez en traducir tu libro a otros idiomas para llegar a más lectores?

Sin duda ya he comenzado a traducirlo al inglés y pienso que en este mismo año lo publicaré, y en francés el próximo año.

 

En tu libro también hemos aprendido a apreciar las pequeñas cosas y a no dejar pasar nada desapercibido. Pero también sobre medicina holística, naturaleza, teorías del espacio-tiempo, chacras, la autoestima, la alimentación sana… ¿Cómo podemos llegar a un equilibrio entre la mente y el cuerpo para poder avanzar?

Para lograr un equilibrio entre el cuerpo, la mente y el espíritu se requiere un trabajo diario. El estrés y otros factores no nos permiten lograr una armonía en nuestra vida. Es necesario que nos sintamos bien con nuestro cuerpo, cuidando nuestra alimentación y practicando deporte. La practica de la meditación o el yoga nos ayudará a enseñar a nuestra mente a callar, ya que debemos cuidar de nuestros pensamientos, emociones y decisiones para  llegar a alcanzar un equilibrio.

 

En el libro hablas de los «niños índigo» o «de cristal», personas que luchan por la justicia a través del diálogo. ¿A quién considerarías un «niño índigo» en la actualidad?

En primer lugar, los niños índigo y los niños cristal son entidades diferentes. Los primeros, los niños índigo, comenzaron a llegar a finales de los años 50, aunque el auge comenzó entre los años 1970 y 1980. Los índigos llegaron a cambiar estructuras de todo tipo: roles familiares, formas de gobierno, valores sociales. Han sido y siguen siendo incomprendidos, pero nacen como luchadores porque su objetivo es, y siempre ha sido « Concienciar el cambio de conciencia planetaria ».

Los niños del cristal han llegado en los últimos treinta años y cada día llegan más y más. Son niños pacíficos, mediadores, empáticos, silenciosos, cariñosos y con una gran capacidad emocional hacia los reinos de la naturaleza. Los índigos y los cristales no se corresponden con las normas establecidas, se sienten aislados e incomprendidos, tienen problemas en la escuela con otros niños, sus padres y maestros que no los entienden y no saben cómo educarlos, guiarlos y potenciarlos.

Me preguntas: «¿a quién considero “un niño índigo” en la actualidad?» No quisiera etiquetar a nadie, como lo hace nuestra estructura social. Pero si tengo que darles algunos ejemplos, mencionaré a dos jóvenes muy conocidas: la activista medioambiental Greta Thunberg y el joven argentino Matías de Stefano. Son seguidos por miles de personas, lo que significa que sus seguidores son también personas con las mismas características. Lo que también puedo decir es que cada día, como profesora de español aquí en Francia, me encuentro con más y más estudiantes femeninas, madres de niños cristal.

Hablando con las estrellas no es solo un libro para estos niños que se han convertido en agentes de cambio social, sino también para guiar a los padres, abuelos y maestros que necesitan saber quiénes son realmente.

 

Nos ha parecido muy acertada esta llamada de atención que hace Pipilet Mandala a todos los lectores: «¿No has pensado que la Tierra está sintiendo y nos está gritando a través de sus manifestaciones, diciéndonos que está enfermando?». ¿Qué podemos hacer de manera individual, en nuestro día a día, para contribuir al bienestar de la naturaleza y no seguir perjudicándola?

En el libro, Pipilet nos dice que los planetas son organismos vivos y eso es lo primero que los humanos deben saber. Escuchen este pequeño pasaje:

«Si un ser vivo se lesiona, muestra su dolor. Esto es lo que hace la Tierra porque el hombre la ha maltratado. Pero también debes saber que todo ser vivo tiene un poder de autocuración dentro de sí mismo. La Tierra está tratando de curarse, pero necesita que el hombre la respete y le permita recuperarse, de lo contrario morirá como cualquier organismo vivo».

Y ahora soy yo quien habla a mis lectores: Queridos amigos, en vuestras manos está la respuesta, no tengo una solución mágica ya que la solución está tanto en vosotros como en mí. Sabes muy bien lo que hay que hacer, bueno, hagámoslo juntos y empecemos ahora.

 

A lo largo del libro, tienes una suerte de conversación con el lector, al cual lanzas preguntas para buscar una reflexión. ¿Querías conseguir una meditación activa por parte de los lectores? ¿Por qué crees que es importante pararnos un momento y pensar?

Porque es necesario despertar nuestras conciencias a escala global, como las energías creativas que somos, creando una nueva humanidad.

Es obvio que en este momento, tanto nosotros como nuestro planteta, estamos pasando por un período de conflicto: guerras, luchas de poder, conflictos sociales, cambio climático, destrucción de la flora y la fauna. Si continuamos así, nuestras acciones pueden llevarnos a la larga a la extinción de nuestra propia especie aquí en la Tierra. Por lo tanto, es necesario un pensamiento constructivo y activista.

 

Tu novela está llena de emociones con las cuales consigues remover al lector. Es un libro enriquecedor, lleno de sabiduría, que invita a la reflexión y al autoconocimiento. Que aboga por el «carpe diem» y por los valores de la amistad y de amor a la Tierra, entre otras cosas. ¿Qué otros elementos consideras que existen en tu libro?

Empecé a escribir este libro porque era urgente ayudar a otros a reflexionar sobre de dónde venimos y por qué estamos aquí. Desde que era pequeña, se me ha descrito como una niña especial o rara. Me he sentido triste y fuera de lugar, como si este no fuera mi mundo. Recuerdo que en el colegio una profesora le dijo a mi madre, «tiene una hija especial», mi madre nunca lo entendió y ella era profesora. Incluso después de cuarenta y cinco años, me sigue preguntando qué quiso decir la hermana Magdalena con «especial»; yo le respondo a mi madre: «una hija diferente, mamá». La gente que conoce un poco mi vida la describe como «original», diferente de los patrones marcados, diría yo. Hoy confieso a mis lectores que Pipilet soy yo. Me considero una chica índigo y una de las primeras en llegar. Fue muy difícil para mí aceptarlo, me tomó muchos años, descubrí quién soy y porque vine aquí a la Tierra, me costó conocer mi destino y puedo decirte que solo recientemente lo he encontrado, luché contra la corriente, pero hoy estoy empezando a ver la luz.

Por todo esto escribí mi libro, para ayudar a esos niños que están perdidos y no saben a dónde ir porque no tienen identidad propia. Necesitan padres involucrados que estén presentes en sus vidas dándoles apoyo, enseñándoles a amar la Tierra y a valorar sus dones, porque tienen patrones de energía y han llegado a cambiar las frecuencias vibratorias de la Tierra.

 

El libro también deja una puerta abierta a la existencia de vida en otros planetas. ¿Es el universo demasiado grande como para que solamente estemos nosotros en él?

Supongo que sí. En la Tierra hay vida porque hay un terreno rocoso que no recibe demasiada radiación solar y este orbita a una distancia del Sol, lo que permite que exista agua en estado líquido. Actualmente se han encontrado cuarenta y siete exoplanetas con este mismo perfil, pero el número aumentará sin duda en el futuro gracias a los nuevos telescopios.

Hasta ahora, la búsqueda de vida extraterrestre se ha centrado en la detección de señales de radio.  Ahora hay telescopios cada vez más sensibles que pueden buscar señales ópticas. Sin duda, en los próximos quince o veinte años, se establecerá la comunicación con inteligencias extraterrestres. Los humanos siempre estamos sedientos de conquistar. Hace sólo quinientos años, un nuevo mundo fue descubierto por Cristóbal Colón. Hace solo cincuenta y seis años, el hombre caminó por primera vez en la Luna…

El Homo sapiens nació hace 200.000 años y hoy, más que nunca, el hombre quiere ir más allá de la Tierra para satisfacer su extrema necesidad de conquista y aventura. Hemos entrado en la era de la comunicación y todo ha evolucionado a una velocidad vertiginosa. En 1981 se toma por primera vez la definición del protocolo TCY/IP y de la palabra «Internet»; diez años más tarde se anuncia públicamente la World Wide Web y en el año 2001 surge la explosión de la burbuja «.com».

La desaparición del concepto de tiempo y espacio es un hecho que solo puede observarse: solo se necesitan unos segundos para poder comunicarse gratuitamente en todo el mundo. Hace sólo veinticinco años, esto era imposible.

A través de este libro, espero abrir nuevos horizontes y crear nuevas mentalidades. Necesitamos prepararnos urgentemente para estos cambios venideros, ya que muchos de nuestros valores y pensamientos actuales se perderán. Es necesario anticiparse al futuro, sobre todo porque está tan cerca. Afortunada o desafortunadamente, desde que era pequeña, siempre he visto el mundo con veinte años de anticipación, así que escribí  Hablando con las estrellas. No podía callarme, necesitaba colaborar con mi pequeño grano de arena al mundo, abriendo horizontes.

 

 Hablando con las estrellas se ajusta a la idea de que la Tierra es parte del universo y como tal debemos respetarla, empezando por considerar una idea más ecológica sobre la alimentación para conseguir un equilibrio en la naturaleza. ¿Crees que todavía puede surgir un cambio en el modo que tiene el ser humano de imponer sus propios intereses?

La comida es esencial para lograr el equilibrio entre la mente y el cuerpo. Siempre y cuando esté en armonía con la naturaleza. Si aprendemos a comer, empezaremos a saber cómo respetar tanto a la naturaleza como a nuestros animales. Debemos de comer sólo lo necesario de forma equilibrada y saludable.

¿Me preguntas si es necesario que los seres humanos impongan sus propios intereses?  Mi respuesta es «SÍ»,, en mayúsculas. El primer cambio debe venir en cada uno de nosotros y si nuestros políticos no responden positivamente a nuestra necesidad de cambio, nosotros mismos debemos tomar el camino. Debemos ser conscientes del presente y no dejarlo para mañana, porque mañana puede ser ya demasiado tarde. Todos somos ciudadanos de la tierra y si la tierra muere, nosotros también desapareceremos.

 

Al final del libro haces una revelación autobiográfica estremecedora en la que explicas el motivo por el cual decidiste escribir Hablando con las estrellas. ¿Tendremos la suerte de poder leerte en el futuro? ¿O consideras que ahora le toca al lector empezar su propio aprendizaje?

Habrás notado que, al contrario de lo que se suele hacer, termino mi libro diciendo: «Esta historia no tiene fin» y «Ahora empieza tu historia».

A través de este libro, mi intención es dar los fundamentos y la base para que todos reflexionen y se busquen a sí mismos. Un profesor debe ser un guía, pero el aprendizaje y la búsqueda deben ser hechos por el mismo estudiante. Cuando comenzamos a buscar, es urgente continuar y profundizar cada día hasta llegar a un conocimiento profundo, dando lugar así al deseo de compartirlo con los demás. Esto es todo lo que espero lograr con este trabajo.

Pero como buen profesor que habla a todas las generaciones, ya sean niños, jóvenes o adultos, debo seguir animando a mis alumnos, enviándoles noticias, vídeos, mensajes que les den pistas y les hagan reflexionar sobre su camino.

El trabajo de un buen maestro nunca termina. Pero lo que le caracteriza es la empatía, la sinceridad y la comprensión; ve a su alumno como un amigo al que apoyará y animará durante toda su vida.

Pipilet, ha llegado a la Tierra, ahora emprenderá su propio viaje, se encontrará con amigos, se empapará de cultura y como buen mensajero, escribirá sus diarios de viaje y dibujará sus mapas, enseñará la historia y la cultura de un país y… ¡sorpresa!. Así que saldrán nuevos libros.

Nuestros lectores no esperarán mucho tiempo para conocer las noticias de Pipilet, porque pronto estarán en la web. Normalmente se planifica para finales de marzo o principios de abril si todo va bien. Sólo tienen que escribir pipiletmandala.com en el buscador para obtener noticias. Y para los más pequeños, habrá un blog en tres idiomas (inglés, francés y español) con la astronomía de Pipilet, la escuela, la música y mucho más. Pipilet te está esperando.

 

Estamos llegando al final de la entrevista, Elena. Les dejamos un espacio para que digas a los lectores lo que quieras.

Gracias por darme esta oportunidad, mi mensaje es universal pero a la vez individual, así que me dirijo a todos de esta manera:

Mi querido lector, gracias por estar leyendo esta entrevista. No es una coincidencia porque en la vida no hay coincidencias.

Sí amigo, entro en tu destino y te invito a leer mi libro y más aún a que te conviertas como Pipilet en, «un mensajero universal». Te estarás preguntando ¿CÓMO?

¡Es muy fácil! En el pasado las palomas se usaban como mensajeros, se convirtieron en el símbolo de la paz. Hoy puedes ser tú esa paloma mensajera. Seguramente tienes a mano, una computadora, una tableta o ese simple móvil que usamos constantemente para enviar correos electrónicos o mensajes. Hoy en día, tenemos la suerte de poder enviar información con el clic de un dedo, a nuestros amigos y familiares que la envían a otros y así sucesivamente. El mensaje puede entonces viajar alrededor del mundo. Simplemente tenemos que ser los iniciadores de este eslabón de una cadena potencial, diciendo a nuestros amigos que difundan el mensaje que les enviamos, para que la cadena no se rompa. Empezará con un clic y tu fuerte voluntad.

Te invito a practicar conmigo el LENGUAJE DEL AMOR, un lenguaje universal como tú bien sabes. Te doy la mano y te sonrío mirándote a los ojos y te digo: «Amigo, por favor ayúdame para que todos podamos practicar este mismo idioma. Eres parte de mi cadena de amor, continúa convirtiéndote, como yo, en un mensajero universal. CONFÍO EN TI. «Empecemos a pipiletear».

Gracias, Elena.

 

Muchas gracias por la entrevista. Ha sido un placer hablar contigo sobre tu libro Hablando con las estrellas.

 

 


  • Nombre: Elena García Pérez
  • Género: novela
  • Bio:Elena García Pérez nació en Sama de Langreo, Principado de Asturias. A los 16 años, se adentró por tierras castellanas realizando estudios en Valladolid de: Trabajo Social, Profesora de español e Historia del Arte. Trabajó como Trabajadora Social en Soria y Valladolid durante más de 12 años. Posteriormente, montó su propia academia de español para extranjeros en Valladolid. Actualmente reside en Lyon (Francia) desde hace 17 años donde ha ejercido como docente de lengua española en diferentes instituciones francesas, hasta montar su propia empresa Hispanolink, hace 7 años. Su ingenio la ha encaminado aún más allá, creando su propia marca Pipilet Mandala. Es a través de su libro: Hablando con las estrellas, como la autora nos quiere transmitir su concepto filosófico de la vida.
  • Canción de Pipilet Mandala: YouTube
  • Obra: Hablando con las estrellas

Disponible en: Libros CC, FNAC, Casa del Libro, Agapea y Amazon

 

Compartir

Tregolam
Sobre
Tregolam

Empresa de Servicios Editoriales. Agregador de #Concursos Literarios y Becas, #ServiciosEditoriales, #Noticias, #Entrevistas, #Literatura

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies