¿Cómo hacer un ensayo?

por Tregolam en Artículos Literarios, Tregolam
Como hacer un ensayo Como hacer un ensayo

Ante de adentrarnos por completo en los consejos sobre cómo hacer un ensayo, cabe destacar que este género es uno de los más modernos a la hora de referirnos a géneros literarios propiamente dichos. Desde su apogeo, durante la primera década del siglo XX, el ensayo podría definirse, en realidad, como un desprendimiento más o menos complejo (y que, por supuesto, ha ido evolucionando) del periodismo de investigación.

 

Características de un ensayo

Para definir un escrito como un género en sí mismo, debemos identificar qué características o singularidades tiene, a saber:

  1. El ensayo se caracteriza por ser un texto o grupo de textos amplios donde se suele tratar una gran variedad de temas con total libertad, pero sujetos a una serie de normas que le brindan veracidad al texto.
  2. Por regla general, en el ensayo el autor da a conocer a sus lectores su punto de vista ideológico.
  3. El autor, por supuesto, debe ser un especialista en la temática. Casi siempre se espera que sea un académico, periodista o investigador que, de una forma u otra, se haya involucrado en el tema en cuestión. Por ejemplo, si un periodista hará un ensayo sobre las maras de Centroamérica, se espera que haya convivido con estos grupos y que conozca a la perfección su idiosincrasia, cultura y formas de vida.
  4. A diferencia de otros géneros, en el ensayo la opinión de quien lo escribe debe estar apoyada por una investigación, sea cualitativa o cuantitativa, periodística o documental, etc. Por ejemplo, si un autor habla de los menores como un «problema global» de seguridad, debe apoyar esa afirmación con estadísticas oficiales sobre delitos cometidos por menores de edad en un período x de tiempo.
  5. Un ensayo no tiene por qué abarcar la totalidad de un problema o fenómeno, puede estar enfocado a uno solo de sus aspectos.

 

 

¿Cómo se compone un ensayo?

Si bien los ensayos no tienen una estructura definida, a la hora de responder a la pregunta sobre cómo hacer un ensayo o qué partes debe contener, se puede considerar, grosso modo, un estándar compuesto de la siguiente forma:

 

1. Entrada (10%): hay cierto consenso en que la entrada debe contener ciertas anécdotas o historias sencillas de por qué el autor ha escogido ese tema o cómo ha sido el proceso que lo ha llevado a involucrarse en el mismo. En algunos casos, también puede incluir una serie de aclaraciones sobre las experiencias que le han servido para sacar las conclusiones que todo ensayo debe tener.

Por ejemplo, volviendo al caso de las maras centroamericanas, en este punto el autor puede empezar contando que ha convivido durante años en ese entorno, que ha conocido a x cantidad de personas involucradas en una mara, que él mismo formó parte de una de esas estructuras (y por ello es una voz autorizada para hablar y analizar el tema), que se ha entrevistado con tal o cual persona, etc.

 

2. Presentación o metodología de trabajo (5%): esta suele ser una aclaración corta ya que, aunque la seña de identidad del ensayo es poseer cierto rigor, no es un texto académico sujeto a normas muy rígidas de citación, recolección de datos, marco teórico, contrastación, etc. No obstante, en esta parte se pueden comentar brevemente algunos detalles sobre los datos utilizados, el tiempo de investigación, las fuentes o personas consultadas, etc.

 

3. Desarrollo o nudo (75%): se trata del núcleo de todo el trabajo. Como su nombre lo indica, se trata del desarrollo de la investigación propiamente dicho, es decir, la exposición de lo investigado o reflexionado. Es, por decirlo de alguna forma, la parte de la historia donde se cuentan los hechos, pero sin llegar a formular ningún desenlace o resultado.

Por ejemplo, si un autor redacta un ensayo sobre el cambio climático, en el desarrollo hablará sobre todos los factores que, conforme los datos, generan el calentamiento global pero, de momento, no propondrá soluciones ni contestará a la pregunta: «¿Por qué estos factores están destruyendo el planeta o por qué no somos capaces de cambiarlos?».

 

4. Conclusión (10%): este es el apartado más importante de un ensayo. Aquí se vuelcan las conclusiones y las opiniones del autor siempre sujetas a una fundamentación lógica del trabajo realizado. Si durante el desarrollo enumeramos que ha descendido considerablemente la población de las aves migratorias en cierta región, la conclusión puede ser que las aves están desapareciendo porque ya no suelen desplazarse grandes distancias. Por el contrario, la conclusión saldrá de los factores expuestos en el desarrollo.

Por ejemplo, si comentamos que en cierta zona ha aumentado la tala indiscriminada, se han establecido fábricas, se ha detectado una menor precipitación de lluvias en estaciones húmedas o ha aumentado la proliferación de otros animales potencialmente peligrosos para las aves, la conclusión debe surgir de la conjunción de todos esos elementos.

 

¿Cómo hacer un ensayo?

Una vez analizados los componentes y características de un ensayo, queda por ver cómo se puede redactar uno.

Primer punto: Preparación

a. Seleccionar un tema a tratar: lo ideal es que sea un tema que, de una forma u otra, sea de interés general y que el autor conozca o haya investigado a profundidad.

b. Establecer un punto de vista: como comentamos anteriormente, ya en las primeras páginas el lector debe saber qué piensa el autor sobre el tema.

c. Investigación: recolectar datos, documentación, entrevistas, bibliografía y todo lo que sea necesario para establecer una postura. Este es un paso fundamental: si no se es capaz de rastrear prácticamente todos los datos sobre un tema, la redacción del ensayo será un problema.

d.  Flujo de ideas o esquema de ideas: si bien esto es un poco cinematográfico, el primer paso luego de tener toda la información recopilada sobre el tema, es ordenarla mediante un esquema de flujos simple, de manera que se pueda visualizar y entender mejor, así como establecer la cronología que tendrá la parte del desarrollo.

 

Segundo punto: Redacción

a. Redacción sobre la base del diagrama de flujos: es el momento de empezar a escribir y lo ideal es basarse lo más rígidamente en el esquema de flujos para saber dónde termina un tema, dónde continúa el otro y que no haya solapamientos de temas o de datos.

b. Fijar ideas: esta es, digamos, la base sobre la que se sostiene todo ensayo: trasmitir ideas y conceptos claros, concisos, nada de divagaciones. Para esto también es fundamental respetar el esquema de flujos porque te permitirá una guía concreta de cada idea y de cada tema.

c. Verosimilitud, coherencia y consistencia: este es un principio que abarca cualquier tipo de género.

    • Verosimilitud significa que aquello que estemos contando no parezca una película; es decir, no se pueden exagerar los datos, los hechos y el protagonismo del autor. Pero que, además, todo lo que se dice, por más increible que parezca, debe estar respaldado por datos oficiales.
    • Coherencia significa que, si estás plasmando una idea, no puedes cambiarla durante el desarrollo así como asegurarte de que las conclusiones, como dijimos antes, salgan del trabajo expuesto.
    • Consistencia está relacionada, en último término, con los datos presentados. No se sostiene a lo largo de un ensayo exponer datos parciales para justificar una idea general. Del mismo modo, la consistencia también está vinculada a que el tema tratado a lo largo de todo el ensayo sea realmente un problema o un tema sujeto a un investigación y no puro cotilleo o rumorología.

 

Tercer punto: Revisión

a. Lo ideal, como ocurre con las obras literarias, es que al finalizar el ensayo se guarde un tiempo y luego volver a leerlo para comprobar que se han cumplido todos los pasos de su estructura así como los tres componentes antes comentados: verosimilitud, coherencia y consistencia.

b. Para salir dudas, siempre es conveniente hacer una última revisión de todos los datos presentados en el ensayo.

c. Entregarle el ensayo a una persona especialista en el tema para conocer una opinión ajena sobre la estructura del ensayo y sobre el tema en sí.

d. Finalmente, algo fundamental es realizar una corrección ortográfica por medio de un profesional. Algo que desacredita enormemente a un ensayo es que contenga muchas faltas de ortografía.

 

Consejos sobre cómo hacer un ensayo

Una vez que tienes claro todos los componentes y los puntos fundamentales sobre cómo se hace un ensayo, te daremos algunos consejos útiles para que tu ensayo tenga éxito:

  • Utiliza frases cortas
  • Hazte preguntas que ti misma/o que luego te contestes
  • Utiliza citas de autores conocidos, de novelistas de otros ensayistas
  • Compone el ensayo con un vocabulario sencillo, nunca pretencioso
  • Tratar un tema muy sensible o doloroso no significa que no puedas escribir un relato ameno.
  • Cualquier afirmación contundente apoyada por un dato es más contundente aún.
  • Aunque un ensayo no es una tesis, debes saber citar fuentes conforme los métodos de citación más utilizados: Vancouver o APA.

 

 

Tags

Compartir

Tregolam
Sobre
Tregolam

Empresa de Servicios Editoriales. Agregador de #Concursos Literarios y Becas, #ServiciosEditoriales, #Noticias, #Entrevistas, #Literatura

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies