¡Instala el Widget de Concursos para ver los concursos directamente desde tu web o blog!

Reseña de «Elementos 3. Diversidad emocional», de Javier Peña

El escritor y Doctor en Ciencias Químicas, Javier Peña, ha sido siempre un apasionado de la materia que nos rodea: esa realidad que nos envuelve conformada por todas aquellas cosas que ocupan un espacio. Esa materia que utiliza la energía (en diferentes formas) para asentar las bases físicas de nuestro planeta.

Indagar sobre el origen de las cosas y entender nuestro mundo constituye uno de los elementos clave de la literatura de este autor.

En la tercera parte de su trilogía, Elementos 3. Diversidad emocional (Editorial Tregolam), así como en las dos entregas anteriores, el escritor tiene la voluntad de convertir todo lo que compone la materia en un lenguaje universal y entendible por todos. Por eso, su última novela se fundamenta en esta teoría para acercar al lector una historia profunda sobre la identidad de género.

La historia se desarrolla en el planeta Tabla Periódica en donde habitan diferentes elementos químicos, entre ellos Al, quien descubre emociones nuevas al conocer a Ger, un compañero del colegio.

«Y los propios elementos químicos entienden perfectamente la belleza de la diversidad. Por tal razón, suelen relacionarse y mezclarse entre ellos. En las diferentes grandes y pequeñas ciudades y pueblos del planeta de la Tabla Periódica encontraremos a los elementos interactuando de muchas maneras y en distintas situaciones».

El encuentro entre estos dos elementos químicos influirá en la realidad de Al, cuyo entorno parece no aceptar su relación con Ger, sobre todo su madre. La narración circunscribe una verdad conocida por todos: la falta de aceptación hacia aquello que no atiende a las normas sociales establecidas como «normales». 

Continuar con la apariencia para conseguir la aprobación de los demás, mientras tiene lugar una lucha interna dentro de Al, constituye el foco principal de la psicología de este personaje.

«Antes de detenerse a pensar en lo que piensan los demás de su hijo negativo, dele todo el amor y la aceptación posible como padre. Hay suficiente incomprensión en el mundo de hoy, así que lo que realmente importa es poner en práctica ese amor que sé que siente por Al».

La historia de Elementos 3. Diversidad emocional es un pasaje lleno de sinceridad y franqueza que apunta directamente a la conciencia del lector. ¿No es acaso prohibitivo seguir señalando aquello que creemos distinto? ¿No existe materia diversa suficiente como para que todos tengamos cabida en el universo?

Se plantean varios aprendizajes, entre ellos la diversidad social, la prevalencia del amor y la aceptación, la fidelidad hacia uno mismo a pesar de las circunstancias y la multiculturalidad. 

La obligación como sociedad de evitar etiquetar, lanzar disparos hacia lo dispar, entender que todos somos parte de lo mismo, palpitan de manera incesante a lo largo de las páginas de la novela de Javier Peña.

«El miedo comienza a meterse en mis huesos y siento ganas de salir corriendo. —No, por favor. No les digas nada. Se lo contarán a todo el colegio. ¿Qué dirán mis hermanas? ¿Y mis padres?».

La forma de presentar la narración de esta obra tan interesante es uno de sus puntos fuertes: hablar de algo que se nos antoja tan cercano como la tolerancia a través del lenguaje de la materia. El escritor logra reconectarnos con nuestro mundo a través de esta forma de comunicación que nos propone para ser conscientes y observar nuestro planeta desde otra perspectiva.

La obra de Javier Peña nos ha parecido apta para todos los públicos, pues pensamos que en función del rango de edad el mensaje llega de una manera distinta y, en cualquier caso, entretenida. Su tono es pedagógico, pero la historia es completamente ficcional y novelada. No es una novela educativa, ni tampoco pretende serlo; sin embargo, hemos descubierto un libro con el que poder aprender, tanto ciencia como humanidad; cercano, transparente y muy emocional.

El libro de Javier Peña nos ha parecido indispensable porque contiene una de esas historias que siempre nos invitan a escucharnos, a ir más allá del mundo que nos rodea, de las apariencias y los juicios de valor. Nos invita a conocernos, aceptarnos y ser felices. Por eso, si aún no has leído las dos primeras entregas de la trilogía, te invitamos a que lo hagas; y, si ya lo has hecho, es el momento de leer Elementos 3. Diversidad emocional. Porque, a veces, tener un buen libro cerca es también tener un buen amigo.

«Qué importante es tener amigos o al menos personas buenas a tu alrededor. A veces quien menos te lo esperas».

 


  • Nombre: Javier Peña
  • Género: novela
  • Bio: Un soñador apasionado por el mundo de los materiales y la materia que los compone, muestra en este libro un sueño convertido en deseo: que el lenguaje de la materia sea el lenguaje de todos, de la misma manera que lo es el de los números, el de las letras y el de las notas musicales, y lo hace a través de lo que hoy conocemos como «identidad de género». El pequeño de siete hermanos, vive hasta los dieciocho años en su pueblo, Caleruega, donde descubre dos cosas fundamentales: el valor de la familia y la sabiduría de la naturaleza. Estudia Ciencias Químicas en Barcelona y se doctora trabajando con los materiales inteligentes. Es en ese momento cuando la materia, la materia en mayúsculas, se convierte en el centro de su aprendizaje y alcanza su primer y segundo gran sueño: formar una familia y ser maestro. No hay mejor manera de aprender que enseñando. Enseña materiales en ELISAVA, bajo el paraguas del Diseño y la Ingeniería, y es uno de los creadores de Materfad. Realiza proyectos, investiga, reflexiona, escribe y publica diversos libros y artículos que aportan su granito de arena al conocimiento de los materiales. Como director científico de ELISAVA, se convierte en un materialista (pasión por la materia) que aprende que la misión de la ciencia no es otra que cuestionar el conocimiento. Admirador de Nikola Tesla, proyecta su máxima que dice que «todo en la vida es energía, frecuencia y vibración» y se atreve a pensar que la forma de todo, no es otra cosa que la armonización de la materia y la energía. Ahí es cuando se da cuenta de la necesidad de empoderar a la sociedad con el conocimiento de la materia, transformando la percepción que tiene de la famosa tabla periódica de los elementos y, claro está, dando visibilidad a los elementos que la componen igual que nos componen a nosotros y al mundo en el que vivimos.
  • Obra: Elementos 3. Diversidad emocional

 

 

Disponible en: Casa del Libro, Agapea y Libros CC

Compartir

Tregolam
Sobre
Tregolam

Empresa de Servicios Editoriales. Agregador de #Concursos Literarios y Becas, #ServiciosEditoriales, #Noticias, #Entrevistas, #Literatura

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies