¡Instala el Widget de Concursos para ver los concursos directamente desde tu web o blog!

Reseña de «El capitán Rodrigo Martín: justicia», de Antonio Ortega Castro

En el año 2018 el granadino de nacimiento, pero gironés de adopción, Antonio Ortega Castro hizo su primera incursión en el mundo literario con El Capitán Rodrigo Martín: la venganza. En ella, el autor narra las idas y venidas de Rodrigo Martín en plena época de conquista y expansión del Imperio español en el siglo XVI.

Una novela que nos dejó con ganas de leer más sobre la vida de su protagonista. La espera no se ha hecho mucho de rogar porque Antonio Ortega Castro ha publicado la segunda parte bajo el título El Capitán Rodrigo Martín: justicia (Editorial Tregolam). En esta continuación el personaje principal, afincado en la isla de La Española, ha construido una vida estable junto a su mujer y su hijo.

Sin embargo, la tranquilidad no tarda en verse amenazada puesto que parte de las lindes de su hacienda han sido saqueadas. Se inicia entonces un enfrentamiento entre Rodrigo Martín y los delincuentes, quienes aprovechan un viaje del primero para quemar la hacienda.

«No entendía los motivos por los que los esbirros de Esquivel habían atacado su hacienda y sus tierras, ni qué papel jugaba en todo aquello la figura de Antequera, el secretario del gobernador de La Española, ni qué diantre transportaba aquella dichosa nave de Ayamonte».

A su regreso, Rodrigo Martín se propone perseguir a los malhechores para salvaguardar su honor y el de su familia. El periplo le llevará por distintas islas: Cuba, Jamaica y La Española para dar con aquellos que desafiaron su apacible vida.

Con un lenguaje adaptado a la época en la que transcurre la trama, Antonio Ortega Castro, consigue con esto embarcar al lector hasta Latinoamérica avivando el contexto de la novela, la cual gana en acción a medida que se desarrolla El Capitán Rodrigo Martín: la venganza.

El autor ha conseguido armonizar la dosis de información histórica ofrecida al lector con la ficción, de tal manera que el lector se convierte en un testigo de aspectos culturales y sociales de la época de la conquista.

«Una vez las chalupas estuvieron en el agua, bajaron una docena de hombres: cuatro marineros, siete soldados y el propio Rodrigo. Aquellas aguas de un color azul intenso estaban en absoluta calma y les llevó muy poco tiempo arribar a la orilla. Desembarcaron con prevención ya que aunque sabían que los indígenas de esa zona eran pacíficos, toda precaución era poca y podía ser que se hubieran equivocado de lugar y fueran sorprendidos».

El avance rápido y dinámico de la trama está protagonizado por el uso de diálogos y la descripción de los paisajes, que aportan todavía más firmeza al marco histórico y al crecimiento de la peripecias del Capitán Rodrigo Martín y el resto de los personajes. Estos como ya vimos también en la primera parte, están creados para hacer disfrutar al lector de la lectura sin dejar de lado parte de complejidad.

Tenemos en esta segunda entrega, por ejemplo, un Rodrigo que se vio obligado a crecer a base de experiencias difíciles y que es, ahora sí, ha madurado completamente como capitán y como persona. Estamos ante una etapa de su vida totalmente adulta. Y, a pesar de esta profundidad, el autor busca que el personaje entretenga y llegue por su transparencia más que por su complejidad.

Justamente, esta última idea puede trasladarse al completo de la obra. Una vez más, el objetivo principal de la trama es sencillamente que el lector desconecte de su mundo y pueda divertirse sin pensar en nada más.

El peso de la amistad y de la familia, el valor y sobre todo, la justicia como elemento fundamental que impulsa la acciones del Capitán Rodrigo son los temas principales de esta novela histórica.

«Curioso», pensó Rodrigo. En los nuevos asentamientos siempre había escasez de cirujanos, de calafates, de herreros, de gente con oficios necesarios para vivir en las zonas pacificadas… pero no faltaban nunca bodegas y mancebías, aficionados al vino y a las mujeres… Curiosa costumbre castellana que prevalecía sobre otras necesidades vitales para la supervivencia en aquellas tierras salvajes».

Nos da pena pensar que las aventuras del capitán Rodrigo terminen aquí, después de que en una entrevista el autor haya dicho que puede ser la última parte de la trama. Hemos disfrutado mucho con esta historia.

 


  • Nombre: Antonio Ortega Castro
  • Género: novela
  • Bio:Diplomado en Ciencias Empresariales. Nació en Capileira (1961), un pequeño pueblo de la Alpujarra granadina, aunque toda su vida ha vivido en Blanes (Girona). Casado y padre de tres hijos. Aficionado a la lectura, ha publicado El capitán Rodrigo Martín: La venganza (Editorial Caligrama). Ahora lanza al mercado la segunda parte de esta historia.
  • Obra: El capitán Rodrigo Martín: justicia

 

Disponible en: Amazon, FNAC y Kobo

Compartir

Tregolam
Sobre
Tregolam

Empresa de Servicios Editoriales. Agregador de #Concursos Literarios y Becas, #ServiciosEditoriales, #Noticias, #Entrevistas, #Literatura

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies