¡Instala el Widget de Concursos para ver los concursos directamente desde tu web o blog!

Entrevista a Yolanda Corell Almuzara, autora de «Desde dentro»

Buenos días, Yolanda. Tras leer tu poemario Desde dentro (Editorial Tregolam) teníamos muchas ganas de poder hablar contigo para hacerte unas preguntas relacionadas con este tu primer libro de poemas.

Nos ha encantado la sensibilidad con la que utilizas las palabras tan acertadas en cada uno de tus poemas. Da muestra de que eres una autora que llevaba la poesía dentro desde siempre. ¿Por qué has tardado tanto en lanzarte al mercado literario?

A pesar de escribir desde muy joven, he estado mucho tiempo sin hacerlo. He retomado la escritura hace solo cinco años y, ahora no es nada fácil publicar un libro en una editorial convencional, por lo que hay que decidirse por la autoedición y eso supone unos gastos importantes. El poemario estaba escrito hace tiempo y, finalmente, decidí hacerlo saltando en paracaídas y apostando por mí misma.

Un total de cuarenta y seis poemas componen tu libro. ¿Cuál dirías que es el hilo conductor de todos ellos? ¿Sientes predilección por alguno en particular? ¿Por qué?

Dicen algunos maestros que los escritores tienen un tema sobre el que gira su obra. Diría que la vida, la soledad y el amor son la esencia de mis poemas. Hay varios poemas entre mis favoritos, aunque a todos los amo. Si tengo que nombrar alguno, elegiré, por ejemplo, Ellas, el poema dedicado a mis hijas, por una razón obvia. También Búsqueda y Entrega son dos de mis predilectos, quizás porque los he recitado más veces y los siento muy míos cuando lo hago.

Relacionado con la esencia misma del poemario Desde dentro, este se encuentra dividido en dos partes diferenciadas. En la primera nos hablas sobre la soledad que has vivido en muchos momentos y, en la segunda, todo se torna más vivo y sensual. ¿Se escribieron en momentos distintos de tu vida? ¿Qué otras diferencias existen entre un capítulo y otro?

He vivido momentos de soledad, como casi todo el mundo, pero también momentos muy felices. Creo que hay un error cuando se considera autobiográfica la obra de un escritor. Un poeta tiene que sentir lo que escribe, pero sentir no significa haberlo vivido en tu propia carne. El poeta tiene una forma de mirar y de sentir sobre la realidad, aunque no siempre sea la suya propia, y utiliza la palabra para expresar sentimientos, propios o ajenos, desde el acto creativo.

Mi poemario está dividido en dos partes diferenciadas y, en cada una de ellas, destaca un tema claramente, un hilo que las va tejiendo y uniendo a modo de red. No hay una línea temporal que divida las dos partes, sino que son distintos sentimientos en una misma vida, distintas miradas. La diferencia entre ambas partes es el tema esencial que se desprende de los poemas. Como bien has dicho, en la primera parte se percibe la vida, la soledad, la incertidumbre, la búsqueda de un yo interior. En la segunda parte, en cambio, el nexo principal es el amor, ya sea desde el sentimiento del amor vivido o desde el anhelo del amor. La sensualidad y un erotismo un tanto espiritual llenan también los poemas de este segundo bloque.

Tu libro es un poemario muy extenso que entendemos te ha llevado tiempo escribir, pues se nota que cuidas mucho el lenguaje y lo que quieres transmitir. ¿En qué momento del día te sientes más cómoda escribiendo? ¿Te fuerzas a escribir cada día para no perder una rutina o plasmas las palabras cuando las sientes?

Sin un lenguaje poético no se podría hablar de poesía, por eso intento utilizar lo mejor que sé un lenguaje rico y bello. Me gusta escribir a última hora de la tarde, pero la verdad, es que en muchas ocasiones lo hago en otros momentos del día, cuando me apetece, o cuando aparece una idea, una palabra que me hace sentir algo. Intento escribir todos los días, sobre todo, porque lo necesito, pero si un día no fluye o no tengo tiempo, tampoco me siento mal.

Relacionado con lo anterior, ¿crees que la constancia es la fórmula magistral para ser escritora o también se ha de tener un «don»?

Como en todos los ámbitos artísticos, creo que se necesita una dosis de ambos aspectos. El trabajo es muy importante para hacer algo bien hecho en cualquier esfera de la vida. La poesía requiere trabajo, dar muchas vueltas a un poema, hasta que tiene ritmo, musicalidad, sentimiento y belleza. En ocasiones, un poema sale solo, brota, pero en la mayoría de los casos, requiere un tiempo de reposo y de revisión.

En Desde dentro se aprecia una poesía herida pero también reivindicativa del amor. Tus poemas guardan un contraste entre la belleza y lo dañino del amor. ¿Cómo definirías tu escritura? ¿Qué es para ti la poesía?

Mi forma de escribir es sencilla, natural, desde el sentimiento, utilizando recursos poéticos que hagan sentir también a quien la lee.

Escribo poemas de verso libre, aunque en ocasiones también escribo con rima y métrica tradicional, pero son las menos. En muchos de los poemas de “Desde dentro” hay una presencia de la mujer como sujeto de su propia sensualidad, un papel de sujeto activo y no de un mero objeto pasivo. Creo que eso diferencia mi forma de escribir, el espacio desde donde escribo.

La poesía me da vida, me permite respirar, al leerla y al escribirla. Es la esencia de la belleza, es la palabra en su máxima expresión, mi género favorito de la literatura. La poesía requiere un gran dominio del lenguaje y la expresión creativa de la mirada del poeta.

En el prólogo leemos: «Porque hay siempre un desnudarse a los demás, cuando la poesía, la palabra escrita, queda, sin tapujos, marcando la propia verdad». ¿Es para ti la escritura, y en concreto la poesía, una forma de terapia con la que curarse?

La poesía es terapéutica para mí, cuando la leo o cuando escribo mis poemas. Considero que todas las expresiones artísticas lo son, pero la poesía lo es especialmente. Penetra hasta lo más profundo de nosotros, trascendiendo nuestro yo y mejorando el autoconocimiento, permitiendo la liberación desde la palabra. Esta pregunta es muy interesante y compleja, sería tema para un seminario completo.

El viento, las mariposas, el mar, la luna, la arena, los sueños, el tiempo, los besos retenidos… flotan como un salvavidas a lo largo de tus poesías. ¿Qué significan para ti el campo semántico de la naturaleza y del paso del tiempo?

La naturaleza siempre está presente en mis poemas, no exactamente como protagonista, pero sí influenciando mi sentir y el lenguaje que utilizo. De la naturaleza se desprende tanta belleza que, utilizando la metáfora como recurso, intento trasladarla a mis letras para absorberla y trasladarla al plano de los sentimientos.

El paso del tiempo es esa espada de Damocles que todos vemos pender sobre nuestra cabeza a partir de cierta edad. Hace muy poco leía a un gran escritor poeta, catedrático de literatura, Javier del Prado Biezma, precisamente escribir sobre el paso del tiempo, cuando somos conscientes de esa brevedad de vida que nos va quedando por vivir. Es el vértigo de traspasar una frontera, la que te acerca más al final de la vida por más que uno quiera aferrarse a ella. Te das cuenta de que los días pasan y el tiempo se queda corto para todo aquello que sueñas con poder disfrutar.

Parece que la poesía está viviendo un boom literario. Poetas jóvenes y consagrados ocupan en muchas ocasiones las listas de los más vendidos. Algo sorprendente, pues la poesía siempre ha estado relegada a un segundo plano. ¿A qué crees que se debe este fenómeno? ¿A las redes sociales? ¿A una nueva conciencia estética?

Perdóname que disienta. No estoy nada de acuerdo con esta afirmación. Creo que los libros de poesía se venden poco, mucho menos que la novela o que los libros de relatos, que sí están teniendo un boom en la actualidad. La poesía tiene una gran expansión en las redes sociales, donde es fácil publicar un poema o un micropoema. Instagram, por ejemplo, está lleno de lo que muchos llaman poesía actual, unos poemas muy breves. Para otros muchos, entre los que me incluyo, estas formas de escritura son frases muy bonitas, pero que no se pueden realmente considerar poesía. Está triunfando la brevedad, lo extremadamente breve, quizás fruto de un tiempo que vivimos con demasiada prisa y donde queda poco tiempo para dedicar a la lectura. Hay que leer más poesía y comprar más libros de poesía.

Muchos poetas se lanzan también al escenario y recitan en bares y cafeterías para dar a conocer su obra. ¿Tendremos la oportunidad de escucharte en alguno de estos sitios?

Me fascina recitar, es algo que hago desde niña. Y ahora, recitar mis propios poemas me provoca una gran emoción y un sentimiento de satisfacción. Considero que la poesía es muy bella leída en silencio, pero que, además, al ponerle voz, se eleva a otra dimensión. Cuando se recita, se traslada y se comparte de forma directa el sentir con los que escuchan y reciben los poemas. Se produce un intercambio mágico que es difícil expresar.

He recitado ya en varios eventos de poesía, en festivales poéticos y en la Feria del Libro de Vallecas, por ejemplo. También lo he hecho en directo en ferias del libro virtuales, en entrevistas, en tertulias y programas culturales, a través de plataformas virtuales. Y lo haré encantada en otros lugares si se dan las condiciones necesarias para ello.

En Con todo y Susurros también hablas del proceso de la escritura; en Ellas sobre las mujeres de tu vida que te han influenciado o en Perdida en donde realizas una reflexión sobre el recuerdo. ¿Crees que hay temas universales en la poesía? ¿Es la poesía reivindicativa también?

Desde luego hay temas universales en la poesía, no hay más que hacer un recorrido por la historia y los grandes poetas. Temas como el amor, la naturaleza, el dolor, la muerte, son temas recurrentes y permanentes en la escritura poética. Por supuesto, la poesía social también existe desde hace mucho tiempo. Celaya dijo que “La poesía es un arma cargada de futuro”. Hay grandes poetas que escriben poesía social y reivindicativa también en la actualidad, poetas como Antonio Mata Huete o Rodolfo Serrano, o cantautores, que son también poetas y sus letras son palabras de lucha y reivindicaciones.

En algunos de mis poemas se puede apreciar también algo que ya he nombrado, la reivindicación del papel de la mujer como sujeto activo de su propia sensualidad.

Ahora que ya has publicado tu primer poemario, ¿qué expectativas tienes con Desde dentro? Cuéntanos, ¿cómo ha sido la experiencia de publicar tu primer libro?

La publicación de mi libro era un sueño que he podido hacer realidad, aunque ha sido un arduo trabajo y no siempre ha sido grato. El camino hasta que, finalmente, los libros impresos llegan a tus manos, los respiras, los sientes, es largo y complicado; al menos, lo ha sido para mí, que soy impaciente pero también muy exigente, conmigo misma y con todo lo que hago. No me conformo con la mediocridad.

Los primeros 100 libros se agotaron en 20 días, algo que fue una sorpresa para mí. Ahora han llegado nuevos libros y espero que no sean los últimos ejemplares de “Desde dentro” que naveguen en un mar de azules infinitos, ese bellísimo mar que diseñó para mí el creador de la portada, mi querido amigo José Luis Torrente Ballesteros, un gran profesional del diseño, un artista.

Antes de despedirnos, Yolanda, ¿te animarías a escribir un poema para todos aquellos que nos leen?

Claro, voy a ello, encantada siempre de escribir. Hablando del tiempo, de la vida, del amor, os dejo este poema. Espero que lo disfrutéis.

 No perdono al tiempo
que pasó por encima
arrollándome,
gastándome sin permiso.

No perdono al amor
que ha dejado heridas sangrantes,
pústulas dormidas,
células y arterias marchitas.

No perdono a la vida
que me ha dormido despierta,
que me ha puesto al borde del final
alimentando la locura del vacío.

Y ahora me miro en tu espejo.
Me retuerzo en mi dolor, malherida.
Me rebano el alma con cuchillos
para renacer de este maldito invierno.

Por último, te dejamos un espacio para que comentes lo que quieras y que nosotros nos hayamos dejado en el tintero.

Me gustaría dar las gracias a todas las personas que he tenido a mi lado en este sueño, que han confiado en mí y colaborado conmigo para que se hiciera realidad. No diré sus nombres, porque son muchos y todos están citados en el poemario. Ellos ya saben quienes son.

He tenido el privilegio de contar con bellísimas reseñas de grandes escritores y poetas que han leído mi poemario “Desde dentro”, algunas publicadas en Facebook, la mayoría, pero también en sus blogs personales y en una página importante, como “Todo Literatura”, a ellos, Javier del Prado Biezma, José Luis Morante, Rodolfo Serrano, Francisco R. Mayoral, Antonio Mata, Isabel Montero, Teo Revilla, Manu Gálvez, Jordi Hortelano, Juan José Moragrega, Abel Jara, Richard Ortiz, mi eterno agradecimiento. Seguro que me olvido de alguno, pido disculpas.

Agradecer a todos los amigos y seguidores que tengo en las redes sociales sus diarias muestras de cariño por mis poemas y por mí. Muchos de ellos han puesto fotografías con mi libro, lo que me emociona cada día.

Finalmente, dar las gracias a todos los lectores que se han asomado a mis letras. Espero y deseo que hayan sentido y disfrutado tanto como yo cuando escribo. Sin ellos, no sería posible el sueño, la magia.

Nada más, muchas gracias.

 ¡Muchas gracias por esta agradable conversación, Yolanda! ¡Esperamos ansiosos un nuevo poemario de tu puño y letra!


  • Nombre: Yolanda Corell Almuzara
  • Género: poesía
  • Biografía: Llegué a este mundo en Madrid, un lunes, 30 de enero, con el pelo de punta y pelirrojo (tal vez procedente de Marte). A mi padre no le gustó mucho que su primer hijo fuera hija, pero siempre he sido y soy la niña de sus ojos. Desde que puedo recordar, me descubro leyendo y escribiendo, aunque durante unos años de mi vida los poemas se quedaron bajo tierra, encerrados en mi alma. Sin embargo, pertenezco al mar, que me devuelve a mi pasión y, al igual que Lena Yau, escribo para respirar, para sacar fuera lo que siento dentro. Desde dentro, así está sentido mi primer poemario, el que ahora palpita entre tus manos, feliz de que continúes leyéndome.
  • Redes sociales: Twitter, Instagram, Facebook
  • Obra: Desde dentro

Disponible en: Amazon, Agapea, Librería Proteo, Casa del libro, Fnac

Compartir

Tregolam
Sobre
Tregolam

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies