¡Instala el Widget de Concursos para ver los concursos directamente desde tu web o blog!

Reseña de «La Tahona», de María Elena Peñalver

Violeta vive en las calles de Madrid al haber sido expulsada de su hogar por quedarse embarazada. Con tan solo diecisiete años y un retoño en su vientre, convive con el frío y el hambre hasta que un día ayuda a una monja que se ha caído, la Hermana Mercedes. Esta la acoge en un refugio para mujeres, donde conocerá a distintas personas con sus propias y estremecedoras vivencias personales sin saber que sus vidas estaban entrelazadas desde el pasado.

María Elena Peñalver comienza de esta manera su primera novela, La Tahona, publicada por la editorial Tregolam y en la que recopila la vida coral de varias mujeres unidas en el espacio-tiempo, tejiendo una telaraña de historias que tienen como eje central al personaje de Violeta.

«Ella era alegre, pizpireta, jovial, de aceptable belleza. Llevaba gafas negras, redondas, de miope. No era lista ni tampoco tonta. Tenía claro desde pequeña lo que quería hacer con su vida. En sus planes estaba casarse con un hombre con un buen trabajo, tener dos hijos; un niño y una niña. Vivir en una casa con jardín y piscina. Tomar café con sus amigas e ir a un gimnasio para estar en forma. Su marido ganaría lo suficiente para mantener a la familia. Él sería guapo, alto, fuerte y muy inteligente.

¡Ay! La realidad muy pronto destrozó sus sueños juveniles. Tuvo su primera relación sexual a los diecisiete años con la mala suerte de quedarse embarazada. Su madre la echo de casa por sinvergüenza en cuanto se dio cuenta de su estado aprovechando que ya estaba a punto de cumplir a mayoría de edad. No encontró a nadie con la suficiente misericordia para acogerla».

Así, mediante Violeta, conocemos las historias de las distintas mujeres que aparecen su vida y que más peso tienen en la trama, como la señora Milagros, la cocinera del refugio para mujeres donde se hospeda la protagonista; Remedios, la condesa de Peñalver, de la que se nos narra la verdadera historia de su familia y cómo consigue desvelar la verdad; María Mora, otra de las huéspedes del refugio que busca incansablemente a su hijo, que su madre dio en adopción sin su consentimiento el día que nació, o Dorinda Rioseco, la marquesa que dona el refugio y gran amiga de Remedios.

Las relaciones amorosas y amistosas que se forjan entre los personajes de la obra se muestran con una sensibilidad plasmar de gran realismo, como la de Berto y Mónica, cuyo amor se fragua con una pasión desde el comienzo, o la de Violeta y Basilio, que se cuece a fuego lento.

Además, la escritora tiene la habilidad de dotar a cada uno de los personajes de una autenticidad que provoca que los lectores se encariñen con muchos de ellos y vivan sus historias con mucha más emoción.

«Cinco mujeres sentadas en una mesa redonda de piedra con símbolos de la cábala dibujados sobre ella. Protegidas por su guardián, el caballero de piedra que yace sobre el suelo de cristal policromado. Su entrada secreta a los túneles de Madrid se perdió en la ignorancia de aquellos que no vivieron la posguerra y desconocen que allí, en otros tiempos, hubo un convento».

María Elena Peñalver relata la obra utilizando un juego del espacio-tiempo impecable, en el que el marco histórico que data la novela de finales del siglo XX y principios del siglo XXI cambia según avanza la historia para mostrarnos las vivencias de algunos de los protagonistas en la Guerra Civil y la posguerra. Asimismo, la autora presenta un juego en el que el escritor de la obra está sumergido en la misma.

La obra es un canto a la libertad y a la felicidad, que las protagonistas logran alcanzar después de sufrir y padecer situaciones muy duras y escalofriantes, como la pérdida de un ser querido, agresiones, violaciones o humillaciones.

«El terror asomaba en sus ojosa cada vez más abiertos. Saber que va a morir no impide que suplique por algún tipo de alivio. Ahora reconoce el dolor de la parte que le falta. No entiende cómo no acaban con su suplicio ya».

La destreza de la escritora consigue que La Tahona se abra paso desde la ficción para establecerse en la actualidad, extrapolando las experiencias que miles de mujeres de la generación de nuestras abuelas y nuestras madres han podido vivir y que muchas veces nos han narrado en el salón o en la cocina de casa, rememorando un pasado que tiene gran presencia en las nuevas generaciones.

Invitamos a todos los lectores a que se adentren en esta hermosa y brillante historia que se queda impregnada en la consciencia de María Elena Peñalver y que ya está disponible en librerías online.


  • Nombre: María Elena Peñalver
  • Género: narrativa
  • Biografía: Madrid, 1968. Licenciada en Derecho y funcionaria de justicia. Y hasta aquí puedo contar porque, a pesar de todas las palabras escritas desde bien jovencita, es ahora cuando vivo mi primera incursión como escritora novel en el mundo editorial. En este relato surge de forma natural, casi inconsciente, el reflejo de la enorme fortaleza que tenemos las mujeres para superar cualquier problema.
  • Obra: La Tahona

 

Disponible en: Amazon

Compartir

Tregolam
Sobre
Tregolam

Empresa de Servicios Editoriales. Agregador de #Concursos Literarios y Becas, #ServiciosEditoriales, #Noticias, #Entrevistas, #Literatura

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies