¡Instala el Widget de Concursos para ver los concursos directamente desde tu web o blog!

Reseña de ‘El secuestrador de mentes’, de F.K. Glezger

La cantidad de misterios que nos envuelven es infinita. Día tras día, nos preguntamos tanto por aquello que nos rodea como por aquello que, con ahínco, deseamos descubrir sobre nosotros mismos. Y es sobre estas cuestiones infinitas, que muchas veces sobrepasan los límites de lo conocido, de lo que F.K. Glezger habla en su ópera prima El secuestrador de mentes.

Siguiendo la estela de los grandes clásicos de la ciencia ficción —el lector puede escuchar, con inusitada claridad, el eco de las grandes distopías de la literatura, como aquellas descritas por Philip K. Dick o Aldous Huxley—, El secuestrador de mentes ofrece a los lectores un mundo por descubrir, que se expande en todas direcciones y que penetra en el oscuro fondo de las constelaciones y del alma humana.

Y es que, más allá de los carteles de neón, de las extremidades robóticas y de aquel anhelo futurista, este libro pretende aunar y presentar las grandes cuestiones sobre la condición humana. F.K. Glezger, la autora, ha sabido plantear con elegancia y fuerza diversos dilemas morales que buscan ofrecer al lector una puerta no solo al entretenimiento, o a la búsqueda y disfrute de aventuras fantásticas, sino también al conocimiento y análisis de nuestra propia conciencia. Como ella misma refiere, «para mí, la ciencia ficción en cierto sentido es filosófica, te lleva a preguntarte cosas que no pensarías en la vida cotidiana y eso siempre influye en uno para bien».

El libro recientemente publicado narra la historia de Kai, a partir de su encuentro con un psiconauta —una persona con habilidades especiales que puede viajar a través de distintos mundos usando su mente— llamado Bosco. Kai es un joven japonés que trabaja como gerente de su propia compañía, la cual está preparada para dar el gran salto dentro de la industria tecnológica, y que se ve súbitamente inmerso en una trama pseudo-criminal que requiere su ayuda para ofrecer una vía de escape a algunos de los habitantes de Ordos, un mundo que está sumido en la violencia y en la degradación más absoluta.

Para huir de ese horror, los psiconautas integrantes de la banda —que harán todo lo que esté en su mano para salirse con la suya— necesitan el diario que, hace muchos años, empezó a elaborar el desaparecido y esquizofrénico padre de nuestro protagonista. Un libro plagado de secretos que ayudará también a desvelar el porqué de una serie de extraños asesinatos que se han estado cometiendo por todo el mundo desde hace años. En la búsqueda del mismo, seremos partícipes de una historia asombrosa donde los distintos personajes desplegarán su lado más humano y salvaje, para sumergirnos en aquel difuminado que nos brinda la angustia de la huida y la incertidumbre del futuro y de los sueños.

Cabe destacar el trepidante ritmo de la narración, pues su fluidez se configura como uno de los pilares fundamentales del libro. En El secuestrador de mentes no hay página que no nos guíe vertiginosamente a la siguiente, que no nos invite a devorar capítulo tras capítulo —catorce, en total, que delimitan perfectamente la trama— para descubrir no solo los secretos que se esconden en esos otros mundos —pues sabemos que existe Ordos, pero también Cydonia, sobre el cual versará el próximo libro de la saga, según ha mencionado la autora—, sino también el potencial de las capacidades de los psiconautas.

Por otro lado, observamos en este libro un despliegue de vivencias y sentimientos que bien enriquecen la lectura hasta un punto enternecedor. La viveza y riqueza de espíritu de algunos personajes es apabullante, pues, además, todos ellos tienen un motivo para vivir y luchar, independientemente de cómo juzguemos sus acciones. Y es que, como ya mencionábamos antes, la novela flota constantemente en un mar de preguntas que deberá responder, sola y únicamente, el lector.

Nos veremos inmersos en una historia donde ni el bien ni el mal son términos absolutos y donde la hermandad de los pueblos es defendida con firmeza, en pos de un futuro más próspero, algo que trasciende las páginas e invade nuestra realidad de una desacostumbrada pero necesaria esperanza.

En definitiva, quien se atreva a sostener este libro entre sus manos no se arrepentirá de lo que Kai, Bosco, Ev y los demás tienen que mostrarle; o, quizás, solo tendrá que hacerlo cuando, al llegar al final, se dé cuenta de que había tardado demasiado en comenzar a visitar otros lugares a través de su mente.

 


  • Nombre: F.K. Glezger
  • Género: Ciencia ficción
  • Bio: F.K. Glezger nació el 6 de octubre de 1989 en México. Siendo parte de una familia multicultural en la que hay mezclas de diversas partes del mundo como México, España, Francia, e incluso Asia. Nunca se identificó con una bandera o nacionalidad, reconociendo la importancia de vernos como seres humanos que comparten un solo mundo. Adquirió el amor por la lectura y la escritura desde muy temprana edad por su abuelo, Antonio Gerard. Amante de la ciencia ficción, El secuestrador de mentes es su ópera prima en el mundo de la novela y la primera parte de una saga que promete misterios e intriga.
  • Libro: El secuestrador de mentes

 

 

 

 

 

 

Disponible en: LibrosCC y Amazon

 

Compartir

Tregolam
Sobre
Tregolam

Empresa de Servicios Editoriales. Agregador de #Concursos Literarios y Becas, #ServiciosEditoriales, #Noticias, #Entrevistas, #Literatura

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies