¡Instala el Widget de Concursos para ver los concursos directamente desde tu web o blog!

Reseña de «Doce relatos», de Javier Luis Peral

El mismo Javier dice que no es muy dado a descubrir nuevas lecturas, incluso que escribir tampoco es algo en lo que sea muy constante, pero la realidad es que, cuando se pone a esto último, consigue resultados extraordinarios. Y es que, después de Evasión y filosofía, La siempre admirable condición humana, Las tres vidas de Pablo y El libro de Pablo, ha vuelto a la carga con una nueva publicación que se presenta bajo el título de Doce relatos.

Como el mismo título indica, el libro se compone de doce relatos distintos que tratan los más diversos temas:

La divergencia de dos vidas en apariencia paralelas, el abismo entre el éxito social y el personal, la decepción al final del trayecto, los siempre poco presentables pensamientos, la atroz didáctica de la historia, la frágil y siempre condicionada amistad, la conveniencia de saber o el rencor escondido centran, entre otros temas, la acción de estos doce relatos.

Después de conocer esta información, ¿quién podría esperar asomarse a sus páginas y no encontrar una parte de su ser en ellas? Y es que la diversidad de temas encuentra su denominador común en que todos ellos tocan algún aspecto de nuestras vidas.

Es lo que ocurre con la terquedad de Ernesto, sumido en una cerrada y altiva visión del mundo que le provoca una intensa insatisfacción con todo, las infinitas cavilaciones de Gabriel, que no encuentran refugio en nadie, y la posterior pero nunca afectada aceptación de que los demás no siempre nos acompañan en lo que más importante nos resulta. Así pues, Doce relatos se convierte, a través de todos sus personajes y narraciones, en un impacto frontal contra nuestros sentimientos.

Si bien el mismo autor, al publicar el libro, no define ninguna especie de incursión filosófica, lo cierto es que esta doctrina sí se encuentra en cada una de las historias. Y es eso lo que hace que ninguna carezca de fundamento, pues lo que consigue es, precisamente, identificar ese o esos algos que, sin ser obvios, se encuentran siempre delante de nosotros y que, de alguna manera, conforman nuestra forma de ser y de actuar, de comprender la vida. ¿Cómo llegaríamos a nosotros mismos sin un ejercicio supremo de reflexión (en caso de que aquello pudiera lograrse)?

En el caso de Javier Luis, la creación de estos relatos «fue, en cierta medida, una manera de exponer algunos (no todos) de mis puntos de vista sobre lo que significa la literatura y escribir para mí». Y es que la literatura y la filosofía van de la mano mucho más a menudo de lo que creemos, por lo que constituyen un cóctel perfecto para tratar los más diversos temas de una forma mucho más entretenida e ingeniosa.  Además, el hecho de que este libro no sea una novela, sino un conjunto de escritos más cortos, ameniza también la lectura y favorece que el texto sea más fluido.

Todos los relatos tienen una personalidad propia, con personajes que adquieren una presencia potente en su propia historia y que, al mismo tiempo, en lo más sutil de su construcción, refieren a los demás protagonistas. De esta manera, se conforma un libro que mantiene un ritmo constante y que invita al lector a saltar de un «capítulo» a otro sin mayor dilación.

Asimismo, cabe advertir (si esa es la palabra más conveniente a usar) que la edición del libro guarda un aire de desánimo que bien puede estar justificado por la profundidad de los temas que abarca. Y es que los asuntos vitales que aquí se tratan y la forma de abordarlos es aquello que encontramos cuando nos asomamos, muchas veces, al resultado de nuestras propias vidas. El mismo autor refiere que «A medida que vamos cumpliendo años, vamos todos (cierto es que este hecho no se reconoce con frecuencia) cayendo en cierta insatisfacción, en cierta decepción, al contemplar cómo nuestras ambiciones no se cumplen o, si lo hacen, no nos generan la satisfacción y felicidad que esperábamos. De manera que, al menos por lo que he observado y conocido, creo que todos, aunque sea con diferente intensidad, tenemos que arrostrar con el desencanto».

Así pues, Doce relatos es un compendio de relatos filosóficos bien escritos e hilados, con personajes creíbles y tremendamente humanos que resultan en una excelente lectura para todos aquellos que quieran encontrar algo fuera de lo convencional.

 


  • Nombre: Javier Luis Peral
  • Género: relato filosófico
  • Bio: Javier Luis Peral nace en Madrid en 1966. Al finalizar la primaria descubre en el colegio la literatura gracias a Miguel Delibes y al enigmático Antonio Buero Vallejo. Tiempo después, hacia los veinticinco años, comienza a leer, y lo hace compulsivamente. En el umbral de la treintena escribe dos brevísimos relatos cortos, terapia frente a la decepción; más adelante, se deshace de ellos. Los siguientes veinte años lee (cada vez menos) y relee (cada vez más), pero no escribe ni una línea. En paralelo, la vida de este economista sigue su curso: trabaja en una pequeña empresa como operador de bolsa en Madrid y, tras una década en Sudamérica, aterriza, ya al final de la juventud, en su ciudad natal. Es entonces cuando, ocioso por unos meses, se sienta a escribir. Es autor de Evasión y filosofíaLa siempre admirable condición humanaLas tres vidas de Pablo y El libro de Pablo.
  • Libro: Doce relatos

Disponible en: AmazonCasa del libro y Libros CC.

Compartir

Tregolam
Sobre
Tregolam

Empresa de Servicios Editoriales. Agregador de #Concursos Literarios y Becas, #ServiciosEditoriales, #Noticias, #Entrevistas, #Literatura

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies