Cómo promocionar tu libro con merchandising

por Tregolam en Artículos Literarios
Merchandising para libros Merchandising para libros

Hace un tiempo, las palabras merchandising y libro parecían conceptos contrapuestos. Los puristas de los contenidos, aquellos que incluso llegaban a decir que la portada no importa, sugerían que regalar algo con un libro era manchar el buen nombre de la literatura. Que el contenido, santísima divinidad, era lo único realmente importante.

Tal vez en los años 60 esto haya sido cierto. Por suerte, este dogma quedó atrás y la conjunción de nuevas tecnologías que permiten realizar elementos sofisticados en pocas cantidades, así como la alta competencia por la inmensa oferta de autores, han sepultado esta idea un tanto simplona.

Por ello, más allá de las ferias y la presencia en librerías, al día de hoy vender tu libro y promocionarlo mediante elementos de merchandising puede ser una idea muy acertada.

He aquí algunas sugerencias sencillas:

 

  1. Ofrece tu libro en bolsas de tela personalizadas

Teniendo en cuenta que, gracias a tiendas como Maxilia, que te permite encargar de forma online productos en bajas cantidades y de calidades increíbles, haciendo una relativa baja inversión puedes encargarles unas cuantas bolsas de tela personalizadas. ¡Se volverán locos por esas bolsas!

La idea es que, al firmar en una feria, por ejemplo, entregues tu libro en unaa bolsas de tela personalizadas con alguna frase tuya, el título del libro o incluso el diseño de la portada de tu obra (¡sí, todo eso puede hacerse!).

La ventaja, además de quedar bien, es que las personas que han comprado tu obra en lugar de guardarlas en su bolso, lo lleven en una bolsa que se mostrará a todo el mundo de la feria, lo cual será objeto de atención y así te darás a conocer también de esa forma.

 

  1. El clásico de los bolígrafos con tu nombre

Para ser un clásico, no pierde vigencia. Sobre todo para eventos o firmas de libros, sigue siendo una idea muy novedosa contar con una serie de bolígrafos con el título de tu libro que, una vez dedicada la obra, entregarás al potencial lector.

En el pasado, realizar este tipo de pedidos implicaba encargos de 100 o 500 bolígrafos. A día de hoy, eso no ocurre y puedes pedirlos por unidad, de modo que no es tan complicado valerte de esta oportunidad y probar las distintas alternativas del merchandising personalizado.

 

  1. Botellas con agua

Aunque no lo creas, dentro de las opciones del merchandising actual puedes encargar que una empresa te diseñe botellas de agua con la etiqueta que desees. ¡Es una chulada! Imagínate una charla sobre tu libro y tú detrás de una mesa grande repleta de botellas de agua personalizadas para que el público se sirva.

No solo aliviarás la sed del público (lo cual ya habla bien de ti) sino que al ser tan chulas, nadie querrá tirarlas y, en muchos casos, las conservarán como recuerdos de tu obra.

 

  1. Tazas, todos queremos tazas…

No hay persona en el mundo que sea capaz de resistirse a una taza bonita. Por suerte, actualmente encargar tasas personalizadas es posible y además económico. No desestimaría la idea de ofrecer, en una bonita presentación de tu obra, la posibilidad de comprar un pack con tu libro + una taza personalizada, incluyendo, además, un descuento del 10 %.

Agregas una tentación más al público que ha sido parte de la presentación y ofreces una alternativa divertida, pero sobre todo logras así recuperar la inversión que has realizado en las tazas.

 

  1. El 99 % de las personas tiene calor…

Sí, ya te digo: según las encuestas, el 99 % de las personas que asisten a una presentación o a la Feria del Libro de Madrid o Barcelona (siempre en pleno verano) padecen un calor horrible. O el encierro. O la emoción. Entonces… ¿por qué no solucionar ese problema de la manera más divertida y efectiva posible? Abanicos, sí, de los que usaba tu abuela, pero más bonitos.

Las ventajas de los abanicos de merchandising son innumerables, a saber: son lindos, son económicos, son personalizables, son útiles… y sobre todo: nadie, pero nadie, en su sano juicio tira jamás un abanico. ¡Nunca!

De modo que puedes encargar una buena cantidad de abanicos personalizados con el diseño de tu libro para, o bien repartir en una presentación o bien ofrecer en la firma de ejemplares de una caseta para que la gente, además de adquirir tu libro, se vaya fresquita. Nunca subestimes el poder del viento y el frescor en la historia de la literatura.

 

Abre tu mente y explora las posibilidades

Las ofertas de las empresas que realizan merchandising por encargo en tiendas online es tan amplio, que solo basta pasear un rato por ellas, ver sus opciones y ofertas, para dejar volar la imaginación.

No subestimes el poder de los regalos, es una de las armas de venta más poderosa que se conocen. De modo que, con poca inversión, te vales de elementos súper creativos para que tus oyentes y lectores no caigan en el típico sopor de un evento siempre convencional. Piensa en una presentación de un libro como un evento comercial, donde hay que llamar la atención, tratarlos bien y, sobre todo, hacer lo posible para que compren y no te olviden.

Hacer las mismas cosas pero de otra manera siempre da resultados.

 

Tags

Compartir

Tregolam
Sobre
Tregolam

Empresa de Servicios Editoriales. Agregador de #Concursos Literarios y Becas, #ServiciosEditoriales, #Noticias, #Entrevistas, #Literatura

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies