¡Instala el Widget de Concursos para ver los concursos directamente desde tu web o blog!

Reseña sobre la novela ‘Los muchos’, de Tomás Arranz Sanz

El 2017 será, sin duda, un año memorable para Tomás Arranz, pues no solo ha contado con el apoyo de la Editorial Arte y Literatura de Cuba para presentar Precipicios, su primer libro de relatos, durante la Feria Internacional del Libro de La Habana. También ha publicado por fin su novela Los muchos (Ediciones Camelot), la cual le valió en 2015 un más que respetable puesto de finalista en el Premio Nadal, organizado por el grupo Planeta.

La novela Los muchos está basada en hechos reales y surgió cuando Tomás Arranz, escritor y funcionario en instituciones penitenciarias, conoció a un preso cubano en la cárcel de Dueñas (Palencia). Este carismático protagonista –cuyo nombre no se sabe hasta el final y no desvelaremos– cuenta cómo, en una constante búsqueda del placer, pasó su juventud timando a turistas y mujeres hasta que años más tarde, tras un traspiés entre Las Vegas y Cuba, acabó en la cárcel de La Moraleja, en España, donde estuvo durante cinco años por tráfico de drogas antes de volver a su país natal.

El protagonista es nuestro narrador y nos cuenta su vida de forma cronológica, empezando por su infancia. Nos relata sus humildes orígenes, cuando tener una casa –entendida esta como cuatro paredes y un techo, nada más– era todo un lujo. Nos habla de sus hermanos, de su madre y de su abuela, dejándonos así una puerta abierta a sus recovecos íntimos, a ese lugar secreto del que nacen las raíces que le han hecho tal y como es. Uno de sus ganchos es precisamente ese contraste entre la nostalgia y cierta dulzura del protagonista rememorando el pasado, y su tono actual, tan descarado, sinvergüenza y duro. Esto nos empuja hacia delante, pues queremos descubrir cómo ese niño de ojos inocentes se ha pasado al “lado oscuro”.

A través de su voz, nos muestra la dureza de los tiempos de necesidad, cómo la dignidad y el pudor no tienen cabida cuando el hambre entra por la puerta. Asombra cómo el autor consigue que nos quedemos con el protagonista capítulo tras capítulo simplemente asistiendo a sus pillerías y sus vaivenes con las mujeres. Y es que parece que conocemos al protagonista de verdad, que le vemos y que su voz nos llega directa y cristalina. Nos embauca con su descaro, igual que hace con el resto de personajes a los que nos va presentando.

Aunque detrás de todas sus vivencias, hay algo más profundo: la condena del silencio. Todos los personajes están enfrascados en la realidad en la que les ha tocado vivir y no son capaces de romper esa cárcel de cristal empañado. Solo el protagonista parece intentarlo buscando su oportunidad en otro país, pero se engaña a sí mismo. No es un cambio, no se trata de una ruptura con sus orígenes, sino una continuación: la misma realidad disfrazada con prosperidad. Parece que el protagonista ha iniciado un camino y se niega a salirse de él; cuando se da cuenta de que existen otras vías, ya es demasiado tarde.

En la novela Los muchos, el conformismo se instala como la tónica constante que mueve los hilos del destino. Las circunstancias, el espacio-tiempo marca las vidas de los personajes y los moldea a su antojo porque ellos creen que debe ser así. Pero ¿han nacido condenados o se han condenado a ellos mismos? Sus historias se traducen en dos luchas. Por un lado, la supervivencia, el ganarse un porvenir y llevar una vida lo más honrosa posible, aunque para ello se vean avocados a hacer cosas que, si la necesidad no apremiase, no harían. Por otro lado, combaten contra su invisibilidad, una guerra que creen perdida de antemano por la presión que ejerce sobre ellos el sistema.

Tomás Arranz pone a los personajes al límite para presentarnos una historia de aire renovado, de lectura rápida (no superficial) y de abrumadora veracidad. Como decíamos, esa desvergüenza de la voz protagonista –materializada en una notable narrativa– nos entretiene y nos emociona, ya que, aunque el tono inicial sea despreocupado y divertido, el relato encierra una tragedia. Esta es una de esas novelas que invitan a la reflexión y devuelven las ganas de pelear para hacer escuchar la voz que queda ahogada entre las gruesas paredes del sistema establecido.


  • Nombre: Tomás Arranz Sanz.
  • Género: novela picaresca.
  • Bio: Tomás Arranz Sanz nació en Valladolid, España, aunque vivió dos años y medio en Cuba. Estudió Geografía e Historia en la Universidad de su ciudad y Teoría y Práctica del Relato en los talleres Fuentetaja de Madrid. Actualmente, es funcionario del Ministerio de Justicia. Lleva escribiendo más de dos décadas y ha impartido varios cursos de creación literaria nacionales e internacionales, algunos en el Instituto Cervantes de Sofía y en Bucarest. Fue finalista del Premio Nadal 2015 con la obra Los muchos, que salió a la luz el 7 noviembre con Ediciones Camelot. Durante la Feria Internacional del Libro de La Habana 2017, presentó su primer libro de relatos, Precipicios, editado por la Editorial Arte y Literatura de Cuba. Algunos de sus cuentos están siendo evaluados por el Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográfica (ICAIC) para ser llevados a la pantalla.

Libro: Los muchos

 

Disponible en:

Compartir

Tregolam
Sobre
Tregolam

Empresa de Servicios Editoriales. Agregador de #Concursos Literarios y Becas, #ServiciosEditoriales, #Noticias, #Entrevistas, #Literatura

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies