¡Instala el Widget de Concursos para ver los concursos directamente desde tu web o blog!

Reseña de «El diario de Tulio: el Can Paredes», de Laura Gómez

¿Quién no ha pensado alguna vez que su perro lo entiende todo, pero que se hace el loco para no tener que obedecer? Parece que nuestras mascotas ocultan mucho más de lo que parece, o quizás todo es resultado de lo complicado que es establecer comunicación entre nosotros (aunque el verdadero motivo detrás de todo ello puede también radicar en que les resultamos harto aburridos y prefieren no tener que malgastar mucho de su tiempo en conversaciones banales).

De todas formas, hay personas que hasta son capaces de leer la mente de nuestros amigos peludos. Es el caso de Laura Gómez, ingeniera de profesión que se define como cuentacuentos de vocación. Dice que su gran familia son su marido y sus tres perros, uno de los cuales se ha convertido en el protagonista de un desternillante libro «autobiográfico»: El diario de Tulio: el Can Paredes.

Tulio, un pequeño bulldog francés, se pone manos a la obra para elaborar un diario donde revelará todo aquello que nuestras mascotas piensan sobre nosotros. Vamos, un mundo entero por descubrir al que hasta ahora no habíamos tenido acceso o que nunca nos habíamos parado a observar. Sin embargo, fue para Laura una fuente de inspiración abrumadora e inmediata: «las piya-camisas, las camas, los baños, los bichos, el pasto, todo ese mundo que rodea a Tulio y a sus hermanas es un mundo maravilloso lleno de excentricidades y colores y aromas y mil cosas más que, cuando se mira con detenimiento, te obliga a escribir sobre él», comenta la autora.

El libro está escrito con mucho gusto, con un estilo tremendamente ameno y elaborado que mantiene un humor ácido constante. Además, nos encontraremos con ideas tan originales y divertidas como la forma que tienen los perros de escucharnos («talqueasítodoseguido»). Laura ha sabido construir un discurso creíble que da forma a una personalidad arrolladora, la de Tulio, con quien no dejaremos de reír a pesar de estar leyendo acerca de las desgracias de su vida (como ese algo horrible que es comer lo mismo todos los días, a la misma hora, e incluso en el mismo plato).

Tulio consigue ganarse al lector desde el principio, y no solo por su elegancia nata (pues él mismo se considera «un fanático del buen vestir»), sino también porque la atmósfera que Laura consigue crear es esa de una intensa familiaridad, una en la que todos podemos vernos reflejados (aquellos que tengan perros lo comprenderán mucho mejor). La sinceridad con la que está escrito el libro es otro ingrediente maestro del mismo. A este respecto, Laura dice que «era lo más puro que tenía a mi alcance, libre de prejuicios, un ser al que podía moldear, que podía inventarme y que me pedía a gritos que hablara de él porque verdaderamente es un perro gracioso al que le ha pasado de todo».

Pero la vida de Tulio no solo gira entorno a sus humanos preferidos, él mismo vive en una constante y pintoresca aventura, y así lo reza la propia sinopsis del libro: Evita (el amor de su vida, una princesa descendiente de una línea monárquica francesa perdida en el tiempo) y su hermana menor Bruna (una bóxer de genética criolla) estarán con él a lo largo de todo el libro y en más de una ocasión formarán también parte de algún lío particular (como la vez aquella en la que Tulio quiso formar parte del Circo del Sol).

Así, este libro es un fiel reflejo de la estrecha relación de Laura con sus perros, lo que resulta enternecedor y nos recuerda, además, hasta qué punto los animales pueden llegar a obrar con total y absoluta nobleza. A veces los vemos como completos enigmas, pero su pureza de espíritu siempre es palpable. «Son unos seres superiores a nosotros en conciencia», dice ella. «Son absolutamente puros y buenos, no saben de maldad, ni de agendas, y están completamente entregados a su familia, siendo hasta capaces de entregar su vida por la de uno».

El diario de Tulio: el Can Paredes es, en definitiva, una lectura amable, conmovedora y ocurrente, y está llena de acontecimientos totalmente locos pero increíblemente reales. Laura Gómez consigue transportarnos a un mundo nuevo a través de su ingenio y de su estilo irreverente y alocado, y nos ofrece una nueva perspectiva sobre las vidas de aquellos seres peludos que, sin saberlo nosotros, tienen muchas cosas sobre las que opinar.

 


  • Nombre: Laura Gómez González
  • Género: ficción, comedia
  • Bio: Soy Ingeniera de profesión, pero cuentacuentos de vocación. Mi familia la componen mi esposo y mis tres maravillosos hijos perrunos, quienes han sido los facilitadores de mi proceso creativo, el cual ha emergido a través de la escritura, permitiéndome así cumplir mi sueño de volverme escritora con voz animal. Busco compartir la alegría de tener una mascota, un ser viviente cuya única finalidad es dar amor y felicidad.
  • Libro: El diario de Tulio: el Can Paredes

Disponible en: Amazon y Agapea 

Compartir

Tregolam
Sobre
Tregolam

Empresa de Servicios Editoriales. Agregador de #Concursos Literarios y Becas, #ServiciosEditoriales, #Noticias, #Entrevistas, #Literatura

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies