Reseña de "El caso Demichellis", de Francisco Marín » Tregolam

¡Instala el Widget de Concursos para ver los concursos directamente desde tu web o blog!

Reseña de “El caso Demichellis”, de Francisco Marín

Es raro que todavía no hayas oído hablar de esta novela, especialmente si eres un fan incondicional del género policíaco. El caso Demichellis, de Francisco Marín, lleva semanas coronando el top ventas de Amazon España y ganándose las ovaciones de miles de lectores, algo que no suele suceder con todos los escritores noveles que se lanzan a publicar su primer libro.

Marín ha sabido encontrar las claves de un género que le apasiona, y se nota en cada página que conforma la publicación. Si bien él mismo comenta que no se esperaba tal éxito, sí reconoce que quizás las claves del mismo radican en que se trata de una novela escrita con un estilo sencillo que promete una lectura ágil. Nosotros vamos a contarte un poquito más.

La trama se desarrolla en la preciosa isla de Ibiza, famosa por el hipismo remanente que habita en ella y por la paz que se respira allí (salvo en los meses de verano, cuando interminables grupos de turistas llegan con ansias desbordantes de fiesta). Dentro de esta más que asentada tranquilidad, sucederá algo insólito: un asesinato. A Raúl Ballesteros, abogado de oficio un tanto quemado con su profesión, le tocará defender al principal sospechoso del crimen, a pesar de las inconsistencias y falta de pruebas de la acusación.

Por eso, habrá alguien que no deje pasar sin más este acontecimiento: la hermana de la víctima, Raquel López Demichellis. Convencida de que el asesinato de su hermana no tiene nada que ver con un robo fallido, se pondrá en contacto con el abogado para montar una investigación paralela a la de la Guardia Civil. Para ello, la joven contará también con la ayuda de un antiguo conocido suyo: el enigmático y excéntrico detective privado Zarco.

Y aquí es donde comienza todo el vaivén de entrevistas, argumentaciones, análisis y búsquedas de pruebas para encontrar al verdadero asesino de Ana López. A lo largo de la lectura somos guiados con gran agilidad por diferentes localizaciones y se nos presenta a los bien tramados personajes que conforman el libro; a través de las distintas elucubraciones de Zarco nos vemos lanzados a un perpetuo enigma que parece difícil de descifrar. Esto, sumado al realismo de cada situación que se ofrece y al empaque de los protagonistas, resulta en una lectura agradable y cercana.

Porque si hay algo que funciona de forma extraordinaria en este libro son sus protagonistas. Son muy distintos entre sí, y precisamente esas personalidades tan diferentes pero tan bien ensambladas es lo que más llama la atención. A este respecto, el autor comenta que «he intentado construir cada personaje de una manera diferente. Con el abogado intenté seguir los estereotipos de la novela negra: un padre divorciado, amargado con su profesión, que bebe whisky; con el otro protagonista, el detective, intenté hacer todo lo contrario: huir de los estereotipos».

Y es que Zarco se lleva el cariño de los lectores sin hacer nada más que ser él mismo. Mientras que Ballesteros es un hombre perfectamente adecuado a la sociedad, Zarco reúne todos los ingredientes para convertirse en un perfecto y querido outsider: homosexual, regordete y con problemas psiquiátricos. El hecho de que sea un treintañero con pocas expectativas de futuro en el mundo laboral también le da un plus, pero será su ingenio lo que se lleve la palma y mantenga al lector en vilo.

Con estos tres personajes nos adentramos entonces en una historia con los suficientes sobresaltos como para mantener la mente despierta a cada cosa que sucede, lo que conforma un thriller emocionante que nos obliga a devorar las páginas cada vez más rápido para escapar de la confusión. Además, las distintas subtramas de la novela le confieren al conjunto un trasfondo muy rico, y hasta se atreve a meterse con los temas más controvertidos (muchos lectores han comentado la postura de Ballesteros sobre la Ley de Violencia de Género). Esto, comenta el autor, surge de su propia experiencia como funcionario de la Administración de Justicia durante veintiséis años. «Gran parte de lo que se refleja en la novela se basa en mi experiencia en el mundillo judicial», dice. Y no es para nada trivial: su descripción del sistema judicial español se disfruta como otra pieza clave del encanto de este libro.

Así que El caso Demichellis ostenta ese lugar en Amazon por méritos propios; ahora solo le falta llegar a tu librería, si eres de los que se pirran por una buena historia de detectives. Francisco Marín ha cumplido la máxima de los grandes escritores: escribir solamente sobre aquello que uno conoce. Por eso mismo ha llegado a elaborar una historia redonda, bien definida y con personajes creíbles que, esperemos, sea solo la primera de otras muchas.

 


  • Nombre: Francisco Marín González
  • Género: novela policíaca
  • Bio: Creo que la escritura es una consecuencia natural de la lectura. Desde niño he disfrutado de la lectura: mis primeros recuerdos son de los cómics de Jabato y Capitán Trueno, que acudía a comprar emocionado cada domingo. Luego vinieron libros sin dibujos: Enid Blyton, Karl May, Emilio Salgari, Julio Verme, Alejandro Dumas, etcétera.

De adulto seguí manteniendo esta afición y he leído toda clase de autores y géneros, aunque siento especial predilección por los escritores norteamericanos y por la novela policíaca. Entre mis autores preferidos destacaría principalmente a dos: Jorge Luis Borges, por su manejo del idioma y la sublime utilización de adjetivos, y Henry Miller (en concreto sus Trópicos), por su originalidad, su mezcla de la prosa con la poesía y su mezcla de la vida con la literatura y viceversa.

Desde luego, hay muchísimos más autores que me han impactado en distintas épocas de mi vida, como Walt Whitman, Truman Capote, Torrente Ballester, Delibes, Hemingway, García Márquez, Ernesto Sabato, Bukowski, Carver, Murakami, etcétera. También soy de los que no acabaron el Ulysses, de James Joyce, aunque lo intenté un par de veces durante mi juventud. Reconociendo sus méritos, simplemente no me enganchó. Entre los autores españoles vivos, seguí con mucho interés las primeras novelas de Eduardo Mendoza y también las primeras de Lucía Etxebarría. También me gusta Aramburu, aunque no su exitosa Patria. Y alguno más, claro.

La autora que más he leído ha sido Agatha Christie, y no solo porque ha escrito muchísimas novelas sino porque las comencé a leer a los dieciséis años y las he releído (muchas de ellas) varias veces. También me gustan muchos los autores norteamericanos clásicos de novela negra como Hammet, Chandler,  J.M. Cain o Jim Thompson.

  • Libro: El caso Demichellis

Disponible en: AmazonEdiciones Atlantis y Casa del Libro

Compartir

Tregolam
Sobre
Tregolam

Empresa de Servicios Editoriales. Agregador de #Concursos Literarios y Becas, #ServiciosEditoriales, #Noticias, #Entrevistas, #Literatura

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies