¡Instala el Widget de Concursos para ver los concursos directamente desde tu web o blog!

Entrevista a Ronald Guzmán, autor de «Nadie te lo dirá antes de partir»

¡Bienvenido, Ronald! Estamos encantados de tenerte aquí en Tregolam. Es un honor hablar contigo sobre tu obra Nadie te lo dirá antes de partir. Sugerencias durante el exilio del venezolano (Editorial Letrame). Este libro es el reflejo de las verdades sobre el exilio. En él expones casos reales de migrantes de distintos países y el exilio venezolano. También das consejos para afrontar esta realidad sin endulzarla.

Ya hace varios años que migraste de Venezuela. ¿Qué te motivó a contar tu experiencia?

El hecho de ser migrante y que a su vez me dedique laboralmente a ayudar al refugiado me brindó siempre una perspectiva complementaria de cómo analizar el tema migratorio. Para ser sincero, esta ventaja no la había sabido reconocer hasta hace poco. A pesar de que migrar también fue un exigente reto para mí, con el tiempo y el aprendizaje que me otorgó, me sentí cómodo aconsejando a amigos y familiares que buscaban dejar el país. El estar en contacto con el drama de la crisis migratoria en Venezuela fue el catalizador que me condujo a reflexionar en cómo ayudar de forma sostenible al mayor número de personas. Así nacieron las primeras líneas de Nadie te lo dirá antes de partir.

 

En este libro te diriges a Jenny. Esta va a migrar pronto. Cuéntanos, ¿te dirigías a alguien en particular? ¿O has usado esta persona para orientar a todos los lectores?

Existen muchas personas que aprecio que comparten similitudes con Jenny. No me dirijo a aquellos jóvenes que ya se encuentran en la encrucijada de si migrar o no, sino a esos que ya preparan su salida del país.

 

Como decíamos, en esta obra aportas consejos y herramientas muy útiles para los futuros migrantes. ¿Consideras que es necesario preparar la mente antes de ese duro viaje? ¿Cómo crees que los acogerán los lectores? ¿Te hubiera gustado recibir estos consejos antes de partir de Venezuela?

Han sido varios los lectores que me han dicho que el libro toma una mayor dimensión cuando se lee desde el exilio. Por eso, sí creo que puede aportar mayor efectividad, pues el desafío ya ha iniciado. A pesar de lo positivo de esta observación, considero que la persona y la mente deben ser sensibilizadas antes de iniciar esta andadura. Recordemos que no hablamos de un viaje…

Con toda certeza hubiese sido maravilloso contar con al menos una porción de estos consejos. Precisamente por ello deseo que estén al alcance de la mayoría.

 

Tu obra va dirigida especialmente a la población migratoria. Pero ¿crees que debería leerla todo el mundo para entender realmente el significado de migrar? ¿O solo lo entienden aquellos que han vivido?

El mensaje de la obra no está limitado al venezolano migrante. El reconocimiento y concientización de lo que le ocurre al refugiado en distintas partes del mundo concierne a los ciudadanos globales en los cuales nos hemos convertido. El drama afgano y las penosas condiciones de muchos centros para refugiados en las islas griegas son algunos de los episodios que no deben transformarse en algo «normal». Soy partidario de que conocer un poco más estas realidades ejerce una función no solo informativa, sino que participa activamente en la lucha contra la discriminación y la xenofobia.

 

Migrar es una decisión muy difícil. Implica alejarse de los seres queridos y todo lo conocido. ¿Cómo diste tú este paso? ¿Qué te costó más a la hora de integrarte en un país extranjero? ¿Alguna vez has querido volver a Venezuela?

La decisión quizás fue lo más fácil, ya que lo que anhelaba en Venezuela como persona y como profesional cada vez se veía más lejano. Las pruebas de fuego iniciaron cuando ya había partido: nuevas responsabilidades, soledad, finanzas. Lo más difícil de integrarme en mi nuevo hogar fue el empezar de nuevo, pensé que nunca me tocaría.

Claro que me encantaría volver a Venezuela, mas te confieso que sería una experiencia per se exigente después de tanto tiempo. La ciudad donde acostumbraba a vivir tiene otra cara, no solo a nivel socioeconómico, muchos familiares se han marchado y de mis amigos son pocos los que siguen allí.

 

Trabajas como humanitario activo en crisis migratorias. ¿Por qué decidiste dedicarte a esto? ¿Qué es lo más complejo de trabajar con los refugiados? ¿Y lo más satisfactorio?

Terminar siendo trabajador humanitario sucedió de la manera menos esperada, ya que inicialmente yo quería iniciarme en la carrera diplomática. Ocurrió mientras realizaba una pasantía en Paquistán, en el área de relaciones públicas en una ONG. Así comencé a ejercer esta profesión.

Definitivamente, lo más complejo es tener la fuerza para conocer a fondo la historia y el desenlace de cada una de estas personas. Lo más satisfactorio con el paso de los años es ser reconocido por aquel a quien intentaste ayudar y además te invite a pasar a su casa a tomar una taza de té.

 

En los últimos años la xenofobia ha incrementado en algunas regiones del mundo. ¿A qué crees que se debe esta aversión? ¿Qué solución propondrías para cambiar esta visión sobre los extranjeros?

Comparto la idea de que ya desde hace tiempo el humanitarismo padece de una profunda crisis. Así, es común observar cómo muchos gobiernos de turno optan por posturas irresponsables que terminan estigmatizando al extranjero.

Me es muy difícil brindar una solución a esta problemática. Aun así, creo que la respuesta debería contener múltiples iniciativas que involucren no solo al Estado, sino también al sistema educativo, por ejemplo. Al margen de esto, sí pregono que el convertirnos en «migrantes modelos» es una condición indispensable para lograr el cambio de actitud hacia el extranjero en distintas partes del mundo.

 

Muchas personas huyen de Venezuela por la violencia, la inseguridad, las amenazas y la falta de servicios esenciales. ¿Prevés que la situación actual del país cambie a corto plazo? ¿Qué mensaje le darías a tus compatriotas?

Dudo que ocurra un cambio positivo a corto plazo; la crisis venezolana es algo estructural y no coyuntural.

A mis coterráneos les diría que mi obra no es una apología del migrar; el no hacerlo también es una opción. La clave está en aprender que no podemos cometer los mismos errores del pasado.

 

Este libro representa la visión y la voz de un conflicto global. ¿Cómo definirías tu obra?

Honestamente no me gusta encasillar el libro en la categoría de «Autobiografía». Más bien la definiría como un medio que facilita y corre la voz de lo que ocurre y desconocen muchos dentro de la temática migratoria.

A pesar de que el libro está de principio a fin acompañado por una voz realista y crítica, no se estanca en los momentos perturbadores, sino que ofrece herramientas y motivadoras historias de quienes han necesitado enfrentar los incontables obstáculos de la migración forzada.

 

En Nadie te lo dirá antes de partir recomiendas varias obras literarias. ¿Te han ayudado a lo largo de tu camino? ¿Sirven como lecturas complementarias a tu obra? ¿Qué otros libros propondrías leer a los lectores?

Sí que me ayudado, y por supuesto que recomendaría adicionalmente algunas más como This land is our land: an inmigrant´s manifesto de Suketo Mehda. Una lectura que me marcó y seguramente influyó en mi escribir fue Del buen salvaje al buen revolucionario de Carlos Rangel. Además, con gusto le propondría al lector valiosos textos que abordan la crisis venezolana desde otra perspectiva, como son: La voz de la diáspora venezolana de Tomás Páez y Migrar es un postgrado de José Lusinchi, Vanessa López y Erich Lemus.

 

Ha debido ser complicado pero gratificante publicar un libro como este. ¿Tienes pensado escribir un ensayo similar sobre otras experiencias personales?

¡Excelente pregunta! Me encantaría continuar escribiendo, y ya juego con esbozos para una segunda obra.

 

Para finalizar, ¿hay alguna otra cuestión que te gustaría compartir con tus lectores?

Sí. De ser receptores de migrantes nos ha tocado ahora migrar… Aceptemos esta nueva realidad. La historia parece ser algo cíclico y en un futuro próximo quizás seremos una vez más anfitriones de aquellos que huyen de las consecuencias de un eminente calentamiento global. Y si actuamos de la manera correcta para con el migrante, pues entonces hemos aprendido la lección.

 

¡Muchas gracias por compartir tu tiempo con nosotros, Ronald! Te deseamos muchísimo éxito con tu libro. Nadie te lo dirá antes de partir. Sugerencias durante el exilio del venezolano se encuentra disponible en las librerías.

 


  • Nombre: Ronald Guzmán
  • Obra: Nadie te lo dirá antes de partir. Sugerencias durante el exilio del venezolano
  • Género: autoayuda, ensayo
  • Sinopsis: Hasta hace aproximadamente unos 30 años el venezolano común había podido vivir sin la necesidad de pensar en dejar su país. De hecho, Venezuela había sido en su historia reciente una nación receptora de migrantes. Las cosas han cambiado mucho y lo que una vez fue una tierra prometedora se ha convertido en un oscuro lugar desde donde un sistema gobernante fomenta la expulsión de nacionales desencadenando un éxodo sin precedentes en Hispanoamérica. Son muchos los retos que debe enfrentar el migrante venezolano en el exterior, sin embargo, los mayores obstáculos que se nos presentan durante nuestro exilio tienen que ver más con una cuestión de enfoque y falsas creencias que muchos desconocíamos antes de partir. Repasar lashistorias y los éxitos de aquellos que necesitaron también un refugio en tiempos pretéritos, así como el ahondar en la actualidad de los solicitantes de asilo en otras latitudes posee la fuerza capaz de mantenernos motivados mientras reconstruimos nuestras vidas.

    El novel autor, Ronald Guzmán, a través de su obra ha querido plasmar sus experiencias como migrante venezolano y como trabajador humanitario activo en crisis migratorias, como la que vivió Alemania en el año 2015 luego de la Primavera Árabe. Por medio de sus líneas, el autor brinda no solo una ventana para observar críticamente distintas crisis humanitarias en el planeta, sino que ofrece a su vez un mensaje sencillo y practicable para afrontar el exilio desde otro punto de vista; es un libro que aporta herramientas que permitirán al lector evolucionar, ser más resiliente y hasta evitar episodios depresivos.

  • Biografía: Nació en San Félix en 1985 y es Licenciado en Estudios Liberales. Poco después de graduarse, gracias a una oportunidad laboral, logra migrar a Túnez para recalar posteriormente como trabajador humanitario en Paquistán luego de que el país fuese azotado por las inundaciones en 2011.
    Radicado en Alemania desde 2015, ha cursado estudios complementarios en Acción Humanitaria y se desempeña desde entonces como coordinador de recepción e integración de refugiados para el gobierno del Estado Federado de Bavaria en Baja Franconia.
  • Redes sociales: Instagram

 

Disponible en: Amazon, Barnes&Noble, Casa del Libro, Fnac, Mercado Libre, Librerías Ghandi, Cúspide, Librería de la U

Compartir

Tregolam
Sobre
Tregolam

Empresa de Servicios Editoriales. Agregador de #Concursos Literarios y Becas, #ServiciosEditoriales, #Noticias, #Entrevistas, #Literatura