¡Instala el Widget de Concursos para ver los concursos directamente desde tu web o blog!

Entrevista a Alejandro González, autor de «Ten fe, todo llega»

¡Bienvenido, Alejandro! Muchas gracias por atendernos para hablar sobre tu novela Ten fe, todo llega (Barker & Jules Books), una obra de autoayuda y superación personal en la que el protagonista, Fernando, un reconocido abogado, nos narra cómo ha sido el duro camino hacia el éxito y cómo ha sido capaz de superar los baches que se ha encontrado gracias a las lecciones que aprendió desde pequeño y a la fe, el esfuerzo y el sacrificio. Esta preciosa novela nos ha hecho replantearnos cómo debemos actuar cuando pensamos que todo está perdido. ¿Dónde encontraste la inspiración para escribirla?

El momento en el que inicié a escribir esta novela fue muy duro, estaba acabado tanto en el plano emocional como financiero, había perdido las ganancias que había obtenido durante casi 17 años de trabajo, y encima toda la familia hacía frente a injustos procesos penales ejercidos por el gobierno de mi ciudad natal; mi hermano había sido detenido por autoridades judiciales; yo peleaba contra una fuerte bacteria que no me permitía ingerir alimentos de manera normal, en fin, me enfrentaba una batalla respecto a mi salud, y, aunque parezca difícil de creer, un gran amigo y el que fuera el esposo de mi hermana perdió la vida en un trágico accidente.

Ver a mis pequeños hijos (Jorge, de 12 años, y Verito, de 10 años) observar cómo perdía las esperanzas de seguir adelante en lo profesional, emocional y espiritual, me inspiró a levantarme y tener confianza en mí mismo y en mi creador, quien, por cierto, quiero que sepas que siempre estuvo a mi lado sosteniéndome; no lo veía, pero creía en él, y a eso le llamo fe, porque creer en lo que ves no es realmente una creencia. Así, entonces, el creer en mí mismo y el que la gente que me amaba creyera en mí también me inspiró para levantarme cuantas veces me cayera, a no darme aún por vencido; el sólo hecho de vivir era un milagro que me inspiraba a luchar para dejar un mundo mejor del que encontré, así que en cada adversidad busqué la oportunidad de crecer y ser mejor.

Como comentábamos, Fernando explica durante la novela algunas de las lecciones que aprendió desde que era pequeño y que le han hecho tener esa fuerza mental y espiritual. ¿Podríamos decir que has extrapolado tus propias experiencias a la novela? ¿Es, de algún modo, autobiográfica?

No es una autobiografía al cien por ciento en cuanto a los acontecimientos, pero sí en cuanto a los sentimientos; lo que quiero decir es que en realidad mi pérdida económica se debió a un gran robo que sucedió en la casa de mis padres, lugar en el cual guardaba mis ganancias, pues vivir en un país latino es algo riesgoso tener dinero depositado en el banco (ese hecho fue modificado por el secuestro que se narra en el libro). Es el único hecho que podemos decir que varía un poco; sin embargo, lo demás que se expone en la novela sí es autobiográfico (claro que en ella falta narrar la existencia de mis hijos, pero esto es material de otra novela que he concluido y que está a punto de editarse).

Al igual que Fernando, tú también ejerces como abogado, una profesión de entera dedicación y perseverancia. ¿Por qué decidiste que tu personaje se decantara por estudiar esta carrera? ¿Crees que es la que más en consonancia está con sus valores, o dudaste de escoger otras para él?

Al ser hasta cierto punto esta novela la narración de las experiencias que viví, entre otras etapas, en mi vida profesional, fue la razón por la que decidí que el personaje principal también tuviera esa característica; además, dados los enfrentamientos que se narran en la novela que tuvo Fernando con el poder del Estado (Gobierno) por la defensa de sus clientes, en verdad jamás dude que la abogacía fuera la mejor carrera para enfrentar esas injusticias porque el abogado tiene los medios para defenderse y encontrar la justicia, la gracia, la lealtad, el valor y la legalidad.

La relación que mantiene Fernando con sus padres y con sus hermanos, Gustavo y Margarita, es muy especial. De hecho, cuando ocurren los trágicos sucesos que acontecen en la vida de Fernando, todos ellos están muy presentes y buscan apoyo y refugio entre sí. ¿Consideras que las relaciones familiares y sociales son una de las bases más vitales para superar estas duras etapas?

Claro que sí. Después de todos los hechos que ocurrieron, entendimos que la unión que tuvimos es la que nos permitió y nos dio fuerzas para seguir adelante y jamás rendirnos. Unir nuestras fuerzas, nuestros corazones, nuestros dolores, nuestra felicidad, nuestros conocimientos y nuestra fe son la mezcla perfecta para salir victoriosos y con aprendizaje ante cualquier adversidad. Recuerda que, pase lo que pase, jamás se pierde, solo se gana y se aprende.

En la novela también se da mucha importancia al ejercicio. Fernando, además de correr, juega al fútbol, un deporte que le apasiona y del que ha obtenido grandes valores, sobre todo gracias a su entrenador Sebas. ¿Qué crees que puede aportar el deporte? ¿Piensas que se aprende más en los deportes colectivos o en el individual?

Admiro y respeto a los atletas de deportes en lo individual; sin embargo, desde mi punto de vista, pienso que los deportes colectivos nos van guiando desde pequeños a aprender a vivir en grupo y apoyarnos unos a otros, así como a compartir alegrías, pérdidas y tristezas, haciéndonos personas generosas y bondadosas que luchan, sacrifican, ayudan y velan por los demás. Como te dije antes, unirnos nos hace más fuertes. En un mundo en el que hay una total indiferencia hacia los demás, apelo para que la educación que se imparte en el mundo incluya los deportes colectivos, independientemente de que en su momento haya atletas que se inclinen por los deportes individuales, quienes desde luego son una fuente de inspiración, motivación y ejemplo para todo el planeta.

Además del fútbol, la lectura, el estudio y la fe también ayudan al protagonista para lograr proponerse metas y objetivos que le ayuden en la vida. ¿En qué te apoyas tú para encontrar fortaleza e inspiración en los momentos necesarios?

Me apoyo en mí mismo, en la fe que he adquirido a través de superar las adversidades que he atravesado y, desde luego, en esa fe en la que creo, aunque no la vea en forma física (mi creador), y en los hábitos que desde pequeño adquirí como son la disciplina, la perseverancia, la voluntad, el respeto, el amor, la felicidad, la ambición, la oración, la bondad, la generosidad, la paz, la paciencia, la gratitud y, por supuesto, encuentro fortaleza en la gente que amo y me ama. Y, ¿sabes?, para mi es un apoyo tan solo existir, la oportunidad de estar aquí platicando contigo, nuestra sola existencia es un milagro; en fin, encuentro apoyo e inspiración en todo lo que me rodea, tal vez el mundo no sea tan bueno, pero trato de ver lo bueno, si cambias la forma de ver las cosas el mundo cambiará, si quieres que algo cambie, cambia tú primero.

En la novela, Fernando se enfrenta a dos problemas que ponen su vida del revés y de los que logra salir gracias a la creencia de que al final todo saldrá bien. ¿Cómo crees que ayuda la fe a la hora de afrontar estas situaciones? ¿Es la fe lo único que se necesita para sobrellevar las calamidades que aparecen en nuestra vida?

La fe en uno mismo y la fe en nuestro creador (para quienes son creyentes) es tan solo lo que nos da el impulso para iniciar la pelea contra una adversidad; después de ello, viene el trabajo duro, la voluntad para vencer nuestros miedos y temores, la acción para encontrar la estrategia y el método para salir de momentos duros y de sufrimiento. Como te mencioné antes, para cumplir tus metas y objetivos tendrás que aplicar hábitos como la disciplina, la perseverancia, la voluntad, la paciencia y la gratitud.

Hay mucha gente a la que, como a Fernando, le pasan cosas terribles, aunque sean agradecidos y sean buenas personas. Por eso, muchas veces culpan a Dios de estos problemas y dejan de creer en él. ¿Qué les dirías a estas personas para que no pierdan la fe en los momentos difíciles?

La vida es dura, es cierto, pero es hermosa. Hay cosas que suceden y que no están al alcance y control tuyo (la muerte de un ser querido, una pérdida económica atribuible a un tercero, una crisis emocional), pero lo que sí puedes controlar es tu actitud y tu forma de pensar, recuerda que tus pensamientos te construyen o te destruyen. Controla tu forma de pensar, pase lo que pase muestra una actitud positiva y crece ante cualquier situación difícil, no culpes a Dios de tus problemas, agradécele que ha puesto a tu disposición en primer lugar la oportunidad de existir en este preciso instante y, además, te dotó de dones y virtudes para vencer cualquier sufrimiento. No olvides que nuestro tiempo es limitado, todos habremos de partir de este mundo algún día, así que aprovecha tu tiempo al máximo; cada día es un cheque de veinticuatro horas, tu sabrás en que las gastas, si las usas adecuadamente o las desperdicias, el tiempo es tu mejor activo y no es reciclable. Agradece a Dios por el perdón, la bondad, la generosidad, los buenos y malos momentos que haya en tu vida. La felicidad depende de ti, la felicidad la encuentras en tu interior no en el exterior, la felicidad es una decisión, así que toma la elección de ser feliz.

Los personajes de Ten fe, todo llega son muy dispares. Así, vemos los dos extremos de la balanza en cuanto a valores y actitudes, como en el caso de los amigos de Fernando, Juan y Alejandro (el primero, lo apoya y ayuda cuando lo necesita; el segundo, está más pendiente de lo que los demás piensen de él), o en la profesora Carmen y el director Carlos (la primera, lo regaña constantemente en vez de interesarse por él; el segundo, lo apoya y lo educa), entre otros. ¿Por qué decidiste mostrar las distintas formas de percibir la vida en estos personajes?

Porque es la realidad que vivimos en nuestra niñez (en las escuelas e incluso en los hogares), así como en nuestra vida adulta (en los trabajos o en nuestras relaciones familiares y sociales). Siempre hay gente buena y gente que no es tan buena en nuestro andar; sin embargo, la finalidad de esta novela es que aprendamos a tomar la bueno de cada persona que se cruza en nuestro camino: hay personas que dejan grandes y hermosas huellas en nuestra vida, gente que nos deja un legado, personas que, cuando parten de este mundo, parece que siguieran viviendo, hombres y mujeres que dejan iluminan el mundo y lo hacen mejor por el hecho de estar o haber estado aquí. Ellos son quienes forman nuestros cimientos en la niñez y juventud y, desde luego, en nuestra vida adulta, pero también debemos entender que a nuestra vida llegarán personas que se sienten infelices y quieran sacar todo su veneno contra nosotros. Entonces tú decides si aceptas ese veneno o no.

Otro de los temas que están muy presentes en la novela es el amor. De hecho, las relaciones románticas que se aprecian entre Andrea y Miguel y entre Andrea y Fernando son completamente distintas. ¿Cuáles crees que deberían ser los valores en los que se fundamenta una buena relación?

Las relaciones sentimentales o más bien amorosas entre parejas (noviazgos, matrimonios) se basan en el respeto y en la lealtad que demuestras tanto cuando tu pareja está contigo como cuando no está frente a ti. A lo que me refiero es a qué haces cuando tu pareja no está a tu lado. Tu espejo no puede engañarte, tú sabes lo que estás haciendo, aunque el mundo entero no lo sepa. Tendrás que empezar por respetarte a ti mismo para respetar a tu pareja y debes entender que, si quieres hacer feliz a alguien, tienes que ser feliz tú primero. Como ya lo platiqué, la felicidad está en tu interior y no la encontrarás fuera de ti; no puedes dar felicidad si no eres feliz tú. Tu interior refleja tu exterior. En el caso de Ten fe, todo llega, es lo que pasó entre Andrea y Fernando: ambos se respetaron en cada momento y se dieron la felicidad que cada uno llevaba dentro, dejaron atrás su pasado y lo tomaron como un aprendizaje para vivir su presente y formar un futuro lleno de retos, metas y objetivos profesionales, emocionales y espirituales, teniendo fe en sí mismos y fundiendo ese amor en la procreación de un ser humano (su futuro hijo). Andrea y Fernando, durante el desarrollo de la novela, viven etapas maravillosas, pues empiezan por una amistad llena de lindos momentos de preparación profesional y la superación de una ruptura entre Andrea y Miguel; más adelante, inician su noviazgo lleno de admiración el uno por el otro y persistiendo en sus metas. Como menciono en la novela, su realización como pareja, que los llevó formar una familia, radicó en la confianza que se tenían ambos y que se esforzaron por dar lo mejor de sí mismos. Posteriormente, vienen las adversidades, y el apoyo que ambos se dieron en estas fue incondicional. Es gracias a este apoyo y a la unión de sus fuerzas que superaron cualquier obstáculo. Entonces podemos resumir que los valores en una pareja deben ser el respeto, la comunicación, la lealtad y el apoyo en los buenos y malos momentos.

Recordar que el tiempo es limitado y tenemos que aprovecharlo, dejar ir al pasado, perdonar los errores y perdonarte a ti mismo o nuestro origen, la incertidumbre que trae el futuro y aprender de los errores cometidos para no repetirlos son algunas de las ideas que hallamos en esta obra. Para profundizar más, ¿con qué tres adjetivos definirías tu novela?

Te puedo decir que es una novela que nos prepara para:

  1. Tener la esperanza de que siempre pasará la tormenta.
  2. Desarrollar una voluntad inquebrantable.
  3. Lograr todas nuestras metas y objetivos, ya sean espirituales, emocionales, físicos y profesionales.

Antes de dar por finalizada la entrevista, nos gustaría dejarte unas líneas para que puedas dirigirte a los lectores y comentar algo que se nos haya quedado en el tintero.

Ha sido una gran plática, de verdad, gracias por este valioso tiempo que aporta demasiado, y agradezco a cada lector de Ten fe, todo llega y a todo aquel que se tome el tiempo de leer y escuchar esta entrevista que con tanto amor dedico a cada persona. Solo quiero despedirme resaltando que este mundo puede ser mejor si nosotros queremos, así que, antes de partir, dejemos un mundo mejor de cómo lo encontramos, un mundo lleno de amor, un mundo en el que todos nos veamos como hermanos, un mundo en el que no reine la indiferencia del dolor ajeno, un mundo lleno de escritores y lectores, un mundo con un propósito de vida, un mundo en el que digamos en algún momento de nuestras vidas: TEN FE, TODO LLEGA. Gracias, gracias, en verdad, gracias.

¡Muchas gracias por tu tiempo y por responder a nuestras preguntas, Alejandro! Te deseamos muchísimo éxito con tu novela, Ten fe, todo llega, ya disponible en las librerías online y en tu página web. Esperamos tener noticias tuyas muy pronto.


  • Nombre: Alejandro González
  • Género: autoayuda
  • Biografía: Nacido el 7 de marzo de 1978, en Guadalajara, Jalisco, cursó la carrera de Derecho de 1996 al 2000. Abogado litigante en derecho laboral del año 2000 al 2020. Cofundador de la firma de abogados Corporativo Jurídico González Pérez & Asociados S. C., la más prestigiosa en el estado de Jalisco en derecho laboral, considerada dentro de las cinco más grandes de México y, al día de hoy, la que ostenta el mayor número de éxitos y juicios ganados en los tribunales laborales. Alejandro ha extendido sus alcances y es, además, un exitoso empresario en el sector inmobiliario, así como inversionista en negocios digitales y proyectos deportivos.
  • Redes sociales: Facebook, Instagram, página web
  • Obra: Ten fe, todo llega

Disponible en: Amazon, Ígneo, El sótano, Gonvill Librerías

Compartir

Tregolam
Sobre
Tregolam

Empresa de Servicios Editoriales. Agregador de #Concursos Literarios y Becas, #ServiciosEditoriales, #Noticias, #Entrevistas, #Literatura

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies