¡Instala el Widget de Concursos para ver los concursos directamente desde tu web o blog!

Reseña ‘La torre Tesla’, de Juan Vicente y Rubén Azorín

Desde su irrupción en el panorama literario con Luna: Apogeo, Rubén Azorín demostró cualidades más que suficientes para crear historias fuera de lo común a la hora de publicar un libro, dejando entrar un aire fresco y renovado en la ciencia ficción. Su nombre empezó a resonar con fuerza y, poco a poco, la novela se convirtió en todo un best seller, pues permaneció como número 1 del género en Amazon durante varios meses. No obstante, sus hazañas no quedaron ahí y a su ópera prima le siguieron una segunda parte y Cosmódromo, una historia de menor extensión, pero con una intensidad desgarradora. Ahora, tres años después de su debut, el autor une sus fuerzas a su hermano Juan Vicente para presentarnos La torre Tesla, un thriller policíaco que no abandona su toque futurista característico y, mucho menos, su narración trepidante.

Halcón, el protagonista del relato, es un detective moldeado a deseo por el género: inteligencia y capacidad analítica fuera de lo común, humor ácido, atractivo en todos los sentidos y una concepción tan absoluta de la realidad que parece tener siempre la mejor respuesta en su mano. A su lado, debemos relacionar las pistas, averiguar qué se esconde tras los asesinatos en serie y quién es el responsable de los mismos; siempre, por supuesto, desde su punto de vista como narrador, visión acotada que ya hace interesante la historia de antemano. No hay nada más emocionante que ser partícipe de la historia, acompañar a los personajes y verse allí mismo, en el centro del huracán, como un detective más.

Frente a nuestro protagonista, hallamos dos figuras. Por un lado, tenemos un personaje femenino que se aleja de una participación meramente decorativa (mujer guapa carente de otros recursos) y de cualquier cliché para mostrarnos una psicología mucho más profunda. Podríamos decir que este personaje complementa a Halcón, pero lo cierto es que va más allá de una simple visión externa. Tanto al detective como a nosotros, no solo nos muestra la otra parte de los hechos, sino que coge esa realidad para transformarla por completo, haciendo que nos replanteemos todas nuestras conjeturas y juicios previos. Rubén y Juan Vicente Azorín juegan con los bandos de “buenos” y “malos” apartando los blancos y los negros para ofrecernos todo un abanico de colores y posibilidades a libre interpretación de cada uno. Por ello, cuando el relato acaba, ningún personaje es como creíamos y, aún más maravilloso, nosotros tampoco lo somos.

Por otro lado, la novela gira en torno a Nikola Tesla y un poema épico serbio. La integración del inventor en el relato es el origen y sentido del mismo. Parece que Tesla solo está ahí como una excusa para disparar las tramas, aunque en realidad representa la esencia del libro, que es la de construir algo extraordinario a partir de lo sencillo. ¿Qué significa escribir un libro? ¿Qué caracteriza a un autor genial? Precisamente, lo que hace Azorín desde Luna: Apogeo: convertir los elementos de nuestra realidad en un mundo lleno de posibilidades, dar una vuelta de tuerca y buscar ese algo, ese valor añadido que mejore sustancialmente lo establecido.

La torre Tesla nos deleita en una mezcla brillante de ciencia y suspense, trasladándonos hasta un futuro cercano que nos ata irremediablemente por su credibilidad. Esta novela consolida sin duda alguna al sello Azorín como todo un referente al que acudir en busca de imaginación desbordante, calidad literaria intachable y aventuras tan absorbentes que impiden cerrar el libro antes de llegar a la última página.

El viaje que Rubén Azorín emprendió hace tres años nos trasportó hasta la luna y cada novela se acerca más y más hasta un terreno reconocible y palpable, haciéndonos ver que la ficción podría dejar de serlo para vestirse de realidad en cualquier momento. Y esto nos inquieta, nos hace fantasear y sentir que tenemos delante una puerta a esos universos que siempre hemos imaginado, pero que nunca han salido de nuestra televisión, nuestra videoconsola o nuestro libro favorito. Si tuviéramos que señalar la obra de Azorín entre otras miles, no habría dificultad alguna, pues su estilo es tan propio, tan único que ninguna otra historia puede compararse.


  • Nombre: Rubén Azorín y Juan Vicente Azorín.
  • Género: thriller, ciencia ficción.
  • Bio: Tras licenciarse en Económicas y obtener la diplomatura en Informática, Rubén Azorín Antón pasó a trabajar dentro del campo del comercio electrónico y el marketing online, así como en el desarrollo de videojuegos a través de Nexus A&C, empresa de la que es socio fundador. Gran aficionado a la literatura y al cine, Azorín es un apasionado de la ciencia ficción, género en el que ha escrito su primera novela, Luna: Apogeo. En 2015, tras el éxito de su primera novela, decidió completarla con la aparición de Nuevo mundo, una segunda parte en la que responde a muchas de las incógnitas que habían quedado por despejar. En 2016, fue publicada su tercera obra, Cosmódromo, donde retoma la excitante senda de la ciencia ficción. En 2017, ha colaborado junto a su hermano Juan Vicente Azorín Antón en La torre Tesla, su cuarto libro en torno a la figura del inventor Nikola Tesla y uno de sus inventos, la torre Wardenclyffe; sin abandonar el género preferido del autor, ahonda en otros como el thriller policiaco o la novela negra. Un gran trabajo de documentación y todo un ejercicio de destreza al traducir e integrar poemas relacionados con Tesla con el argumento.
  • Bio: Juan Vicente Azorín Antón nació en Alicante en el año 1962, allí se crio y se formó como artista en la Escuela de Arte, la Escuela Superior de Diseño y, posteriormente, accedió a la Facultad de Bellas Artes en la Universidad Miguel Hernández en Elche. Aunque se ha introducido en diversas técnicas de esta disciplina, como en el dibujo técnico, el óleo, la caligrafía, etc., destaca por sus esculturas; a pesar de que ha trabajado con otros materiales (onyx, mármol y hierro), son las esculturas en piedra las que están expuestas en el Ateneo Científico, Artístico y Literario de Alicante y las que le han dado mayor reconocimiento. En junio de 2017, se estrena públicamente en la literatura junto a su hermano, Rubén Azorín Antón, con su primera obra: La torre Tesla

Libro: La torre Tesla

Portada La torre Tesla

Disponible en:

Compartir

Tregolam
Sobre
Tregolam

Empresa de Servicios Editoriales. Agregador de #Concursos Literarios y Becas, #ServiciosEditoriales, #Noticias, #Entrevistas, #Literatura

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies