¡Instala el Widget de Concursos para ver los concursos directamente desde tu web o blog!

Entrevista a Mónica M. Morales, autora de «La abuela que borda sueños y teje ilusiones»

Muchas gracias, Mónica, por dedicarnos tu tiempo para responder algunas cuestiones acerca de tu libro La abuela que borda sueños y teje ilusiones, volumen de cuentos infantiles dedicado a tus nietos. ¿Cómo es escribir para unos lectores tan especiales como son tus propios nietos? ¿Han sido un público fácil?

Desde que nací amo profundamente a los niños y soy gran observadora de ellos.

Soy profesora de adolescentes y en muchas oportunidades pensé que disfrutaba de mi profesión pero que debí ser profesora de chicos más pequeños.

Es muy serio escribir para niños, por tanto uno debe prepararse y así lo hice. Hay que tener cuidado con el lenguaje y el objetivo o mensaje que uno desea trasmitir. Aprendí que siempre, cuando uno escribe cuentos infantiles, debe plantearse un objetivo.

Es muy diferente escribir para un público adulto.

En los cuentos recogidos en La abuela que borda sueños y teje ilusiones cuentas pasajes muy personales de tu vivencia con tus nietos, en los que se destila el amor y la ternura que sientes hacia ellos y en la hermosa relación que mantenéis. ¿Es tu libro, La abuela que borda sueños y teje ilusiones, una muestra material, tangible, del amor que se da entre los abuelos y sus nietos? ¿Crees que otros abuelos lectores pueden compartir tus vivencias personales como propias gracias a estos cuentos?

Por tus palabras reafirmo que el libro está muy bien contado. Es una abuela que reúne muchas vivencias, no necesariamente personales. Algunas son experiencias de otras abuelas, ciertos episodios son parte de mi imaginación; otras, sin duda, son momentos compartidos con mis nietos. Los sentimientos descritos son gracias a mi sensibilidad.

Me gustaría que a través de Tutitapó, un personaje querible, se ame a los mayores, algunos no demuestran sus sentimientos como esta abuela, pero deseo que se sepa que los ancianos  tienen sentimientos y experiencias y, por tanto, deben ser respetados.

Tengo amigas que son abuelas ausentes y su frase preferida es: “Yo ya crié”. También va para ellas y ellos, nunca es tarde para reencontrarse con sus nietos.

Estoy completamente segura de que muchas(os) abuelas(os) se sentirán interpretadas(os).

Las ilustraciones son muy importantes en un libro infantil como es el tuyo. ¿Qué sentiste cuando viste los bellos dibujos que acompañaban y daban vida a tus relatos?

Si, son de vital importancia.

Camila es la responsable de las ilustraciones digitales, su hermoso colorido realza el relato.

Trabajamos a 500 km de distancia mediante correo electrónico.

Le describía lo más importante en cada dibujo, lo realizaba y me lo enviaba, cada uno de ellos me llenaba de alegría y en su mayoría eran lo que había imaginado. Por ejemplo, la ilustración que me conmovió por el significado que le da a Tutitapó es una en la que se encuentra de pie frente a la ventana y ve pasar la bandada de pájaros.

Se demoró aproximadamente un año en realizar las 28 ilustraciones.

Cuando veo el libro con los hermosos dibujos siento que el personaje cobra vida y se arranca de mi lado.

Todos los cuentos de tu libro son hermosos, pero, si tuvieses que elegir uno solo bien porque te enterneció más, bien porque lo recuerdas más vivamente, ¿cuál sería? ¿Por qué?

Escogería Un final feliz.

Porque invita a muchos padres, madres y abuelas(os) a despojarse del dolor para concentrarse en el niño que sufre y aliviar su pesar a través de su inocencia cuando el pequeño se expone a exámenes y tratamientos invasivos. Usando la creatividad debemos construirle un mundo diferente.

Este cuento me emociona hasta las lágrimas; en Chile han existido muchos asesinatos con violación a niños menores de dos años.

En este capítulo describo a los niños como ángeles sin alas. Deseo que mi palabra pudiera penetrar en el corazón de todos los adultos del mundo para que los niños sean respetados, valorados, protegidos como el tesoro más grande de la humanidad. Sería un gran logro.

La abuela que borda sueños y teje ilusiones es un libro tanto para niños como para adultos que quieran emocionarse con las anécdotas que vive una abuela con sus nietos. ¿Pensaste, al escribir tu libro, en hacer un volumen más bien de tipo infantil o para todos los públicos?

Pensé en hacer un libro para niños(as) y abuelos(as). Me imaginé mientras escribía a los(as) abuelos(as) leyendo este libro con sus nietos(as).

Humildemente, algunas personas que lo han leído han opinado que, no saben por qué, les trae recuerdo El Principito, a lo cual respondo que no se parece en nada y me río.

Ellos se refieren sin duda a que este libro puede leerlo cualquier persona y al pasar del tiempo, a una edad diferente, volver a repasarlo y con seguridad lo verá desde otra perspectiva.

Cuentas experiencias muy duras como la enfermedad infantil, un tema tabú del que no se suele hablar pero que en La abuela que borda sueños y teje ilusiones aparece con total normalidad y afrontando las dificultades en familia. ¿Crees que tu libro puede ser una guía para otras familias que tengan que verse en una situación parecida?

Como guía sería muy pretencioso. Hay diferentes variables que se manejan en este capítulo y, sin lugar a duda, pueden servir a muchas familias que están viviendo esta experiencia amarga.

Cada familia es diferente, los niños también. Nosotros los seres humanos tenemos dones y cualidades que deben ser usadas en estas circunstancias con el fin de aliviar este momento de pesar.

Debemos tener presente que, dependiendo de la edad, los niños son inocentes, y usar esa cualidad para ayudarlos.

La unidad de la familia es importante; en este caso es una familia nuclear, pero hay muchos tipos de grupos familiares conformados por diferentes personas y ellos también constituyen una familia.

Uno de los elementos más hermosos del libro son los nombres que los nietos y la abuela se inventan para llamar a sus muñecos, para llamarte a ti, creando un mundo propio íntimo y tierno. ¿Cómo recuerdas esos momentos tan especiales con ellos? ¿Te resultó difícil plasmarlo en palabras?

Todos los nombres son reales.

Escribir este libro me costó cuatro años que disfruté, y escribirlo me hizo infinitamente feliz.

La razón de mi demora es que soy profesora de Estado en matemáticas y por muchos años mi cerebro trabajó con ese hemisferio.

Sí me costó, pero me salió del alma.

Los recuerdos con mis nietos siempre me rejuvenecen el espíritu, su candor y amor me hacen florecer. No me siento vieja de ser abuela, al contrario.

¿Hay alguna otra cosa que quieras añadir para que tus futuros lectores se lancen de cabeza a leer La abuela que borda sueños y teje ilusiones?

La vida es dura, el mundo que hemos construido es violento.

Si desean respirar amor y esperanza y también reírse con el cuento El Cogotero, pasar un momento agradable pero profundo, lean el libro La abuela que borda sueños y teje ilusiones.

Este libro es tiernamente reflexivo. Todo depende de quien lo lea.


  • Nombre: Mónica M. Morales
  • Género: cuentos para niños
  • Bio: Nací en la bella ciudad de Puerto Montt, situada en el sur del mundo, el día 19 de diciembre cuando el verano estaba a punto de comenzar. Soy casada hace 40 años y tengo dos hijos varones. Me titulé de Profesor de Estado en Matemáticas en la prestigiosa Universidad de Chile y posteriormente estudié el Postítulo de Orientador Educacional y Consejero Vocacional. Gran admiradora de mis colegas de letras por la facilidad para redactar y escribir. La escritura nació como una forma de terapia hace unos 20 años, debido a un gran dolor que vivimos como familia. Escribía en secreto y no me atrevía a mostrar a nadie mis relatos. Solo a mi madre, gran lectora y amiga. Hice cursos de literatura en la Universidad de Concepción y me quedaban grandes, con esfuerzo y perseverancia lograba terminarlos con para bien. Realicé talleres de escritura creativa, y el profesor después de leer mis escritos me dijo que podía dedicarme a escribir para niños.El año pasado me preparé en un Taller de libros infantiles en Tregolam, terminando mi curso con éxito. He publicado dos libros en el formato coedición en la editorial Tregolam: El diente y La magia de los animales. Continúo escribiendo porque me hace feliz.
  • Libro: La abuela que borda sueños y teje ilusiones

Disponible en:

Amazon

Compartir

Tregolam
Sobre
Tregolam

Empresa de Servicios Editoriales. Agregador de #Concursos Literarios y Becas, #ServiciosEditoriales, #Noticias, #Entrevistas, #Literatura

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies