Entrevista a Keka Dilano, autora de "Draconangelus II: Guardianes de almas eternas" » Tregolam

¡Instala el Widget de Concursos para ver los concursos directamente desde tu web o blog!

Entrevista a Keka Dilano, autora de “Draconangelus II: Guardianes de almas eternas”

Buenos días, Keka. Te entrevistamos con motivo de la reedición de la segunda parte de tu saga Draconangelus, Guardianes de almas eternas. Es una noticia fantástica, ¿cómo estás viviendo este momento?

La publicación de un libro siempre es motivo de alegría. Sin embargo, con la reedición de Guardianes siento que se va acercando el momento de cerrar un ciclo que culminará con Nahia, la tercera e inédita parte de la saga; esto, llegado el momento, me entristecerá por tener que decir adiós a los personajes que tanto tiempo llevan acompañándome, pero, por otra parte, me permitirá crear nuevas historias para mis lectores e ir creciendo como novelista.

En la primera parte de la trilogía, Igoli, nos adentramos en el mundo de los ángeles y los dragones y pudimos vivir las primeras aventuras junto a Angie y su hermano Michael, William y Raffaele. ¿Qué van a encontrar en las páginas de esta novela fantástica quienes se adentren en ella?

Al igual que el primer libro de la saga se puede dividir en dos partes bien definidas, la vida de Angie antes y después de conocer íntimamente a William, en este segundo libro se retoma ese esquema, el antes y el después de Angie tras la muerte de su hermano Michael. ¡Tranquilos, que no adelanto nada! Es una muerte anunciada desde hace tiempo.

Según avanza la historia en Guardianes, se amplía la información relativa al mundo dráguico y angelical que ya vimos en Igoli. También se aprecia que Angie va acomodándose, poco a poco, a situaciones que la alejan de lo humano; de ese modo, los lectores descubrirán que los ángeles custodios y los dragones de estirpe no son los únicos guardianes de almas en esta historia. De paso, conocerán a un nuevo y carismático personaje, fundamental en la vida de Angie. Y, sobre todo, los corazones más románticos irán tomando posición a favor de William o de Raffaele; no en vano, con la lectura de la primera edición de Guardianes se creó el Club de Fans de Raffaele. ¡Ya me diréis qué opináis al respecto, chicas!

¿Hay rasgos autobiográficos en tu obra?

Aunque me hubiese encantado haber montado a lomos de un dragón dorado alguna vez o ser poseedora de una de las plumas matrices de un ángel custodio, he de decir que los pocos rasgos autobiográficos que se observan en la saga son: compartir la misma profesión que Angie, haber conocido algunos de los lugares en los que ella ha estado, sufrir el jet lag cuando toca y tener aprensión por las agujas y los hospitales.

Claro que hay situaciones, momentos o experiencias que parten de uno mismo al escribir, y que se vuelcan en la historia para hacerla más real; pero no dejan de ser meras anécdotas que se usan a favor de la novela en cuestión.

Una de las cosas más interesantes de tus novelas es la capacidad de humanizar seres que, bien por estar asociados a lo divino, bien por relacionarse con el mundo animal, solemos ver como lejanos. ¿Qué herramientas te han servido para llegar a esto?

A menudo me remonto a mi niñez y encuentro momentos, más tristes que alegres, en los que le hablaba a mi perra, Milka, o a mis peluches, como si en verdad me fuesen a responder. Los adultos solemos infravalorar a los niños y la mayoría de las veces no conseguimos darnos cuenta de la capacidad que tienen de imaginar, desear o incluso creer que sus muñecos o mascotas puedan llegar a convertirse en algo más que en la simple figura inanimada, o el animal, que los mayores vemos en ellos. Supongo que los grandes creativos de dibujos animados o sagas fantásticas es lo que tienen: la imaginación del niño que fueron, metida dentro de un cuerpo de mayor con corazón adulto.

Me enorgullece pensar que la niña que fui ha conseguido crear un mundo en el que sus personajes sobrenaturales son capaces de pasar por humanos, de una manera más o menos lógica para cualquier adulto, y en un tiempo tan real como el que vivimos actualmente.

Me imagino que has tenido que documentarte mucho para escribir esta serie. ¿Cómo ha sido el proceso?

Hoy en día, hay mucha y variada información referente al mundo de la angelología o de los dragones. Las antiguas civilizaciones y la Biblia han dicho e interpretado mucho sobre el tema de los ángeles; de ahí que usase a los fravashies, asha vahistas, arcángeles, elohims y nephilims, entre otros, a favor de mi historia y de tiempos más modernos que aquellos. Por otra parte, y a pesar de que se ha escrito y se han hecho multitud de películas con ángeles como protagonistas, con dragones no se ha hecho mucho más que series de dibujos animados, juegos de rol y alguna que otra película con referentes dráguicos, casi siempre en su versión malvada. Fue por ello que quise humanizar a mis dragones, apoyándome en las categorías que hay recogidas sobre los más nobles, ya que entre tanta leyenda aún no se les había dado la posibilidad de transformarse en humanos, como sí que se ha hecho con otras criaturas más o menos fantásticas.

Me gusta mucho la reivindicación que haces de la literatura para jóvenes adultos, porque a veces parece que ciertos temas o géneros solo pueden ser disfrutados por adolescentes. ¿Cómo te enfrentas al reto de hacer atractivas estas historias para un público amplio?

Pues, principalmente, dándole un punto verosímil a través del sexo. Como ya he dicho en alguna ocasión, Angie es una chica joven de veinte años y William tiene muchos más, y ninguno de los dos está como para mantener una tensión sexual que les dure dos novelas y media de cuatrocientas páginas cada una. Al menos, no sería realista. Y esa es una de las cosas buenas que tiene ser autora indie y autopublicarse, que en todo momento tú eres la que controla para qué público escribes y lo que escribes; ya que, si la editorial te encasilla en el género juvenil, ¡adiós, sexo!

Además, a lo largo de la saga, también hay atracción mutua, deseo no consumado, pasión, amor fraternal o paterno-filial, romance entre mayores de cuarenta, celos, odio. Hay pérdida, hay muerte, hay frustración; es decir, hay sentimientos cercanos a cualquiera que me lea, sea de la edad que sea, con el aliciente de que muchas veces provienen de seres ajenos a nuestra naturaleza. Quizá, por eso, el lector o lectora ve a esos ángeles y dragones más cercanos y creíbles.

El triángulo amoroso de la obra es muy emocionante. ¿Puedes adelantarnos algo sobre el desarrollo de esta relación en Guardianes de almas eternas?

En esta segunda parte de la saga los tres protagonistas van a tener que aceptar una situación que, sin haber sido prevista de antemano, los pondrá a prueba; a Angie a nivel físico y psíquico, como ya adelanto en la sinopsis, a Raffaele frente a sus iguales y a William frente a sí mismo. Lo que confluya de esa aceptación, creeremos tenerlo claro hasta prácticamente el antepenúltimo capítulo del libro, en donde se verá que ese triángulo amoroso era necesario para todo lo que descubriremos más adelante en Nahia, la tercera y última parte de la saga Draconangelus.

Además de literatura fantástica, también has escrito novela erótica y múltiples relatos cortos que pueden ser leídos en tu web. ¿Planeas retomar los escritos para adultos, o te has enganchado a la fantasía?

Retomaré las novelas para adultos que tengo en el tintero; algunas son más eróticas que otras, como la siguiente que tengo ya empezada y que, a pesar de tocar asuntos paranormales, no puede llegar a ser considerada del género fantástico. Aunque sí que diré que no faltará el romance y el erotismo entre dos hombres, siguiendo un poco la línea de mi última novela El Secreto de Boommarang (Amazon, 2014). Con el tiempo que me sobre, trabajaré en las ideas que tengo para un par de novelitas de género infantil-juvenil, con mucha fantasía y nada de sexo.

¿Hay fecha de lanzamiento para la tercera parte de Draconangelus?

Espero que antes de finalizar noviembre de 2018 se anuncie, ya que antes de mediados de diciembre quiero hacer la presentación de la trilogía en Madrid capital, y otra en Castellón de la Plana. A ambas estáis todos invitados.

¿Hay alguna otra cosa que quieras decir a quienes nos estén leyendo?

Muchas gracias por dedicarme un momento de vuestra atención (si solo habéis leído esta entrevista) y unas horas de vuestro tiempo (si es que ya habéis leído alguna de mis novelas).

Os mando un fuerte abrazo.

 


  • Nombre: Keka Dilano
  • Género: fantasía
  • Bio: Keka Dilano nació en Madrid (España) en 1969. Entre sus obras, destaca la saga de fantasía paranormal Draconangelus, cuyas dos primeras partes fueron autopublicadas en 2013. En la actualidad, dicha saga ha sido reeditada por Caligrama: tanto Igoli, el primer libro, como Guardianes de almas eternas, la segunda parte, están ya a la venta.  Este año verá la luz también la tercera entrega, inédita hasta el momento. Además, ha escrito novelas eróticas como La maleta ardiente de Luna Beltrán (2013) y El secreto de Boommarang (2014), ambas publicadas en Amazon en formato impreso y digital. Keka Dilano colabora en la revista trimestral Aire de la Sierra (Madrid) y en diversos catálogos de pintores para la inauguración de sus obras; entre otros, Enric Bardera (Figueres. 2015. Exposición Tupper-sex). Sin olvidar los reconocimientos que lleva a sus espaldas, pues ha sido seleccionada y finalista en diversos concursos literarios, como el II Certamen Artgerust de Microrrelato Erótico-Romántico.
  • Libro: Draconangelus II: Guardianes de almas eternas

Disponible en: Amazon, El Corte Inglés, Fnac y Casa del libro.

Compartir

Tregolam
Sobre
Tregolam

Empresa de Servicios Editoriales. Agregador de #Concursos Literarios y Becas, #ServiciosEditoriales, #Noticias, #Entrevistas, #Literatura

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies