¡Instala el Widget de Concursos para ver los concursos directamente desde tu web o blog!

Entrevista a Francisco Guerrero, autor de «Amus-Vesem. El viaje de las almas»

Buenos días, Franciso. Es un placer poder hablar contigo acerca de tu libro Amus-Vesem. El viaje de las almas, el cual lleva intrínsecas varias enseñanzas que nos han resultado bastante inspiradoras.

Por medio de una familia homoparental con un hijo que se llama Zoltán, hablas de la importancia de cuidar el planeta para elevar nuestro conocimiento. Lo haces a través del personaje de uno de los padres, José, implicado en la lucha contra la destrucción de la Tierra en términos medioambientales. ¿Crees que podremos salvarnos como especie en un futuro?

Definitivamente sí. Actualmente vivimos una crisis medioambiental, que además, todavía no ha llegado a su punto extremo. Sin embargo, la gente, sobre todos los jóvenes, nos estamos levantando, estamos corriendo la voz para unirnos y así cambiar el rumbo que llevamos respecto al cuidado de nuestro planeta. Podemos ver lo que está pasando en varias ciudades. Por ejemplo, a principios de año, aquí en Bruselas donde vivo, alrededor de 30 mil personas se manifestaron para que se aborde el tema del cambio climático. Están surgiendo personajes como Greta Thunberg que a su corta edad, con tan solo 16 años, es una activista medioambiental que está causando un gran impacto. Las grandes corporaciones se están preparando para el cambio de tecnologías las cuales deberán ser más amigables. Obviamente, toda la industria es movida por un mercado que muy meticulosamente está tomando decisiones importantes. Sin embargo, no estamos lo suficientemente unidos todavía, hay muchos intereses de por medio.

Pero este es un movimiento del que quiero ser parte y a través mi libro Amus-Vesem, en el cuento llamado Concius, deseo transmitir mi interés abordando este tema y conectar con el lector para vivir juntos este propósito.

 

En determinado momento del libro, durante una reunión entre el personaje de Zoltán y el presidente de la UA, este último menciona: «Los buenos libros son como estrellas fugaces, aparecen inesperadamente». ¿Qué libros han sido tus estrellas fugaces? ¿Hay algún libro que te haya salvado?

Las personas aprendemos de diversas maneras. En mi caso, los libros y sus autores han sido mis grandes maestros. Inicialmente, tengo la iniciativa de buscar específicamente ciertos libros, con el objetivo de comprender situaciones que la vida me ha hecho enfrentar, y en ese momento que las viví, no comprendía por lo que estaba pasando. Los libros me han dado la oportunidad de asimilar y comprender. Pero esos mismos libros, reaparecen inesperadamente, como estrellas fugaces, para probar si realmente he aprendido la lección, cuando este tipo de situaciones se repite en diferente forma. Los libros me han hecho aprender sobre el propósito de la vida, a comprender la muerte, el significado de la familia, la orientación sexual, a realizar acciones con una intención, a desarrollar mi creatividad, etcétera. Pero lo más importante, a conocerme a mí mismo y aceptarme. Los autores que he leído han hecho una contribución en mí; ahora deseo comenzar a construir mi propia contribución. Y esa es mi verdadera intención de ser un escritor, aportar historias con mensajes positivos que inspiren y construyan.

 

En la historia del Planeta Espejos, Chucles, el protagonista, se revela ante el poder político para crear un mundo más equitativo y justo en otro planeta que ha descubierto, Zelenova, gracias al teletransporte. ¿Crees que hacen falta más Chucles en nuestro planeta? ¿Qué podemos hacer cada uno de nosotros para construir un mundo más justo?

En el cuento El planeta Espejos, es una metáfora acerca de la migración que planeamos realizar hacia otro planeta. Precisamente este pasado 4 de julio, en el Lincon Memorial de Washington de los Estados Unidos, el presidente Trump, declaró que muy pronto plantarán la bandera de Estados Unidos en Marte. Esto me llama mucho la atención; me pregunto si acaso existe una bandera que represente al planeta Tierra y no solamente a un país que visto desde el espacio, representa a un diminuto pedazo de tierra. Tenemos que darle un giro al egoísmo que nos domina, el mismo que nos está autodestruyendo. Creo que hay muchos «Chucles» actualmente, lo puedo ver, simplemente en mi trabajo. Estoy rodeado de ingenieros técnicos, extremadamente inteligentes. Poseen una inteligencia asombrosa para desarrollar maquinaria de alta tecnología con procesos muy sofisticados. Pero también, siento que lamentablemente nos levantamos solo para servir a un trabajo de oficina, para recibir el salario mensual. Obviamente es necesario un salario para mantenernos económicamente. Pero si desarrolláramos y uniéramos nuestra creatividad para trascender, entonces las decisiones políticas son las que se tendrían que adaptar a la evolución de la creatividad, a lo nunca antes visto. Lo hemos visto ya, industrias se han caído debido al uso internet, o por las aplicaciones en los móviles y la política se ha tenido que introducir en el tema para comprender y regular. Deseo que nos atrevamos a ser más como Albert Einstein, creer en el teletransporte, y dejar de viajar en una enorme cabina pesada, lenta e incómoda como lo es la del avión. Einstein creyó en este tipo de desarrollos y en mucho más, pero le faltó tiempo. ¿Por qué nosotros no creemos? Es nuestro tiempo hoy.

 

Tu libro podría considerarse también como una recopilación de cuentos llenos de heroicidad por parte de los protagonistas que realizan actos para elevar su consciencia. ¿Qué clase de actos hacen elevar el conocimiento de cada uno a nivel individual? ¿Y a nivel planetario, como un conjunto?

Nos enfrentamos día a día a experiencias relacionadas con el ego, la ambición, la violencia. En el cuento El planeta Tierra, he escrito que nuestra mayor batalla para cumplir nuestro propósito único y real como experiencia de vida, es romper con los prejuicios que se nos imponen.

Para mí, personalmente, considero que el secreto, está es conocernos a nosotros mismos y aceptarnos sin prejuicios. Es difícil aceptarse, y no solo eso, es más difícil ser aceptado. Pero hay que encontrar la manera encontrar el camino para ser uno mismo, purificarnos poco a poco, ante todo lo que se nos carga desde el nacimiento. Pero después de esto, automáticamente, como consecuencia, se siente un aprecio y respeto por lo que nos rodea. Habrá gente que se reúsa a verse y aceptarse, pero tenemos que entender que, solo tenemos una responsabilidad individual. No podemos obligar a nadie a cambiar, pero quizás el reflejo de nuestro propio bienestar, influya en los demás de alguna manera, y que las demás personas también se atrevan a verse y aceptarse algún día.

 

En el universo que has creado hay cabida para todo tipo de personas donde prima el alma, la consciencia de cada uno, la voluntad y las intenciones benévolas. ¿Qué le dirías a esas personas que solo atienden al físico, a la superficie?

Es difícil evitar dejarse llevar por la belleza física y la superficialidad; impresiona e impone a primera vista. Podemos poner por ejemplo, lo que pasa actualmente con Instagram. Al abrir la aplicación, ves una foto anunciada de una persona muy atractiva físicamente, la miras y después automáticamente te aparecen diez modelos todavía más atractivos o atractivas; sentimos una frustración enorme porque deseamos vernos como ellos o ellas. Hasta caemos en la trampa de ejercitarnos como ellos y nos metemos en ese círculo vicioso. Para buscar pareja, los estándares físicos pareciera que tienen que ser como esos modelos, que se les vea un régimen de ejercicio y cierta belleza física.

No estoy en contra de esto, porque entre algunos deportes que disfruto, también incluyo la práctica del gimnasio, y he caído en este círculo. Pero he visto esta tendencia y no nos está dejando que pongamos de frente lo que verdaderamente es importante. ¿Nos estamos dando la oportunidad conocernos como persona?

Con este tema me he inspirado con el cuento El planeta Masco. Cada quien tendrá su propia opinión al tema y lo habrá vivido de distintas maneras antes y hoy con el uso de las aplicaciones de los móviles.

 

Como decíamos, en tu libro Amus-Vesem. El viaje de las almas, existen diversos planetas con características concretas que los hacen especiales: unos se teletransportan, otros usan la tecnología para evolucionar o también existen aquellos seres con la forma física de una roca, literalmente. ¿Has querido plasmar las virtudes y los defectos del alma humana a través de ellos?

Sí, el libro lleva entretejido varios secretos. El orden en que he colocado  los cuentos, es también el nivel de consciencia de cada planeta. Desde la más elevada consciencia y va bajando su nivel. Me faltarían más planetas para describir niveles de consciencia aún más bajos que la que tenemos en la Tierra. Nuestra alma, según Amus-Vesem, pasaría por una experiencia única por cada planeta. En la Tierra es el único planeta donde existen las religiones; en los otros planetas no existen. En el planeta Oliva no existe el modelo masculino, o sea algo parecido a un planeta sin hombres. A algunos esto les parecerá una bendición, para otro quizás algo lamentable. En el planeta Masco pasa lo opuesto. En el planeta Concius, por ejemplo, no existe ni siquiera el cuerpo, solo el alma y su espíritu, por lo tanto, no hay necesidad de alimentarse, ni curarlo de ningún malestar. Pero en el viaje de las almas, según «la servidora Lois» de Amus-Vesem, el universo nos dará el aprendizaje, con las circunstancias necesarias que nos hagan apreciar las virtudes y los defectos, para crecer como ser universal, por medio del alma, que es nuestra única verdadera identidad.

 

En el planeta Oliva, la base de su economía es el capitalismo idealizado donde no existe la pobreza y el motor de sus habitantes, todas mujeres, es la ambición y el poder, pero también la honestidad. ¿Es tu forma de situar a la mujer en un espacio justo que se le ha negado a lo largo de la historia?

Me gusta muchísimo la pregunta, porque me hace mencionar dos temas que me apasionan. Uno es la creatividad, dándonos la posibilidad de jugar con nuestra imaginación. Las «olivas» son lo que en el planeta Tierra representa a una mujer como ser; sin embargo, las mujeres pertenecen únicamente a la Tierra. Y las «olivas», ciertamente tienen características femeninas, pero únicamente pertenecen al planeta Oliva. Tienen su propia composición física, color de piel, es un ser muy similar a la mujer.

El otro tema al que me refiero, es al de los derechos de la mujer, creo que es algo muy importante de abordar. Necesitamos muchas más líderes mujeres que encabecen y nos representen. El ser más supremo en este libro, lo he definido como un ser que tiene un semblante femenino, fue por el gran respeto que merece la mujer. Admiro a muchas mujeres, como a Carmen Aristegui, Oprah Winfrey, Elena Poniatowska, Jane Goodall. Y nacen nuevas protagonistas como Malala Yousafzai, o Alexandria Ocasio-Cortez que espero mantenga sus intenciones dentro de la política de Estados Unidos.

Por otro lado, en este cuento, también hago referencia al tema de la ambición y el poder. Descubrí por experiencia propia, que la ambición con malas intenciones, no es referente ni a la mujer, ni al hombre, se presenta en ambos. ¿Quién no ha sido testigo de abusos del poder en algún trabajo? Este tipo de abuso causa frustración moral. Yo sí, lo he visto en mi experiencia laboral tiempo atrás a compañeros de trabajo, y lo viví cuando no tenía experiencia necesaria. Pero gracias a  la escritura, y al cuento El planeta Oliva, descubrí que con el arte, en cualquiera de sus manifestaciones, es una manera de superar esas frustraciones morales y convertir ese sentimiento en la forma que tiene el planeta Oliva visto desde el cosmos, en forma de flor, o sea en algo positivo.

 

¿En cuál de los planetas que has creado con tu imaginación te gustaría vivir? ¿Podrías decirnos por qué?

Tengo el privilegio de vivir en el planeta Tierra, por lo tanto me gustaría pasar por cada uno de esos otros planetas que he creado. Me encantaría vivir en un mundo donde yo sea extremadamente bello y verme obligado a romper el ego de la belleza, para poder encontrar al verdadero amor. Me gustaría teletransportarme de un planeta a otro en unos cuantos segundos. O ser un ángel que ayude a otros seres del universo con sus problemas. O quizás ser, un ser femenino para tener las virtudes y habilidades que como un hombre yo no tendré en la Tierra.

Hasta alcanzar a ser un ser puro, formado solo por mi alma. Sin embargo, debo aceptar que esta experiencia como ser humano, como el hombre que soy el día de hoy, me hace sentir muy feliz. Todavía tengo mucho que aprender con esta actual experiencia, con este respiro que algún día terminará y se transformará en algo más.

 

¿Crees que los pequeños actos, tal y como se refleja en las acciones de tus personajes, pueden cambiar el mundo?

Los pequeños actos cuando son colectivos, se convierten en grandes actos. Como seres individuales somos unos simples mortales; pero como seres colectivos, seremos eternos. Aprendí a vernos de esta manera también de los libros, de sus autores, que son mis maestros. Soy optimista, en que sí, pequeños actos pueden cambiar este mundo. Creo que el sembrar una semilla en el corazón de las personas, tarde o temprano da un dulce fruto. Tengo fe que así será.

 

Casi al final del libro haces un análisis muy interesante sobre los conflictos que hay en Eknus-Mitus o planeta Tierra que nos han llevado a diferentes guerras para defender una verdad que creemos universal. ¿Estamos luchando las guerras equivocadas? ¿Por qué motivos crees que merece la pena luchar?

Hasta el día de hoy seguimos luchando por ideas que creemos son la absoluta verdad o por la acumulación de bienes. Me refiero a que hemos luchado por defender la religión, los límites territoriales, el petróleo, el dinero. Pero creo que la crisis medioambiental a la que vamos a llegar, nos enseñará dos cosas principales: que el dinero no tiene ningún valor ante la urgencia de atender la crisis; por lo tanto, no podemos vernos solo como países con límites territoriales tomando decisiones distintas. Es decir de nada nos sirve que un pequeño país, por dar un ejemplo, Bélgica, cuide su medio ambiente cuando el resto de Europa con una mayor área territorial no lo hace. No tendría sentido, tienen que ser áreas geográficas completas.

La otra cosa es que el consumo excesivo, la globalización y el petróleo, tendrán que sufrir un giro drástico, de abstinencia, para poder sobrevivir. Entonces, si esto pasara, ¿por qué motivo serán generadas las guerras? Me imagino que será por los avances tecnológicos o por ganar territorio en otro planeta. Pero deseo, que las nuevas generaciones vengan con una consciencia mucho más elevada, y diseñen un sistema justo e incluyente. Tenemos las lecciones de la historia, para mejorar. Y nos tenemos a nosotros para sembrar esas semillas de ideas positivas a las generaciones que vienen.

 

Ahora que hemos llegado al final, te dejamos unas líneas por si quisieras comentar algo que no hayamos tratado.

Primero agradecer a los lectores que me dan la oportunidad como escritor, no solo a través de las palabras de mi libro, también a través del mensaje que Amus-Vesem. El viaje de las almas lleva desde lo profundo de mi corazón. El libro puede ser encontrado en varias tiendas de internet simplemente buscando con su título. Espero mantenerme conectado con los lectores a través de las redes sociales por mi cuenta en Twiter: @packoguerrero e Instagram: paco_mxcz

Muchas gracias.

 

Ha sido un placer, Francisco. Gracias por concedernos la entrevista.

 


  • Nombre: Francisco Guerrero
  • Género: Novela de ficción
  • Bio: Escribe una novela de cuentos como producto de su amor al planeta tierra y su fe al progreso de la consciencia humana individual y colectiva. Crea su obra entre Praga y Madrid, concluyéndola en Bruselas, donde reside actualmente. Con expresión artística se suma a la concientización sobre el cambio climático del planeta y al porvenir del mismo.
  • Obra: Amus-Vesem. El viaje de las almas

 

Disponible en: Amazon, Agapea, Read on Time, Boolino, Libros andaluces, Quares

Compartir

Tregolam
Sobre
Tregolam

Empresa de Servicios Editoriales. Agregador de #Concursos Literarios y Becas, #ServiciosEditoriales, #Noticias, #Entrevistas, #Literatura

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies