¡Instala el Widget de Concursos para ver los concursos directamente desde tu web o blog!

Entrevista a Fernando García Pañeda, autor de «Todos tus nombres»

Buenos días, Fernando. Recientemente ha salido a la luz tu libro Todos tus nombres, una novela de espías que está pegando fuerte y recibiendo estupendas críticas. ¿Esperabas este recibimiento tan cálido?

Cuando lanzas al mundo una novela nunca sabes cómo va a ser acogida. Por mucho empeño que pongas en escribir la historia con el mejor saber hacer que posees y con toda la pasión que te ha conducido hasta ella, puede no ser percibida por los lectores. Al menos para mí siempre es una incógnita, y Todos tus nombres no tenía por qué ser una excepción.

En todo caso, estoy encantado con las críticas recibidas en medios, blogs y redes sociales, que son muy positivas en todos los aspectos, tanto respecto de la historia que se narra como del estilo de escritura.

 

Seguro que ya te lo han dicho, pero resulta fascinante la forma en que está ambientada la novela, así como la complejidad de las relaciones que se establecen entre tan realistas personajes. ¿Te llevó mucho tiempo crearlos? ¿La historia surgió completa de repente o le fuiste dando forma según avanzabas?

Para mí las buenas historias están ahí, a la vista, sólo hay que encontrarlas y despejar la bruma que las envuelve en la cotidianidad o la vulgaridad de cada época, y yo tiendo a descubrirlas en su totalidad antes de empezar a escribir.

Cuando empiezo, tengo toda la historia en mi cabeza, con muchos apuntes y esquemas en libretas y en un pendrive que apuntalan la memoria y el rigor. No obstante, siempre hay elementos que surgen a lo largo del proceso de escritura, detalles o incluso giros incapaces de prever desde el principio. Aunque no me gusta improvisar, la realidad dice que siempre es necesario y que hay que tener los reflejos suficientes para seguir el curso de la historia cuando toma vida propia.

 

En Todos tus nombres hay muchísimos personajes heridos por la guerra, tanto por la que acontece en Europa como por la guerra civil española. ¿Es el amor el único sentimiento de redención entre tanto sufrimiento? ¿Crees que hay otros?

No hay poder siquiera parecido al del amor para la redención de todo sufrimiento humano. Aunque no siempre se cumple el amor omnia vincit de Virgilio, ni mucho menos, es difícil derrotar un sentimiento tan potente y alentador, en todas sus variantes, incluso en medio de la peor catástrofe.

No obstante, también hay valores como la responsabilidad, la templanza y la lealtad que algunos de los personajes de Todos tus nombres intentan mantener por encima de todo como salvavidas en medio de aquella locura.

 

¿Te gustaría vivir una aventura como la de Monique y Martín? ¿Crees que son muchos los sacrificios que tiene que hacer un espía?

Resulta tentador vivir lo que comúnmente llamamos «una aventura de novela», pero las penalidades y sufrimientos que conllevaría la mayor parte de este tipo de aventuras no suele ser muy deseable en la realidad.

Sufrir una guerra detrás de otra, vivir cada minuto pendiente de una traición o detrás de una personalidad falsa o enamorarse en un mundo que se derrumba (tal como les ocurre a mis personajes principales) resulta apasionante entre páginas de novela, pero no creo que lo fuera en el día a día. En todo caso, la relación personal que surge entre Monique y Martín, su lucha por salir adelante, aunque tan sólo durara unos meses, vale por toda una vida.

 

Sabemos que en España hubo distintas vías de escape para los exiliados del horror nazi y diversas redes de espías (especialmente en el norte, como sucede en tu novela). En concreto, estábamos pensando en las conocidísimas historias de Canfranc. ¿En algún momento barajaste la posibilidad de incluirlo en tu relato?

La historia de aquellos años sigue flotando en la penumbra, está plagada de sucesos y situaciones que sólo unas pocas son de conocimiento general. A poco que se investigue se descubren tramas de espionaje, redes de evasión, crímenes y conspiraciones políticas que sorprenden por ser increíblemente relevantes tanto para el desarrollo histórico de España como de Europa, pero al mismo tiempo son muy desconocidas, al menos en nuestro país.

Por supuesto, todas esas tramas no caben en una sola novela, así que me centré en una de ellas intentando no abrumar con demasiada información al lector. Sobre Canfranc ya se han escrito varias novelas y es más conocida su historia, por lo que opté por no incluirla de forma directa.

 

El tema del contrabando de arte en tiempos de guerra sigue siendo muy actual. ¿Qué opinión te merece la compraventa de este tipo de objetos? ¿Crees que es justificable cuando el negocio (aunque ilegal) constituye una forma de salvarlos de la destrucción?

El contrabando de guerra ha estado presente desde el principio de la historia y me temo que persistirá mientras existan las guerras. Los saqueos y lo que antaño se consideraba «botín de guerra» evolucionó hacia formas más sutiles de expolio, incluso con apariencias de supuesta legalidad.

La destrucción de obras de arte es algo intolerable y repulsivo, pero saquear y negociar con estos bienes sigue siendo indecente e incluso vejatorio para las personas, instituciones o países víctimas del expolio. El hecho de evitar su destrucción no justifica en modo alguno el enriquecimiento de quienes trafican con dichas obras, que acaban normalmente de forma oscura en manos desconocidas.

 

Todos tus nombres no es tu primera publicación, cuentas con otras tantas a tus espaldas que, además, pertenecen a otros tipos de géneros literarios. ¿Con cuál de estos géneros disfrutas más creando y por qué?

Lo cierto es que no disfruto de manera especial con un género determinado. Disfruto creando personajes a partir de las historias que me llegan para ser contadas, sea cual sea su género o carácter (histórico, de intriga, intimista…). Es por eso que cada una de mis novelas tiene no sólo caracteres diferentes, sino que incluso son de difícil clasificación, es difícil etiquetarlas en los géneros habituales, los cuales suelen atravesar de forma transversal. Es un inconveniente a la hora de definirlas, pero es mi forma de crear y no puedo (ni quiero) renunciar a ella.

 

¿Te consideras un hombre ecléctico? ¿Qué otros aspectos de tu vida te gusta cultivar y hasta qué punto querrías dedicarle el tiempo que le dedicas a la literatura?

Ecléctico, heterodoxo, heterogéneo y todos los sinónimos del mismo carácter. Es mi forma de ser, a la que me ha llevado el intentar comprender las distintas formas que tenemos cada persona de enfocar la vida. Así se refleja en mis escritos. Y la literatura es lo que en mi caso marca la forma de concebir la vida.

Aunque a día de hoy no es la que genera mis ingresos y las facetas laboral y familiar se llevan una gran parte del tiempo, mi vida está siempre en órbita literaria, básicamente de ficción. Considero los días como páginas de un libro y todo lo que me rodea es susceptible de quedar atrapado en las neuronas creadoras para ser transformado en literatura.

 

Estamos llegando al final de la entrevista, Fernando. ¿Le harías alguna recomendación a tus lectores antes de que abran el libro?

A la vista de los comentarios que me han hecho diversos lectores, recomendaría que tengan paciencia durante las primeras páginas del libro. Aunque al principio parezca que hay demasiados nombres y pueda resultar todo confuso, los hilos se van reconduciendo poco después y se engancha uno con facilidad a la trama, que va in crescendo a lo largo de toda la novela.

 


  • Nombre: Fernando García Pañeda
  • Género: ficción histórica
  • Bio: Fernando García-Pañeda (Bilbao, 1964) publicó su primera novela en 2002, Viento de Guerra (reeditada en 2007 con el título Las lágrimas de Eurídice), a la que siguieron la intriga contemporánea de Kismet (2005), las intimistas Tres Gymnopedias (2008) y Sueño y azar, con la que resultó ganador del Premio Alhóndiga de Narrativa Breve 2014. También ha publicado el libro de relatos de humor british-style, Gentes del Club (2012).La crítica le ha señalado como un escritor polifacético que maneja con destreza distintos géneros y que posee un estilo propio, culto y elegante. Su novela Todos tus nombres obtuvo en 2017 el Premio Caligrama de Talento, convocado por Penguin Random House Grupo Editorial.
  • Libro: Todos tus nombres

Disponible en: Amazon, Casa del libro, Fnac y Penguin Random House 

Compartir

Tregolam
Sobre
Tregolam

Empresa de Servicios Editoriales. Agregador de #Concursos Literarios y Becas, #ServiciosEditoriales, #Noticias, #Entrevistas, #Literatura

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies