Para qué sirve un Informe literario de una obra de narrativa

por Tregolam en Artículos Literarios, Tregolam
publicar libros online publicar libros online

Para qué sirve un Informe literario

Pones el punto final a tu novela, o a tu narración, o a tu libro de cuentos. Por una parte estás satisfecho con el libro escrito; más que eso, orgulloso. Y haces bien en estarlo. Has terminado una obra de narrativa, lo que es una empresa nada fácil. Crees que lo que has escrito es bueno, que tiene futuro, que quizá tu obra pueda encontrar una editorial para editar un libro, o ganar alguno de los cientos de premios literarios existentes o venderse bien como ebook autoeditado.

Pero por otra parte te ronda una cierta desazón: la incertidumbre de saber si la obra es realmente buena.

Entonces la relees, rectificas algunas cosas, añades más detalles… te obseciona la idea de publicar un libro y el asunto continúa oliéndote bien. Lo peor es que también persiste la comezón, la maldita incertidumbre. Así que sacas unas copias de tu obra–probablemente hayas actuado así siempre, lo hacen muchos escritores- y las repartes a tu círculo más cercano: tu pareja, algún familiar, un par de amigos. De acuerdo, está muy bien, es un paso casi obligado, parece positivo. Pasa un tiempo y comienzan a contestarte. Y no hay sorpresas porque están entusiasmados y te dan la enhorabuena. Si acaso, alguno te comenta que tal personaje ganaría si haces esto; o que tus frases le parecen un poco largas; o que si en la trama hubiera más agilidad la obra se devoraría con más placer todavía.

Fantástico. Les ha gustado a todos. Pero sin embargo tú inquietud continúa, ya que por varias razones dudas si creerlos o no: porque intuyes que todo que haces lo ven y juzgan a través de un prisma tan deformante como subjetivo; porque sabes que a nadie le gusta dar malas noticias y porque imaginas que a todos ellos les daría corte, si fuera el caso, decirte lo que de verdad piensan, por la sencilla razón de que es un asunto muy delicado y pudiera ser que te lo tomaras a mal. Tú les has metido en un charco y ellos salen de él como pueden.

En mi opinión, dar a leer una obra tuya a alguien cercano en el fondo es como pedirle –a veces exigirle, depende de la ansiedad con que se lo solicitas- que te diga que le gusta, que es maravillosa, que qué bien escribes. Y eso es engañarte a ti mismo.

Y además, incluso si son honestos y te dicen la verdad de lo que piensan, no van a saber explicarte de una forma ordenada y analítica lo que  es positivo y negativo de tu obra.

Saber si una obra es buena o mala o regular, o así o asá, es un deseo difícil de satisfacer por la sencilla razón de que, para gustos, colores. No hay criterios objetivos y aceptados universalmente para dictaminar los grados de calidad de una obra. Si los hubiera, todos los críticos del mundo coincidirían en sus apreciaciones sobre cualquier libro. Y eso no ocurre.

Pero sí que existen unos profesionales capaces de darte una opinión sobre tu obra lo más cargada posible de objetividad y desde el punto de vista del mundo de la industria editorial además: los lectores editoriales.

Si escribes narrativa, hayas publicado o no, y de verdad deseas conocer cómo es tu obra porque te das cuenta de que a partir de saberlo puedes mejorarla, y mucho, te aconsejo que encargues un informe literario a un buen lector editorial con experiencia probada.

¿Qué ganas al encargar un informe editorial? Como mínimo, esto:

  • Recibir un punto de vista, objetivo, profundo y profesional sobre tu obra. A ti, como a cualquier creador, te resulta imposible juzgar tu propia obra con la objetividad necesaria.
  • Conocer los puntos débiles y fuertes de tu obra, y por tanto podrás corregir los primeros y potenciar los segundos.
  • Gracias al informe, descubrir perspectivas y matices nuevos de tu propio trabajo, y sin duda conocerlo más profundamente.
  • Obtener una evaluación artística y comercial, además de recomendaciones sobre posibles reescrituras, comentarios sobre las posibilidades teóricas de publicación, e inclusive, sugerencias sobre editoriales que potencialmente estarían interesadas en una obra de esas características.

Hay muchos portales y particulares que ofrecen informes editoriales en la Red. Pero ¡cuidado!, porque como bien sabes, se vende mucho humo en internet. Compruébalo tu mismo. Haz unas búsquedas y verás como prácticamente nadie te dice el nombre del profesional que hará el informe, y mucho menos hace público su currículum.

Tregolam, el país de los escritores, te ofrece un servicio de informes literarios compuesto por un equipo de profesionales de contrastada experiencia, un trato personalizado y un riguroso control de calidad.

Si estás interesado, ponte en contacto con nosotros.

Estructura de los informes literario

1. Aspectos literarios

1.1. Sinopsis sintética (de 3 a 8 líneas)
1.2. Sinopsis (de 1 a 2 hojas).
1.3. Época, lugar y tiempo narrativo
1.4. Trama y estructura
1.5. Temática
1.6. Posición del narrador
1.7. Personajes
1.8. Diálogos

2. Aspectos lingüísticos

2.1. Construcciones lingüísticas
2.2. Lenguaje y estilo
2.3. Ortografía y sintaxis

3. Valoraciones y recomendaciones

3.1. Aspectos positivos generales
3.2. Aspectos negativos generales
3.3. Valoración y calificación literaria
3.4. Valoración y calificación comercial
3.5. Público potencial
3.6. Recomendaciones sobre posibles correcciones y reescritura.
3.7. Comentario global, resumen final y, en su caso, recomendación de editoriales

Tags

Compartir

Tregolam
Sobre
Tregolam

Tregolam, el país de los escritores. Agregador de #ConcursosLiterarios, #Becas, #Información, #Noticias, #Entrevistas, #Literatura

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies